jueves, 5 de noviembre de 2009

Panorama literario


Una gran escritora, hace escasos días (¿o fueron horas?), me dio un buen consejo acerca de la mentalidad positiva.
Sea porque es una persona a la que admiro y considero una amiga, o por mis propias circunstancias actuales, trato de poner en práctica ese consejo, y me encuentro en un período de relativa calma literaria. Desconozco si los avatares del destino me llevarán a que se desencadene la tormenta tras la calma, pero lo cierto es que, ahora mismo, contemplo mi futuro literario desde una óptica distinta y distante. Corrijo, escribo, leo, comento. No estoy para nada preocupado por las contestaciones de editoriales y agencias. En definitiva, de algún modo, me he dado cuenta (pero de verdad) que "tengo que ir a lo mío". Como una hormiguita que trabaja sin prisa, pero sin pausa.

Quería deciros estas palabras antes de lo que expongo a continuación: la respuesta de una joven editorial que me ha contestado al cabo de unos cuantos meses. Ofrece una visión deplorable de la situación editorial y, me apetecía compartirla con vosotros a ver qué opináis. Pero, sin deprimirse, ¿vale?
Porque me parece que el Dan Brown va a poder comprarse unas cuantas castañas asadas estas Navidades sin problemas.
Un saludo.

>>Cuando …creamos la editorial…., teníamos un proyecto en mente que desgraciadamente en estos momentos no podemos llevar a cabo…
…Como le indico, una cosa son las ideas y otra bien distinta la realidad. En nuestro caso el choque con la realidad ha sido verdaderamente decepcionante: Escasos puntos de venta, porcentaje de devoluciones altísimo, poca o nula rotación del fondo, elevados margen para los distribuidores y las grandes superficies, elevadísima presión en los puntos de venta de los grandes grupos editoriales, espectaculares caídas de las ventas y del número de visitantes en librerías, poquísima profundidad de los fondos en las librerías, escasa visibilidad de títulos de poca rotación, etc.

Ante este panorama y antes de rechazar todos los libros que nos habían ofrecido, decidimos apostar por un nuevo formato, el del libro electrónico o ebook con posibilidad de impresión a medida.

Para evaluar la viabilidad comercial de la propuesta encargamos a una empresa auditora un estudio de mercado y el resultado nuevamente ha sido decepcionante. Nulas o escasísimas ventas, coste de la producción soportado por los autores, y en más del 97% de los casos el comprador final del libro es el autor o sus familiares y allegados.

Podríamos ofrecerle publicar su libro como ebook pero sentiríamos que le estamos engañando pues si bien el coste de dicha propuesta es nulo o muy bajo para ambas partes, la rentabilidad es también escasísima o nula...

31 comentarios:

Deusvolt dijo...

Hola, soy yo, ja,ja.. Copio una pregunta de Silvia, para que aquel que esté ducho en estos temas pueda contestársela con la precisión que se merece, pues la creo muy interesante:
Silvia dijo...
Hola, Deusvolt. ¿Podría hacerte una pregunta? Verás, es que voy un poco perdida. Yo tengo registradas mis novelas en registro de propiedad intelectual, aunque también he entendido que hay un registro llamado ISBN. No entiendo de estos temas,y últimamente le estoy dando vueltas, pensando que igual lo del registro de la propiedad no es suficiente, que si para evitar el plagio es más seguro el ISBN (que por cierto, no estoy muy segura de lo que es jeje). Si sabes algo de esto, ¿podrías aclarar mi duda? Muchas gracias de antemano. Un abrazo!

Silvia dijo...

Muchas gracias por tu respuesta, Deusvolt!La verdad es que me ha quedado bastante claro que lo del ISBN es para libros ya publicados, por tanto este asunto lo deben llevar desde las editoriales, no? Oye, muy interesante lo del registro internacional de propiedad intelectual, no sabía que existía; aunque como bien dices, tiene más sentido para obras traducidas a otros idiomas; de todas maneras pienso informarme sobre ello. Muchas gracias de nuevo, amigo!

oriafontan dijo...

Me parece a mí que el panorma litariro será malo pero el de los discos parace todavía peor.

Bueno ya tenemos un consuelo y que las ventas de libro pese la crisis no parecen haber bajado apenas.

Que las pequeñas editoriales lo tienen muy complicado es indudable cómo también lo tiene una modesta empresa que fabrique galletas para poner sus productos en los puntos de venta.

No veo porque los de las galletas tienen que quejarse menos que los de los libros.

Solo el entusiasmo creador y no permitais que nada os lo quite.

Saludos y mucho ánimo.

B. Miosi dijo...

Sergio, el negocio editorial no es tan sencillo como pareciera, ¿no? no se trata de escoger buenos libros y llevarlos a las librerías después de editarlos, me refiero a escoger la portada, corregirlos, (que siempre la editorial contrata correctores de estilo) imprimirlo, distribuirlos y esperar a que se vendan.

Se trata de tener el olfato para saber en qué dirección ´va el mercado, cuáles son los mejores puntos de venta, qué t´pitulo resultará más llamativo a los lectores, conseguir programas de radio, revistas, blogs, tv, presentaciones, donde se hable del libro, y toda una serie de pasos que nosotros no sabemos.

Probablemente la editorial joven a la que aludes esté pasando por su propia crisis existencial debido a la falta de conocimiento en el mundo de la publicación, y ya sabemos que de buenas intenciones está plagado el camino hacia el infierno.

Dudo mucho que logren conseguir esa obra cumbre que se convierta en best seller como parecen estar esperando. Una editorial requiere de mucho esfuerzo y conocimiento detrás. Si no, cualquiera de nosotros podría poner una.

Haces bien en dejar la presión y dedicarte a lo tuyo: escribir. El momento llegará, y debes estar preparado.

Un abrazo,
Blanca

Ithur dijo...

Deusvolt, todo está fatal ahora, y no es menos que el negocio de las editoriales se resienta.
Yo por ahora a seguir en mi nube, hoy he recibido la prueba de la portada, y me parece que yo sea un egocéntrico (mi nombre aparece en portada, lomo y sobre la sipnosis).
No me ha dejado demasiado contento, pero la ilusión sigue ahí XD.
Deseo suerte a aquellos que intentáis editar, es dificil, pero aunque esté el panorama como está, no hay que rendirse.
Saludos.

MiánRos dijo...

Se están cerrando negocios, inmobiliarias, miles de autónomos están en paro o han vuelto a ser empleados. Empresas de gran prestigio están recortando personal y las que intentan mantenerse a flote hacen lo que pueden con sus operarios (adaptarse a horarios y expectativas de choque). Razón demás, para el sector editorial esté pasando el mismo bache que todos los ciudadanos de a pie de este santo país, vaya.

No en vano demos crédito al sueño y a aquellas editoriales que siguen y seguirán ahí; quizá alguna nos distinga entre tanta polución "crisiática".

El que esté libre de sueños, que tire la primera piedra...
Una entrada hosca pero necesaria, qué carajo.

"Y por decir lo digo, no lo digo por decir." (Mián Ros)

Daniel DC dijo...

Me alegra que hayas visto una de las realidades del mundo editorial; te ayudará a mantenerte sereno.

Lo importante es no caer en la ansiedad; mantén tu trabajo habitual sin abandonar la escritura. Cuando las cosas tienen que suceder, sucederán; así funcionan las leyes Universales.

El problema que mencionas de la editorial, es la repercusión como onda expansiva de la crisis que atravesó Estados Unidos. La economía de este país, se esta levantando de nuevo, pero los coletazos siguen afectando a otros países. Eventualmente todo regresará a la normalidad.

Ánimo mi estimado amigo.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Marta Abelló (martikka) dijo...

Yo también estoy un poco como tú, así que con tu entrada me he visto reflejada de nuevo ¿será que andamos en la misma onda? Deepak Chopra hablaba del "desapego" para conseguir un objetivo. La intención existe (la nuestra), pero a la vez hemos de tener desapego por el resultado, pues existen diferentes caminos por donde éste puede darse.
¡¡Abrazos!!

naTTs R dijo...

Creo que no es tan malo como lo pintan. La gente compra libros. La gente ama a los libros. Lo que pasa es que los hay muy cobardes, y prefieren aferrarse a la crisis, (blanco de todas las culpas) y cambiar un poco el formato de las cartas de rechazo, que ya está todo muy visto.

En fin, Deusvolt, que cualquiera diría que mañana es el apocalipsis. Si yo hubiera recibido ese mensaje (como empresaria en formación y como persona con dos dedos de frente) me reiría hasta llorar y después aconsejaría a la susodicha editorial que si tan crudo lo ve se desinscriba del registro mercantil y deje de gastar luz enviando esa clase de mensajes inútiles. Es que le amargan el día a cualquiera, la verdad.

No digo que no hayan bajado las ventas, pero por favor, no dramaticemos, que con ese pesimismo es para salir corriendo.

Amigo, lo mejor que puedes hacer, tal y como te han aconsejado, es centrarte en lo tuyo, en tus escritos, tus correcciones y tus ideas, que el resto si viene pues bienvenido sea, y si no siempre te quedará la satisfacción de escribir. Es algo que olvidamos en cuanto empieza la carrera por publicar: la causa primera que nos llevó a escribir. No pierdas de vista ese deseo y aférrate a él, porque el resto es imprevisible.

Besos,

naTTs

Malube dijo...

Lo que cuenta esa editorial es el drama de muchas pequeñas. Y es por tanto el drama de los noveles por una razón: a diferencia de en otros sectores empresariales donde se contrata jóvenes talentos (entre otras cosas porque son baratos)para ver si sacan algo que los diferencia del resto y se les da la oportunidad de prosperar, en el sector editorial ocurre al revés. Las oportunidades a los noveles se las dan las pequeñas editoriales que en muchas ocasiones (las que no son piratas) las fundan amantes de la literatura con expectativas de ganar dinero pero también con vocación de servicio; las grandes a los noveles ni los miran, salvo alguna excepciñon que confirme la regla, como si fueran pulgas molestas que hay que sacudirse. Por tanto, si la existencia de las pequeñas está amenazada, que lo está, el futuro de los noveles, por buenísimos que sean, se vuelve muy negro. Lo que cuenta esa carta no es inexperiencia de la editorial, es la realidad cruda de la mayoría de las pequeñas, que no pueden luchar en igualdad de condiciones con impergrandes máquinas editoriales.
Pero nos queda nuestra vocación, escribir, hacerlo lo mejor posible, y deleitarnos en ello, hasta que algún día cambie la situación.

Lola Mariné dijo...

Sergio, no sé que editorial es esa de la que hablas, pero supongo que en esto momentos las cosas no son faciles para iniciar cualquier tipo de negocio y no les debe ir muy bien.
Pero no te desanimes por eso. Hay editoriales más afianzadas que siguen publicando y les debe resultar rentable, ni no, no lo harian. Lara decía en los Premios Planeta que la crisis no se nota en el libro, y Herralde decia lo mismo hace unos meses.
Asi que animo y a seguir luchando.

Daniel DC dijo...

La crisis no sólo afecta a los más pequeños:

Borders (la segunda librería más grande de Estados Unidos) cerrará 200 sucursales debido a la baja en la compra de libros; la mayoría ubicada en centros comerciales y aeropuertos.

Harper Collins (una de las 10 editoriales más poderosas de Estados Unidos), cerró su división en español.

Pero Amazon.com (el portal de compras más seguro del planeta), está incrementando las ventas de sus productos.

¿A qué se debe esta paradoja?

El incremento en los precios del combustible y la crisis inmobiliaria y bancaria está logrando que la población en Estados Unidos haga sus compras desde la comodidad del hogar o trabajo a través de la Internet.

Ahora con la facilidad de la telefonía celular, equipos como el Blackberry y iPhone, permiten que hagas transacciones desde la palma de tu mano.

Con respecto a la pregunta de Silvia, algunos tienden a confundirse entre los derechos de autor y el ISBN; el autor es dueño de la obra hasta que venda los derechos de distribución. El ISBN es el número estándar asignado a los libros para su comercialización. La empresa que posea el ISBN de un libro, es la dueña legal de la obra en el territorio asignado.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Deusvolt dijo...

De nada, Silvia. Como te expliqué, lo del Registro internancional me lo dijo Francisco Gijón, pues yo no sabía que existiera. Lo cierto, es que con el REgistro de la Propiedad ya está protegido el libro, pero si hubiera un plagio en algún país, creo que tendrías que pagar un abogado en ese país, mientras que con el otro registro (internacional) estarías amparado por la sociedad de autores o algo así... ¡¡Fran si estás ahí contesta que tú sabes más de esto, ja,ja..!
Resumiendo: que si no vas a traducir, haz el registro en la propiedad intelectual. Lo del ISBN es para la comercialización y distribución de libros, entiendo.

Gracias Oriafontan. Es cierto: el panorama es desalentador a todos los niveles. Hay familias que lo están pasando muy mal, pues dependían de pequeñas empresas. Pero nosotros, como también dijiste, contamos con el entusiasmo y la creatividad, y ambas son enriquecedoras.Un abrazo.

Deusvolt dijo...

Blanca, sabias palabras.
El negocio editorial es lo que es: un negocio. Independientemente de cómo de mal esté la situación no dejo de sorprenderme por la actitud de algunas editoriales. No se puede pretender "colgar" un libro para distribución en la red y esperar a venderlo como pipas. Hay que tener un trabajo detrás, muchos contactos, mucha promoción, y claro está, que el libro merezca la pena. Hace poco empecé a leer un libro de una editorial semejante a la de la entrada y descubrí con pesar numerosas faltas en el texto. No me molestan tanto las ortográficas, si no la poco decencia de no haberse molestado en corregirlo como Dios manda, es decir, trabajando y puliendo toda una serie de fallos que desprestigiaban el libro a mi parecer. Publicar no es tan sencillo, no es la panacea. Por eso: yo a lo mío. No se trata tampoco de dejar tus obras en manos de cualquiera, con el ansia de publicar. Guardaditas en un cajón están bien, esperando que llegue su momento.
Es una romántica visión de una "virginidad" literaria, ja,ja.. No me entendáis mal, no se trata de llegar a la Noche de Bodas indemne, pero sí al menos, con alguien (una editorial) que merezca la pena. Como poco cierta seriedad, ¿no?
Un beso, amiga.

Deusvolt dijo...

Hola, amigo Ithur.
¿No te gustó la portada? ¿Se lo has comentado a la editorial? Prueba a sugerir algo, tal vez, lo tengan en cuenta.
De todas formas, creo que esta publicación te abrirá muchas puertas, siendo como eres un autor muy creativo, con mucho "stock" detrás.
Ánimo Ithur, que te veo algo nerviosillo. Tú puedes.

Gracias, Mián Ros, como siempre muy cabal y sensato. Oye, de nuevo enhorabuen por ser uno de los ganadores del concurso de relatos Tolky Monkys. Estás hecho un fenómeno.
Pongo el enlace de tu genial blog para el que quiera echarle un vistazo a tal distinción que, sin duda, te mereces, amigo.
http://mianros.blogspot.com/

Deusvolt dijo...

Gracias por tus amables palabras, Daniel. Creo que son buenos consejos también. La ansiedad no es buena compañera de la creatividad, la empaqueta, la encierra y le resta la libertad necesaria para que sea algo bonito y divertido. Y yo, escribiendo, quiero pasarlo bien (es un decir porque a veces, lo paso fatal).
Un abrazo, amigo.

Martikka, sabias palabras también las tuyas. Me alegro de que estemos en sintonía. Lo que he descubierto con todos vosotros, amigos, es que hay muchas cosas que nos unen, ¿verdad?
Volviendo al tema, Martikka, pues eso que dices de ser capaz de distanciarse es algo muy profundo y revelador. Yin y yang, hasta en la escritura. La pasión de la creación y la frialdad de la corrección y la publicación. El "tira y afloja" de la vida que nos rodea.
Un beso, amiga.

Deusvolt dijo...

naTTs, qué razón tienes. Pues yo, como dije, estoy viviendo un tiempo de calma serena en la que no me preocupa la publicación. Es más, estoy tranquilito, a mi rollo.
Pero está bien tu puntualización: si no lo ven claro, lo mejor es no embarcarse en un negocio así. Creo que si bien, nosotros como noveles, nos precipitamos en "pescar" cualquier editorial, ellas (algunas) no nos van menos a la zaga. Porque no se puede pretender poner un pie en el mercado y convertirse en una Random o una Plaza y Janés. Hay que preparar el camino, establecer estrategias, sondeos y crear una red donde puedas competir con un cierto producto que pueda tener salida.
No sé, lo digo desde el desconocimiento. A mí me interesa escribir. Un abrazo, naTTs-.

Deusvolt dijo...

Malube, qué buen análisis has hecho. Es cierto, el mercado editorial, al que tanto insisten en llamar precisamente eso: "mercado", tiene por contra la rara manía de no dejar acceder a los noveles a las grandes "empresas" aunque sea con peores sueldos. ¿No ven que son los noveles (no hablo de edades) el futuro mercantil de su negocio?
Pues no. Insisten en considerar a los noveles como tú has dicho en: moscas molestas.
Por eso, la conclusión de tu comentario me parece genial: nosotros a escribir y a disfrutar escribiendo, que ya cambiará la dirección de la brisa y empujará nuestro barco.
Un beso, prima.

Gracias, Lola por los ánimos. Esperemos que el señor Lara tenga pronto un acceso de fiebre (no me refiero a fiebre de enfermedad) y entonces, cual Quijote, decida ordenar a su grupo que de una oportunidad a los noveles. Quizá tenga miedo de hacerse más millonario todavía, ja,ja...
Un beso, amiga.

Daniel, interesante comentario sobre el mercado editorial estadounidense. El mundo está lleno de paradojas. Lo cierto es que España recibe el influjo de Estados Unidos con años de retraso. Algo así, como una ola que llega a la orilla de la playa cuando el barco no se ve en el horizonte. Por eso, de momento, nadie se atreve a dar el paso literario en ciertos aspectos, pero todo llegará.
Gracias por tu contestación del ISBN, sé que estás más puesto que yo en esos temas.
Un abrazo, amigo.

Silvia dijo...

gracias Deusvolt. De hecho he telefoneado esta mañana al registro de propiedad intelectual y me han dicho que las novelas quedan protegidas ya sea aquí que en EEUU (menos mal jeje). En el caso de traducir, he preguntado que si una vez traducidas al inglés se tienen que volver a registrar, y me han dicho que no es necesario. Lo que sí he hecho es informarme de precios de traducción (alucinante, alrededor de 0,11 euros por palabra; yo imposible hacerlo, no me lo puedo permitir jaja) por tanto nada de cruzar el charco por ahora jeje. Un abrazo y muchas gracias por ayudarme a aclarar las dudas de isbn etc.

Deusvolt dijo...

De nada, Silvia. De hecho, yo también pregunté lo mismo que tú en su día (acabo de recordarlo). La obra inscrita en el registro de la Propiedad Intelectual está protegida también en el extranjero (no sólo en la Comunidad Europea) por acuerdos y convenios internacionales, no obstante, desconocía la existencia de ese otro registro internancional del que hablaba antes, y que parece, ser un "seguro extra".
Preguntando se aprende, y respondiendo también, je,je..
Un saludo.

Isis dijo...

Hola amigo.

Ya te lo adelanté en su momento: el lío este de las editoriales, registros y demás temas de ISBN es para tener miedo, en serio, mucho miedo.
No puedes estar seguro, incluso después de haber publicado, ni del numero de los libros que has vendido. Preguntas por un libro en cuestión y no quedan, y el autor sabe que hay, luego para que tienen en stop tus libros si la gente desea comprarlos y no los encuentra?.
Y además, nunca coincide el numero que tú tienes en mente en cuanto a ventas, con el de la editorial. Es muy extraño, mucho.

Besicos.

Maribel dijo...

Pues, lamentablemente te voy a decir más de lo mismo, Deusvolt. Esa contestación de la editorial podría ser la contestación de cualquier editorial pequeña. Lo tienen muy crudo, apenas pueden defenderse, les ponen trabas para meter sus obras en las librerías importantes y mil problemas más, que unidos a la crisis... Te puedes imaginar.
Resulta un poco deprimente para un autor esa retahíla de calamidades, pero hay que ser realista, a la vez que perseverante, una cosa no quita la otra.
Creo que estás adoptando la postura adecuada, sobre todo no te agobies, las cosas irán saliendo.
Mira, te diré que esta mañana me han llamado por teléfono de una editorial para pedirme obra. Me he quedado a cuadros porque ni recordaba la propuesta que les había hecho, además, no es la forma habitual de responder, suelen hacerlo a través del mail. Pues bien, me han refrescado la memora (la propuesta la hice el 8 de octubre) y ya les he enviado el manuscrito (se trata de una novela juvenil que quieren valorar). Con esto quiero decirte que por parte nuestra no hay que dejar de insistir, aunque seamos ignorados muchas veces o recibamos respuestas trágicas como la que te ha dado esa pobre editorial.
Y paciencia y buen talante para aguantar lo que te echen, porque el que te pidan obra no quiere decir que la vayan a publicar (de hecho, la mayoría de veces no las publican).
Ánimo, sigue en tu línea y un abrazo.

MiánRos dijo...

Qué detalle. Gracias por poner el enlace de mi blog.
Estás empezando a ser más que grande.
¡Venga ese cuerpo que te pegue un abrazo, leches!
Mil gracias de nuevo.

Ithur dijo...

Deusvolt, tras comentarlo con la editorial, he decidido confiar en su criterio, aunque ellos me han dicho que si quiero pueden hacer otra (aunque eso atrasaría el lanzamiento del libro), pero de momento sólo quiero que esta horrible espera acabe,que sea rápido y sin dolor, porque me está consumiendo ya.
Cuando sea un gran escritor recordaré esto y me reiré XD (a ver si arranco primero).
Saludos compañero, veo que el blog está vivo. Enhorabuena.

Deusvolt dijo...

Querida Isis, ese tema que has comentado (lo del lío de la venta real y los datos que recibe el autor) es otro añadido más de la desprotección del autor en manos de las editoriales. Pero, como suelen decir por aquí: "no se puede estar con miedo, y en la cárcel" Ja,ja... Un abrazo, amiga mía.

Enhorabuena, Maribel, por esa llamada. Desde luego no es normal que te llamen para pedirte un manuscrito, luego es señal de que les interesa. Que vayan a publicarlo sabemos que es más complicado, pero bueno, ahí está esa posibilidad, más grande todavía conociendo el interés previo.
Lo de las editoriales pequeñas es un drama en algunos casos. El mayor problema que les veo yo y otros compañeros es el de la distribución. Independientemente de la cantidad de libros que hagas en una tirada, si tuvieras garantizados una buena distribución y una buena colocación de esos libros en las librerías y centros comerciales, tendrías muchas más posibilidades. Lo cierto es que para encontrar libros concretos de pequeñas editoriales tienes que ir a megalibrerías o al Corte Inlgés. En los centros comerciales es casi inviable y en las librerías medianas tampoco. El otro punto es dónde colocan esos libros. Normalmente muy alejados de las "zonas calientes de venta."
¡Mucha suerte Marible con ese manuscrito! Un beso.

Deusvolt dijo...

MiánRos, no tiene importancia. Acepto el abrazo encantado, pero cuando alguien lo merece, lo merece.
Un saludo y felicidades de nuevo.

Ithur, creo que has tomado una sabia decisión. Con el tiempo mirarás atrás y te reirás de tus dudas. Y no te consumas, pues no tienes señales para hacerlo. Están manos a la obra con: ¡¡tu libro!! ¿Quién te lo iba a decir?

Pues eso, mucho ánimo.
P.D. ´Sí, estoy muy contento con la respuesta de todos vosotros en el blog. ¡Muchas gracias!

Francisco Gijón dijo...

CADA "NO" NOS ACERCA A UN "SÍ". En tiempos caducos es lógico que las editoriales no apuesten por la calidad. Pero ¡ojo!. No todo el monte es orégano (también hay tomillo y romero). Recomiendo a todos los que escribís lo hagáis sin prisa y sin pausa, buscando la calidad y sin olvidar que el idioma es el río que nos lleva: la gran orquesta del castellano (en la que aún se escuchan trompetas latinas y el caramillo griego) no puede ser interpretada de cualquier manera por un escritor sin partitura. El escritor debe echarse a la corriente del idioma, nadar en las mareas de la lengua y si naufraga, convertir el naufragio en una Odisea.
Hay que hacer literatura dentro de la literatura, porque si no se dice más de lo que se dice... al final no se ha dicho nada.
LA literatura es el arte en la palabra. Dan Brown tiene éxito y yo lo aprecio y reconozco (aunque el escritor de verdad trabaje como un relojero, todos aspiramos a que nuestros libros se vendan como preservativos).
Expresarse mal es masacrar el propio idioma. Yo os digo que es un buen momento. Todos son modas, y la moda de los periodistas escritores y de la literatura leve pasará. Los grandes se nos han muerto o están ya viejitos. Preparémonos para relevarles. No hay escritor que alcance el reconocimiento antes de los 40 años (si no tiene padrino, y ni siquiera ésos tienen tanto éxito: acaban en periódicos y como contertulios de Antena 3).

La paciencia es la madre de todas las virtudes.

Porque... estamos hablando de literatura ¿no?.

Yo he recibido ahora respuesta de varias editoriales rechazando mi Napoleón por la crisis sin saber que dicha obra está ya vendida fuera de España y apalabrada dentro (estoy corrigiendo determinadas partes y tengo firmado un pre-contrato): hasta que el resultado final no sea satisfactorio para todos yo no pongo el autógrafo, que luego ya se bien lo que pasa.

Besos y abrazos a todos (y especialmente a todas)

Francisco Gijón dijo...

ME HE DEJADO UNA COSA.

En lo que respecta al EBOOK no os dejéis liar.

Con el programa más cutre (pongamos FRONTPAGE) os hacéis una web. Por 40 euros al año la tenéis descolgada.
Habláis con vuestro banco (o directamente con PAYPAL, que siempre dice SI a todo) y descargáis gratis los 3 primeros capítulos de la obra.

Le ponéis al libro un precio simbólico: 3 euros por ejemplo. ¡¡Y TENÉIS ROYALTIES EN TIEMPO REAL, SIN TRIBUTAR A HACIENDA Y SIN INTERMEDIARIOS!!.

Os lo digo en serio: internet es una revolución que todavía no ha comenzado. Las editoriales acabarán por caer si no ofrecen calidad y buenos precios (20 euros por un libro es un robo a mano armada) y pagarnos a los autores una vez al año sin dejarnos ofrecernos datos de ventas fiables una estafa aún mayor (yo porque tengo amigos en CEDRO, que si no...).
¿Sabéis lo que he cobrado yo de EL SECRETO DE NICEA hasta la fecha?. 720 euros. Los 600 primeros en dos partes y un mes después de que la novela fuese publicada. Contrato incumplido desde el primer día. Y lo que me queda por cobrar de los royalties de 2008 sigo sin percibirlo.
Lo que hay es mucha mediocridad en este mundillo y lo que tenemos que hacer es concentrarnos en lo nuestro y echarle tanta imaginación como en nuestras historias.

Deusvolt dijo...

Jope, Fran, me ha gustado mucho tu comentario. Creo que es para enmarcarlo. Lo que pasa es que son tantos los temas que tratas que necesitaría un papiro de dos metros para responder, ja,ja...
En fin, de lo que has dicho me quedo con lo de que al final, la calidad tiene que triunfar. Porque las cosas precocinadas en microondas están bien para saciar el hambre en un momento, y por la comodidad de no tener que pringar la cocina, pero si quieres comer de verdad, degustar y padalear se necesita un poco de cariño, conocimiento, y fuego lento.
Como tu dijiste: porque ¿estamos hablando de literatura, no?
Pues eso digo yo, a veces, parece que se ha perdido un poco el norte. Hablamos de literatura.
Un abrazo y gracias por el comentario.
P.D. De vergüenza lo de los honorarios y la falta de transparencia en las cuentas. No sé cómo se tiene tan poca seriedad en los tiempos que estamos.

Xavier Borrell dijo...

Que el panorama literario no está bien para los pequeños no es ninguna novedad, pero que te pongan eso como excusa para no publicarte lo veo muy mal.

Deusvolt dijo...

Ji,ji...en eso estoy contigo, Xavier. Pero bueno, uno a estas alturas ya anda curado de espanto.
Gracias por pasarte, amigo.
Un abrazo.