viernes, 12 de marzo de 2010

Popurrí de noticias

Como os decía en la anterior entrada, he empezado a colaborar con una página de reseñas bastante conocida: se trata de Llegir en cas d'incendi. Fue el amigo Xavier Borrell el que me lo propuso y de momento estoy contento porque es una experiencia nueva en la medida en que escribir reseñas para otros me produce una sensación cuando menos extraña. Si queréis echarle un vistazo a mi primera colaboración os dejo el enlace: reseña de Cadáveres, de Norbert Horst.
En otro orden de cosas, la semana pasada recibí una agradable sorpresa: Daniel de Cordova tuvo la amabilidad de regalarme un ejemplar dedicado de su obra “La estrella de David”, una novela corta centrada en la fuerza de la amistad en medio de la barbarie nazi. ¡Gracias, Daniel! La edición es una pequeña maravilla.
Por si os interesa, el siguiente libro que vamos a comentar en la tertulia “El escarabajo palabrero” (para abril) será “El gran Gatsby” de Francis Scott Fitzgerald. Creo que mi objetivo para este año de leer a grandes de la literatura está yendo por buen camino. Lo que me deja perplejo es comprobar la escasa calidad literaria en algunas novelas actuales y que, para colmo, consiguen increíbles cifras de ventas o han sido ampliamente premiadas. Por otro lado, pienso que el alternar en mis lecturas a grandes escritores (estoy leyendo también otros libros aparte de los de la tertulia y los de las reseñas) me está volviendo más riguroso y espero que sea bueno para mi formación literaria.
Lo que sí es cierto es que me he topado con un escollo: acuciado como estoy por la falta de tiempo, no puedo escribir. Sin embargo, me he marcado la meta de empezar con mi nueva novela a principios de julio, cuando termine de coordinar la tertulia literaria. Sé que para aprender a escribir es necesario escribir, pero de momento sólo puedo dedicarme a las reseñas y a relatos breves con los que saciar la “sed”. Para alguien que no vive de la literatura hay otras prioridades, la primera, claro está, la familia.
¡Ah!, ¡antes de que se me olvide! Lo que quería deciros en la entrada: realmente me estoy dando cuenta de que es crucial plantearse qué tipo de escritor se quiere ser. Cada vez estoy más decidido a ser un buen escritor. Uno puede plantearse publicar a toda costa, hacer “literatura comercial”, lo cual es muy respetable. Pero definitivamente esa no va a ser mi actitud. Ya os dije que soy una persona bastante terca, y quizá eso me cueste que no consiga publicar, por lo menos a corto plazo (sé que puede sonar presuntuoso o contradictorio). Lo cierto, es que mi nuevo manuscrito empieza a cobrarse los primeros rechazos, no en la fase de lectura, si no en la de propuesta. Hay poquísimos interesados, pero sobre todo lo que abunda es el silencio y la indiferencia. En España, por desgracia, hay muy pocas agencias literarias, y además en mi caso (y en el de muchos), si no me leen, es casi imposible publicar por esa vía.
Cambiando de tercio, quisiera señalar otras noticias (que me han llamado la atención).
Una es de Marta Querol, nuestra querida Malube, que ha conseguido que reediten su excelente novela “El final del Ave Fénix” en la editorial Aladena. Os invito a visitar su página web recientemente estrenada.
Otra, es la de un joven escritor del que ya os hablé hace tiempo, Juan Jesús Hernández, autor de la novela fantástica “La ira del Dios oscuro”, cuya segunda obra ha sido también escogida por la editorial Eldalie para ser publicada. Poco a poco va labrándose un gran camino. Os dejo un enlace donde podéis ver su puesta de largo ante el público.

Y por último, la noticia de Blas Malo Poyatos, compañero y amigo de aventuras literarias con el que compartimos (al igual que con Marta y Juan Jesús) un rinconcito forero en Bibliotecas Virtuales, creado por Montse de Paz, que hicimos nuestro, y cuya novela “El esclavo de la AL-HAMRA” será publicada en breve por una gran editorial (cuya identidad de momento no ha desvelado el muy jodío). A Blas ya lo seguís muchos de vosotros en su excelente blog.
Bueno, hay más noticias, pero también habrá nuevas entradas, no quiero cansaros.
¡Saludos, amigos!

39 comentarios:

Blas Malo Poyatos dijo...

¡Menuda sorpresa, Sergio! Gracias por mencionarme, ¡pero si aún soy un novel tembloroso! Y como lector, aún tengo pendientes miles de libros. Me alegro que poco a poco te estés incorporando a un mundo apasionante, como Armando Rodera. ¡Tiempo! ¿Quién tiene tiempo en esta Era Moderna? Sólo los que padezcan insomnio, porque durante el día... ¡buff!

Espero de verdad que alguno se quite la venda, y descubra tu talento, que es más del que crees. ¡Tu escritura emociona! No lo olvides.

Un abrazo

Ithur dijo...

Deusvolt, sorprendente encontrarme con esto en medio de tanto XD. Gracias.
Pues ahora estaba con el contrato,que llevo dos semanas con él y no lo he firmado (a ver lo que tardo en mandarlo). Si es que con tanto jaleo de exámenes y mi sequía, estoy últimamente muy dejado y sin tiempo de nada. Es esa mi excusa para mi ausencias de foros literarios y blogs.
¿Para cuando la reedición de la obra de Marta? ¿Hay fecha ya o sólo está aceptada?
Un abrazo tito, y saludos a todos.

g.l.r. dijo...

Enhorabuena, Sergio, sinceramente. Poco a poco, irás encontrando un hueco. Te lo mereces, tienes talento y ansías la calidad. No es el camino más corto, desde luego, pero sí el mejor.
Por cierto, ¡cuánto me gustaría ir a esa tertulia! Lamentablemente, la distancia...

Un abrazo.

P.S. Leeré las reseñas.

María N. Arteaga dijo...

Hola Sergio.
Ante todo buenos dias y buen fin de samana.

Que como siempre...¡chapó!. Sorprenderme de tu entrada no es la palabra adecuadada, original y generosa, si.
Muy buena, amigo. Espero que todo esté en su lugar, digo tu vida.

Besos de tu secretaria :-)

Maribel dijo...

Sergio, estás que te sales con tantos proyectos, no me extraña que no te quede tiempo para escribir. Seguro que esas colaboraciones (en las reseñas, tertulias, etc.) te enriquecerán muchísimo para cuando empieces la nueva novela. Toda piedra hace pared.
Y me alegro de las buenas noticias y publicaciones de tus amigos. Les deseo suerte.
Y por supuesto me alegro de que quieras ser un escritor en toda regla, no de esos que tratan de publicar a toda costa. Para ello se necesita muchísima paciencia, pero llegará.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Arlette dijo...

Dios mío Sergio, vas a dar ¡miedo! Y creo que equivocas la trayectoria, serías un extraordinario crítico literario, ¿dónde hay que firmar?

Un beso amigo.

Montse dijo...

Sergio, muy buena recomendación, estos libros los apunto a mi lista de no leidos y la verdad, es que se me acumulan, por falta de tiempo, pero , ya les llegará su turno, gracias por tu información y eres un buen critico.Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Sergio, acabo de leer la crítica de "Cadáveres" y debo admitir que es clara y contundente. Expones sin tapujos lo que te ha parecido como lector la novela, y es algo que muy pocas personas se atreven a hacer.

Creo que tu carrera en la literatura está centrada en el análisis y la crítica de libros, lo cual no estaría nada mal.

He leído El Gran Gatsby, también vi la película que hicieron de esa novela, en donde Robert Redford era el Gatsby y Mía Farrow la chica de la que él se enamora.

Es una magnífica novela, ambientada en los años veinte, en plena época de la instauración de la ley seca en Estados Unidos y lo más valioso de la novela, según parece, es el lenguaje que utiliza Fitzgerald, con el que refleja las costumbres y usos de la época.

Muy buena obra para una tertulia.

Y tienes razón cuando dices que la gran cantidad de títulos publicados se escogen pensando en el mercadeo. Algo así me vino a la mente leyendo tu crítica a "Cadáveres". Frases cortas, telegráficas, sin apenas incisos, para dar sensación de acción, cuando en realidad restan a la belleza del lenguaje, la literatura en sí misma, que es la base de toda obra escrita.

¡Uf! veo que me extendí demasiado, disculpa, Sergio,

Un beso,
Blanca

Sergio G.Ros dijo...

Es verdad, Blas: ¿pero quién tiene tiempo en los "tiempos" que corren? Muchas gracias por tus ánimos amigo, siempre me apoyas y me dices esas cosas tan amables, que me hacen revivir un poco de mi letargo.
Un fuerte abrazo, Blas. Por lo que a mí respecta te mereces más entradas, y más líneas. Darás que hablar.

Ithur, ji,ji.. más de lo mismo, ¿no? Poco tiempo y muy ocupado; pues repasa ese contrato y si se ajusta a lo que crees justo, firma, firma. Yo también estoy alejado de foros y blogs, por razones familiares, aunque hoy que he echado un vistazo he comprobado que hay cierto parón en los mismos, ¿será que hay épocas de más dinamismo y otras de más cansancio? En fin, que vas por buen camino, sobrino, ¡sigue así!
Respecto a lo que pregunta del libro de Marta, mejor que responda ella misma, aunque creo que saldrá como muy tarde para octubre.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Hola Gervasio, gracias por tus palabras. Ojalá muchos de vosotros estuvierais en la tertulia, sería fantástico y además podríamos conocernos en persona, pero no hay que desanimarse, quizá ocurra algún día, mejor que mejor, si es en la presentación de alguno de nuestros libros, ¿verdad?

Sergio G.Ros dijo...

También te deseo un buen finde, querida María, je,je... ¡tengo secretaria!, ¡qué bien! Bromas aparte gracias por el aliento que siempre me das, querida amiga. Todo está en su sitio, no te preocupes. Besos.

Muchas gracias a ti también, Maribel. Tengo muchas cosas entre manos, y no me estoy quieto, creo que me vendrá bien esa lectura concienzuda (y creo que la necesitaba además para evolucionar).Te deseo un buen fin de semana, descanso y alegría.
Un besote.

Sergio G.Ros dijo...

Hola Montse, me alegra que te haya gustado la crítica. Uff... ¡todo lo que tengo yo por leer!, ¡madre mía! Ahora mismo ando limpiando el despacho, y tengo un montón de libros por limpiar y por leer...ja,ja.. Muchas gracias por tu comentario, amiga, a ver si tengo un huequecito y me paso por tu estupendo blog a echar un vistazo a tus hermosas fotografías.
Besos.

Sergio G.Ros dijo...

¡Arlette! ¿Miedo?, ¿por qué? Ja,ja.. gracias por ese voto, pero me alegró mucho saber que hay estupendos escritores que han sido reseñadores de libros, por ejemplo, J.M. Coetzee, premio nobel de literatura, y otros muchos, en otros oficios como las traducciones: Cortázar, Murakami..
Ji,ji.. un beso para ti, querida amiga.

Blanca, estupendo comentario el tuyo. Estoy totalmente embutido en la fase de lectura, de análisis, de crítica, es cierto. Creo que lo necesito para dar un pasito hacia delante, para evolucionar como escritor. Así me he sorprendido de encontar a autores que utilizan voces narrativas, tiempos verbales, que yo, usaba por pura intuición. Eso me da una perspectiva, una seguridad. También el conocer por qué algo no me gusta, cuándo está mal escrito, cuándo hay errores. Creo que la lectura es una de las grandes olvidadas en el oficio de escribir de hoy en día, y lo digo sobre todo por mí, que quede claro. Debo llenar las lagunas que tengo para seguir avanzando. Y en esas estoy, querida amiga.
Respecto al resto de tu comentario, y a la literatura de mercadeo, como la llamas, chapó. Totalmente de acuerdo.
Por cierto, extiéndete lo que te dé la gana, Blanquita, sabes que siempre es un placer leerte y un honor tenerte por aquí.
Besos.

naTTs R dijo...

Aunque no tengas tiempo para escribir, de alguna manera lo estás haciendo: veo que andas metido en muchísimos proyectos relacionados con la literatura, y de eso solo puede salir algo bueno.

Es un fastidio esto de no disponer de un día con 30 horas, ¿verdad? Pero se hace lo que se puede, y siempre hay un minuto para leer, escribir o pensar en palabras. Lo importante es no perder el contacto.

Abrazos,
natts

MiánRos dijo...

Bueno, estar ocupado con reseñas, lecturas, tertulias y demás es muy positivo, pienso. Cuando vuelvas a escribir seguro que estás más curtido y todo lo que salga será sorprendente.
El caso es un "no parar", te felicito.

Un saludote, Sergio.
Mián Ros

Javier Pellicer dijo...

¿Verdad que es interesante el mundillo de las reseñas, Sergio? Yo también estoy saboreándolo en estos momentos, y animaría a cualquier escritor a que lo probara; hacer algo distinto siempre despeja la cabeza, una especie de "kit-kat" para que no sea todo escribir y escribir. Ya verás cuando pruebes las entrevistas; ¡eso sí es genial! Gracias a las entrevistas estoy conociendo a muy buenos autores y aprendiendo de ellos.
Enhorabuena por tus logros.

Sergio G.Ros dijo...

Es cierto, naTTs, qué pena que el día no tenga 30 horas; pero bueno, quiero creer que aunque no escriba mi novela por falta de tiempo, estoy en camino de conseguir un bagaje literario que será importante para cuando tenga tiempo de escribirla. Lo importante es no parar y estar relacionado con todo lo que huele a libro, ¿no? Un beso, amiga.

Miguel, espero que tus conjeturas se cumplan y las lecturas acumuladas sirvan para mejorar el nivel de lo que uno quiere expresar cuando se sienta a escribir. Ojalá así sea, amigo.
Un abrazo fuerte.

Sergio G.Ros dijo...

Buena reflexión, Javier. Fíjate que a mí lo de las entrevistas intuyo que se me da peor, no sé, no es lo mío, por lo menos a priori. Las reseñas me gustan más, en el sentido que se trata de verter lo que has "sentido" al leer un libro, pero estoy contigo en que es muy bueno lo de las entrevitas en la medida que conoces a otros autores, sus inquietudes, sus puntos de vista, sus métodos de trabajo. Te felicito a ti también por lo fecudno del camino emprendido, amigo.
Suerte y un abrazo.

Édgar R. Ahumada. D. R. dijo...

Estimado Sergio,

En algún otro comentario creo haber destacado que, al menos para quien esto escribe, tienes una visión preclara para la descripción de las obras de otros autores, y bueno, ahora lo reitero.
Me parece que tienes el concepto tan claro (más que eso), que unido ello a tu vena de escritor, resultan grandes reseñas las tuyas.
Me atrevo a decir, porque leo las de "profesionales" cuyos nombres no se van a mencionar aquí, que las tuyas son mucho mejores, por encima incluso que algunas cuartas de libros realizadas por las editoriales (que muchísimas veces redactan sin la opinión del autor de la obra).
Ahora, por otra parte, bien haces en desempeñarte en este sentido, creo que para escribir todo ayuda, pero, no vayas a dejar de generar tu propia creación literaria.
A estas alturas, ya muchos sabemos de tu valía, quien lo dude que lea la entrevista que publicas en este mismo blog, para conocerte un poco más, pero sobre todo, que lea lo que nos muestras aquí de tu propio repertorio.
Claro que con los conceptos que viertes en la entrevista, y que se ven aplicados en tus escritos, tú no eres un escritor "comercial", en el sentido que ya hablas en "Popurrí de noticias", no, tú vas por lo grande, a bucear en lo profundo de los mares.
Me despido, Sergio, no sin antes manifestarte mis respetos, colega y amigo, y el gusto por la nueva edición de Marta Querol. Enhorabuena a ambos.

Lola Mariné dijo...

Sergio, lo importante es que sigas en la brecha y no abandones tu gran pasión por la literatura,de una forma o de otra, ya sea haciendo reseñas, leyendo o escribiendo.
Todo lo que estás haciendo ahora te será útil cuando te pongas a escribir, y llegará tu momento, seguro.
FEliz domingo.

Marta Abelló dijo...

Tu popurrí está plagado de buenas noticias. La única mala es la de tu falta de tiempo para la escritura. Esto no está mal durante un tiempo, pero si quieres ser escritor has de escribir, lo demás es superfluo (a no ser que te dé de comer, o a no ser que como dice Blanca, tu camino esté en la parte de la crítica como en otros escritores está la del periodismo más que en la literatura). De todos modos, no te rindas con los rechazos. Es peor ser rechazado después de meses con tu manuscrito, después de haberlo aceptado. Rechazos al principio son menos rechazos. Los editores españoles no sé en qué están pensando con muchas de las obras insulsas y de poca calidad que publican. Para colmo, las ventas las legitiman; aunque habría que hacer una encuesta de quien consigue terminar de leerlas, y más aún, quien está totalmente satisfecho con ellas. Pero eso es harina de otro costal.

Un abrazo y adelante.

Malube dijo...

Qué gusto da siempre leerte, Sergio. Y menuda sorpresa me has dado. Te lo he dicho tantas veces en público y en privado que parece peloteo, pero es la verdad, eres bueno, en todos los sentidos, el literario y el personal. Los que te venimos leyendo y tratando (aunque sea en la red) desde hace tiempo, lo sabemos y valoramos. Solo falta que algún cegatón literario se dé cuenta de lo que está dejando pasar.
Pero como bien dices, es posible que si te empeñas en escribir bien no llegues a publicar. Qué paradoja ¿verdad? Al menos te sentirás mucho mejor contigo mismo y siempre tendrás una meta delante, un reto, porque nunca se alcanza la perfección. Yo también creo que la lectura es fundamental, y a ser posible variada, para contrastar y reconocer estilos, calidad narrativa, giros. Es una forma fascinante y maravillosa de aprender escribir.
Las ganas que tenemos todos de leerte algo más que un capítulo de tus obras, y lo que nos están haciendo padecer, a ti el primero.
Lo de las reseñas ¿qué te voy a decir? Ya te lo comenté hace mucho tiempo, que valías para esto. Eres MUY bueno, y seguro que si este mundo literario fuera más abierto, tendrías un lugar de honor seguro.
Pero sigo alucinada ¿eres un cruce entre el hombre orquesta, un pulpo y Harry Potter? Porque cuento las horas del día y no me salen las cuentas. Me acomplejas :(.
Haz caso a Blanca, y todos los que te seguimos. Tú vales para esto.
Solo puedo darte las gracias por tu mención. Efectivamente el final del Ave Fenix se reeditará en Octubre de este año por la Editorial Aladena. Muchas gracias a los que os habéis interesado.
Blas, a ver cuando nos dices la editorial, que nos tienes en ascuas.
Por cierto, aunque esto es algo atípico, aprovecho para preguntarle a Blanca y Esther si les ha llegado mi respuesta a su comentario en la web (sorry Sergio). Es que les he mandado una contestación y no sé si lo he hecho bien.

Sergio G.Ros dijo...

Jolines, Édgar: me has dejado sin palabras; sólo puedo decirte que muchas gracias por tener tanta fe en mí y en mis posibilidades. Yo, por supuesto, he leído reseñas de otras personas, como dices, de profesionales del sector. Algunas están muy bien escritas, gramaticalmente hablando, pero resultan frías, otras no me gustan nada, y otras, en cambio, he de reconocer que son muy buenas. No sé si lo que apuntas será lo que hace diferentes mis reseñas, pero yo no me obsesiono con ellas, ni nada de eso, sólo trato de verter lo "que el libro me ha hecho sentir o no sentir". Como dije antes, me anima saber que hubo, hay y habrá escritores que hicieron, hacen y harán reseñas de libros y comentarios sobre otros escritores. Pienso que el análisis es fundamental para hacerte una idea de las herramientas literarias, del por qué se usan. De todas formas, yo entiendo la escritura como un arte, que tiene mucho de oficio, pero que necesita un "clinch" para ser algo más. ¡Vaya rollo he soltado! Lo dicho, amigo, muchísimas gracias por tu aliento, amigo.
Un fuerte abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Excelente comentario, Marta (Abelló). Tienes más razón que un santo (una santa, en este caso): es una mala noticia no escribir, pero de no hacerlo hay que poner un límite. Por eso dije que me he puesto de tope el verano para comenzar la redacción de mi nueva novela, no más. Aunque yo no definiría como "superfluo" el resto, creo que sí estoy de acuerdo con el tono con lo que lo comentas, me refiero a que como apuntas: lo importante es escribir. Es verdad, querida amiga, ¡ainsss!! Pero bueno, no voy a decapitarme, quizá este escollo donde me he metido me dé nuevas perspectivas, ¿no?
Respecto a agencias y editoriales, ¡daría para muchísimas entradas!
Yo me he encontrado con novelas recién publicadas que ¡vaya tela! Mi próxima reseña quizá crucifique mi futuro literario, pero no me voy a callar!! Ya os avisaré.
Un beso muy grande, Marta y gracias por tu comentario.

Sergio G.Ros dijo...

Buff.. ¡vaya comentario el tuyo, prima Marta!, esta entrada me está dando muchas alegrías y sobre todo me está haciendo sentir muy querido por todos. Te agradezco mucho tus palabras, siempre me has apoyado, animado, y aconsejado cuando dudaba. No nos conocemos en persona, pero como apuntaba Blanca Miosi en su blog, esto del ciberespacio te reserva sorpresas maravillosas que permiten hallar amistades con verdadera química.
Creo que eres una amiga muy especila, querida Marta. Y una excelente escritora... Y no sigo que ¡hoy estoy sensiblón!
Besos y muchas gracias.

Malube dijo...

Bah, no me digas nada. Solo escribo lo que pienso. Igual que tú. Y sí, esa química existe. Mucho ánimo, que las cosas tienen que llegar.

Sergio G.Ros dijo...

Muchas gracias, Marta. Lo mismo digo, a ver si este año llega lo que te mereces. Besos.

Guillem López Arnal dijo...

Suerte con este nuevo periplo reseñador, aunque estoy seguro de que no la necesitas. El tiempo para escribir es un bien tan escaso que cuando por fin consigues meterte en el agua con los bártulos, más te vale sacar una buena pepita de oro. Al final uno descubre que de la rentabilidad vive la literatura, en muchos sentidos.
Cuídate, Sergio.

Tessa dijo...

Hola Sergio:
Me encantaria asistir a las tertulias que organizais con la lectura de libros, pero lamentablemente no puedo ir debido a la distancia que hay.

Enhorabuena por todos tus proyectos, la pagina de reseñas de libros la visitare a menudo.

Besos.
Tessa

Sergio G.Ros dijo...

Gracias Guillem por tus buenos deseos. Te doy la razón en lo de la rentabilidad en la literatura actual, ¡se podrían verter ríos de tinta sobre eso! Pero bueno, no es algo nuevo que vamos a descubrir ahora.
Por cierto, me gusta esa comparación con la pepita de oro, bueno, en cierta forma somos eso: buscadores de fortuna.
Un abrazo también para ti, amigo.

Hola Tessa,
pues yo también estaría encantado de veros en las tertulias, pero como bien señalas, la distancia es algo insalvable, aunque...siempre nos quedará el ciberespacio, ¿no?
Un beso para ti, amiga. Gracias por pasarte por ambos blogs.

oriafontan dijo...

Esas tertulias en un futuro y quizá con un patrocinador, podrías ponerlas en el blog y podríamos seguirlo todos en directo, estuvieramos dónde estuvieramos. Técnicamente es posible aunque imagino que costoso y eso pero bueno lo apunto como posibilidad.

Algo más real es felictarte como el resto pues siguiendo a Oscar Wile es más difícil realizar un crítica que escribir.

Te recomiendo el min ensayo de Wilde sobre la crítica.

Un abrazo

Sergio G.Ros dijo...

Pues no es mala idea, Oriafontan, pero ya he comentado otras veces que soy un poco negado para la informática, aunque entiendo que esa posibilidad existe, como tipo videoconferencia que es habitual en los entornos laborales de hoy día.
Por otro lado, gracias por tus palabras,tus ánimos, y recomendaciones. Como siempre.
Un abrazo, amigo.

Armando Rodera dijo...

Madre mía, Sergio, que popurrí más intenso!! Como dicen los compañeros no sé de donde vas a sacar el tiempo. De todas formas te felicito por tus logros, seguro que eres capaz de sacar todo adelante.

Entiendo lo que dices de aprender a escribir mejor y no pensar sólo en la publicación. Aunque también se ha comentado lo de que puedes llegar a escribir fantásticamente bien y no publicar, pero lo primero es estar a gusto consigo mismo y escribir la mejor novela posible.

Todas estas iniciativas te crearán un gran bagaje que te irá sirviendo para escribir, te lo digo yo. Nuestro momento ya llegará, de eso estoy seguro, y podremos disfrutar como enanos con una novela tuya en nuestras manos.

Alabo también tu generosidad al hablar de otros compañeros de los que hay que tener muy en cuenta por su firme caminar en el mundo de las letras.

Mucho ánimo para encarar todos tus proyectos. Un abrazo.

Jesús F. dijo...

hola compañero, ya he leído tu reseña, has sido un poco duro, je, je.
Estoy contigo en que desalienta esa imagen que te creas en la cabeza cuando no recibes respuesta, pero en mi caso trato de no desesperarme, siempre me acabo convenciendo de que quedan muchas otras vías que aún no he probado. de momento me ha funcionado este planteamiento con mi anterior novela.
un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues gracias Armando por tus ánimos; nuestros caminos son en parte paralelos. Creo que algún día esa suerte que nos es esquiva, cambiará, de golpe. Lo cierto es que he leído sobre varios escritores que pasaron por experiencias similares. Mientras el viento cambia de dirección tenemos que aprovechar y aprender todo lo que podamos: nos será útil.
Te deseo lo mejor, Armando, también confío en que pronto podamos tener un libro tuyo entre las manos.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Jesús: ¿duro? Bueno, reconozco que tal vez os tenía acostumbrados a opiniones positivas, pero te aseguro que he tratado de ser sincero y "subjetivo", y remarco lo de subjetivo porque es mi opinión, mi punto de vista, que se ha basado en observaciones que he sentido cuando leía esta novela.
Quizá esté equivocado. Aunque supongo que cuando se opina de un libro, no hay opiniones buenas, ni malas, sólo opiniones.
Tu filosofía para afrontar los rechazos editoriales me parece buena. Te deseo suerte, amigo.
Un abrazo.

Marien dijo...

Un amplio abanico de posibilidades y tareas. Está muy bien tu decisión de hacer lo que realmente te aperece, pero no dejes de escribir que luego te dan agujetas.
Besos

Sergio G.Ros dijo...

Ja,ja.. Marien, me ha hecho gracia eso de las agujetas, pero creo que tienes toda la razón del mundo. ¡Te tomo el consejo! Un beso, y gracias por el comentario.

Esther dijo...

Pues, sin temor a que me tires con algo por la cabeza, por atreverme a traer la biología(jeje), cuento un cuentito con moraleja:
Se llama "glicólisis" a una ruta metabólica productora de ATP (energía útil celular). Es una de las más ubicuas e importantes en toda la escala biológica. Consta de más de diez etapas. Curiosamente, en las primeras etapas ¡gasta ATP! Sí, en vez de producirlo, lo gasta.
Ese gasto en las primeras etapas permite que, llegando al final, se fabrique el doble de lo que se gastó.
Ganacia pura, entonces.

Dele para adelante, compañero, con eso de leer y leer. Dele para adelante con eso de reseñar. Ambas cosas constituyen una inversión que luego le permitirá ganar el doble del tiempo que ha empleado. Digo, cuando llegue el momento de volver a la escritura.

Como dicen... Mmm... Creo que el dicho original es italiano: «Despacio, que estoy apurado».

Otro sí: no bajes los brazos con la calidad de tu escritura. La buena literatura también es comercial. ¿Por qué no lo sería? Veamos las cosas en perspectiva: seguro que las editoriales o las agencias rechazan buenos manuscritos; pero también rechazan malos. Seguramente el porcentaje de malos rechazados es muy superior al de buenos rechazados.

¿El resto? Lotería, amigo, lotería.

Más, como se sabe, al azar hay que ayudarlo, ¿no?

Cariños!