miércoles, 20 de enero de 2010

Un pequeño cambio


Esta entrada no tendría por qué ser siquiera una entrada, pero quería comunicaros que apartir de ahora he cambiado mi perfil para que aparezca mi nombre real: Sergio G. Ros en vez de mi nick Deusvolt.
Creo que el cambio tiene sentido en cuanto que sirve un poco para darme a conocer, ¿no? De todas formas mantego el nick para los foros, ¡leñe!, ¡es que le he cogido cariño!

Así que ya sabéis: si entre los comentarios de vuestros blogs veís la foto de un chico sin mucho pelo en la mollera, no os asustéis, ¿eh? ¡Ah, bueno! Je,je..

Respecto a mi salida de mi particular bajón, todavía no veo la luz al final del túnel, aunque creo es pronto. De todas formas no puedo quejarme. Hace un ratito, cuando sacaba a mi perra Laika a pasear, me he cruzado con un vecino de mi edificio que recién se quedó en el paro. El hombre llevaba un montón de años trabajando en un matadero, y repartiendo piezas de carne por distintas carnicerías de la comarca. Lo que más me ha impactado de conversar con él ha sido su razonamiento: -¡No puedo entenderlo!, ¡es que yo no trabajo en la construcción!, ¡yo trabajo comerciando con carne!, ¡la crisis ha afectado hasta la carne!
Y, enlazando con otro tema, me parece muy loable la ayuda que se está realizando en Haití, pero como ya apuntan muchas voces: lo importante viene después. Hay que asegurar un futuro digno a los supervivientes. No se trata de darles un bocadillo y un botellín de agua, y largarnos a nuestra casita con el sentimiento de que tenemos la conciencia más limpia que la de un bebé.
Creo que en esta vida hay un puñado de cosas importantes: el amor, la familia, la salud... Pero sin duda, el trabajo, para un ser humano, es uno de esos derechos que lo hace sentirse digno. No es un derecho cualquiera, es un derecho fundamental.
Así que me fastidia mucho, muchísimo, que en los telediarios y las noticias, no se machaque todos los días el tema del paro (en cambio absolutamente siempre se habla de fútbol). Porque no es cuestión de ideologías, es cuestión de que muchísimas personas lo están pasando mal, y con ellas sus familias.
El otro día leí un artículo de un prestigioso economista norteamericano, que decía, con sorna, que muchos colegas suyos no tenían narices a entender lo que pasaba en España: "si en Estados Unidos alcanzamos un 20% de desempleo, tenemos que sacar el ejército a las calles para contener al pueblo".
Así que:
¡Menos cuento señores periodistas!, ¡menos cuento señores políticos!, ¡menos cuentos señores sindicalistas!
Y lanzo una pregunta:

¿Me quiere explicar alguien qué leches tiene que ocurrir en este país para que se haga una huelga por el tema del desempleo, cuando por contra nos manifestamos por casi cualquier cosa?

¡Más voces que reclamen el derecho a trabajar de todo el mundo!
EMPLEO=DIGNIDAD.

39 comentarios:

Ithur dijo...

Deusvolt, a veces frustra no tener voz cuando importa, porque lo que pensemos no sirve de nada ante los políticos,y ahora, si no piensas lo que quieren, te cierran las páginas web.
¿Sabes qué es lo más curioso?, mi tío ha sido toda su vida albañil, trabajando dignamente para sacar adelante a su esposa y sus tres hijos. De un año hasta hoy, ha trabajado en varias empresas, y a la hora de cobrar, los empresarios se largaron con el dinero, ha pasado más de tres veces y ha denunciado. ¿Sabes lo más curioso?, que de no ser porque le concedieron un préstamo, le habrían embargado la casa por una tontería, una deuda que no superaba los 50€, cuando nadie ha hecho nada para que le paguen.
¿En qué pensamos? ¿A qué va a llegar esto?. Esto tiene que reventar por alguna parte, ya lo verás.
Vaya, como me ha salido eso.
Saludos.

Isis dijo...

Hola Sergio.
Me gusta lo de decir tu nombre, lo mismo hago lo mismo. Tenemos que darnos a conocer si queremos que luego nos reconozcan.
Me parece genial, amigo. Oye, que aunque el libro del Escarabajo no lo encuentres, tenemos una cita el 6 de febrero, no faltes. Solo por disfrutar de un ratillo de charla merece la pena. Y de paso, que nos digan quienes son los que eligen los libros, este el mortal.
Un besico.
PD. Tengo un regalico para tí.

Sergio G.Ros dijo...

Pues sí, Ithur, esto no va bien. Intentan marear la perdiz con cortinas de humo y llenas los programas de cosas frívolas, pero creo que, como dices, esto no puede seguir así porque es insostenible. Los comedores sociales están llenos.. gente honrada, trabajadora, tiene que tragarse el orgullo y pedir caridad, es una situación que les daría yo a muchos de los que hablan con tanta alegría.
En fin, amigo, esperemos que se solucione, por el bien de todos.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

¿Un regalito? ¡Pero para qué te molestas, mujer! Intentaré no faltar a la tertulia, amiga. Me da palo ir sin haber leído el libro, pero paso de ir a pedirlo a donde tú ya sabes, que la última vez, tardaron más de quince días y al final no me dio tiempo a leerlo.
Pues creo que es buena idea la de poner nuestros nombres, así la gente no se hace un lío, y puedes lucir orgullosa tu blog.
Un besote, María.

Malube dijo...

Me gusta el cambio, Sergio. Aveces me hacía un lío y no sabía cómo llamarte por aquí.
Es cierto lo que dices. Entre el fútbol y el tiempo se lleba el telediario de tonterías. Y la situación no está para tonterías.

Danny dijo...

Hola Sergio, no te reconocí en mi blog, me parece genial que te des a conocer usando tu nombre porque tu blog es muy popular.

En cuanto a lo del trabajo, estoy totalmente de acuerdo. Aquí en América Latina, no sólo no hay trabajo; sino que en los pocos que quedan pagan una misería. Es por eso que muchos nuevos profesionales acaban trabajando en call centers, o conduciendo taxis... Es lamentable.

Saludos.

Danny dijo...

Ups, «miseria», no tiene acento. Perdón.

:S

Jesús F. dijo...

Buenas reflexiones, amigo Sergio. ¿Que qué debe suceder para que nos levantemos? Muy sencillo: que nos quiten Sálvames, DECs GHs y similares.
Cuando hablo con gente de la situación actual cada vez la comparo más con la máxima romana de "circo y pan para el pueblo". Salvo que esta vez lo que falta es el pan y ni por esas despertamos.
Vamos, que nos tienen bien comidita la cabeza, prueba de ello han sido estas pasadas navidades, mismo derroche y gente llevándose teles de plasma simplemente porque salían baratas sin pensar siquiera en si de verdad la necesitaban.
En fin, voy a ir cortando que me pongo de mala leche por lo estúpidos que somos.
Un abrazo.

Guillem López Arnal dijo...

El principio de la última película de Michael Moore (que la verdad tampoco me gusta tanto como para citar) describe bastante bien esa situación: vivimos el declive de un sistema social que todavía puede corromperse más.
Tengo algunos amigos sindicalistas, ¿Qué hace falta para que la gente se levante? MUchos se levantan, pero en el conjunto resultan no ser tantos, hacen poco ruido y en los medios los silencian más si cabe. La mayoría está tomado por una desidia social que se resume en: me da todo igual si tengo mi caldo, vacaciones, futbol y algún pequeño lujo. Lo otro son escándalos políticos, corruptelas, crisis, hipotecas y temas de conversación que pasarán con las depresiones y ansiedades de no llegar a final de mes, ni a mitad, ni a principio. A mi alrededor hay bastantes historias con mucho drama y poco futuro.
Buena entrada.
Un abrazo.

Marta Abelló dijo...

Me parece bien el cambio, Sergio. Ya sabes que hace tiempo dejé el martikka y cambié el perfil para que se me conozca un poco más, y así sucederá también contigo, así que lo celebro, aunque a veces no evitarás que te llamen deusvolt como a mí aún me llaman martikka :)

En cuanto a los dramas...pan y circo para los dramas, ya se sabe, y más en este país. De todos modos, el "pleno empleo" se consideraba con un 10% de paro,que eso son 2 millones de personas, así que...El problema de muchos empresarios es el sistema de pago de las administraciones (de 6 a 12 meses) y de muchos clientes, además de los impagos. Así es fácil entrar en desequilibrio y tener que empezar a despedir gente porque sino no hay manera de subsistir. Todo mejorará porque la economía son ciclos, como todo, pero mientras hemos de esperar.
Yo sigo esperando un puesto en la Aduana (es un decir, pero espero encontrar algún trabajo remunerado pronto) como esperaba Poe, pero nunca llegó y murió pobre, borracho y con unos pocos relatos publicados. Ainss, la vida del artista siempre tan dura...(excepto la de Dan Brown).

Cristina Puig dijo...

HOla Sergio,

Me parece genial el cambio de nombre, aunque Deusvolt tiene mucha fuerza también. Espero que pronto veas la luz y muchos ánimos. Te doy la razón en lo de la huelga, a ver si espabilamos y espero que la situación termine pronto.
Un abrazo amigo y arriba ese ánimo.

Édgar R. Ahumada dijo...

Mejor lo del cambio, Sergio. Tienes razón. Por aquí nos veremos mejor con nuestros nombres. Al rato te sigo leyendo.

MiánRos dijo...

Siempre me he preguntado qué diablos significaba esa foto; a mí particularmente me resultaba una criatura de las arenas de Star Wars, no sé...

Bueno Sergio, aunque ya conocía tu verdadero yo, es un placer que te muestras al mundo tal y como eres; es un buen cambio para incentivar a todos los que te esperan este año, para bien, claro está.
Lo de levantarse y revindicar los derechos es harina de otro costal; un campo vacío puede ser un precioso parque para unos ojos ecológicos o una excelente finca para sembrar chalet a los ojos de un constructor; en fin, que somos un mundo dentro de otro que pronto nos dará un buen bofetón como está ocurriendo en otros países, y todo por no mirar unidos en la misma dirección.

Un abrazo, amigo.

Proyecto de Escritora dijo...

Has hecho muy bien en cambiar la imagen del perfil y el nombre (yo no te relacionaba hasta ahora), en facebook si que tienes esa foto y no pensaba que eras el mismo...
Solo nos queda paciencia con ese tipo de asuntos. pero está muy bien que reivindiquemos nuestros derechos.

Besos!!

Lola Mariné dijo...

Me parece muy bien que utilices tu propio nombre y tu imagen real, yo siempre lo he hecho. Es publicidad subliminal: cuando haya algun motivo, el nombre ya suena...
Y con lo demás, animo, no te rindas nunca.
Besos.

Francisco Gijón dijo...

Hola Sergio

Pues se ve que estamos todos de cambios. Ahora que ya tengo agente literario y está todo listo para que salga el Nicea en inglés y se publiquen mis dos próximas novelas en España entre el próximo verano y el siguiente, acometo yo también una serie de cambios:

- Cambio el pseudónimo por otro más internacional.
- Cambio mi blog (que desaparecerá en breve y será sustituido por dos: uno de historia con las entradas ya publicadas y otras nuevas y un segundo más literario)
- Y cambio de paisaje (ay, mi querida Hibernia), porque en España no veo futuro y, como os conté, NI PUNTO DE COMPARACIÓN ENTRE CÓMO TRATAN A LOS AUTORES FUERA Y CÓMO NOS TRATAN AQUÍ.

Paso mis últimas semanas en Cartagena (tomaremos café antes, que tengo cosas que contarte "in person" para que te rías) y a puntito estoy de comenzar una nueva y merecida etapa de mi vida.

Os informaré puntualmente de todo y no cejo en insistiros a todos: PERSEVERAD, NO FIRMÉIS CUALQUIER CONTRATO y, ante cualquier duda, consultad con un asesor financiero o con un abogado (con ambos todavía mejor): que no os pueda pasar a los autores del futuro lo que le pasó al tío de Ithur. LOS EMPLEADORES - SEAN DE LA CALAÑA QUE SEAN - NO SON NADIE SIN NUESTRO TRABAJO Y NUESTRO ESFUERZO.

Me despido por una breve temporada y ya reapareceré cuando renazca.

A tí te mandaré un mail en los próximos días.

Un abrazo a todos.

¡Y VIVA LA CRISIS! (recordad que gracias a ella las cosas cambian, la creatividad nace y se desarrolla y, aunque todos salgamos perjudicados, los mediocres caen). QUIEN SUPERA LA CRISIS, SE SUPERA A SÍ MISMO SIN QUEDAR SUPERADO (lo dijo un tal Einstein, no yo)

oriafontan dijo...

A me hizo mucha gracia el programa "La hora de Mota" cuando paradiando el programa Milenio comparaban la "visión" de un ovni con la de un puesto de trabajo. Igual de fantástica.

Ciertamente la crisis de alguna manera nos la hemos merecido por ansiosos (como diría Mota), por estúpidos avariciosos que pensamos que un ciudadano que no tiene coche ni casa es de segunda.

A mis recién cumplidos 38 años nunca he tenido coche ni casa (vivo de alquiler) y tan feliz; quizá precisamente por eso mismo "por no tener" La de problemas que me ahorro madre de la mar hermoso.

B. Miosi dijo...

Pues mucho gusto, Sergio, ja, ja, ya me preguntaba yo el motivo por el que la gente, especialmente los escritores se daban a conocer con un nick. Creo que lo mejor es el nombre propio, o un nick con el que aparecerás en tus novelas, de lo contrario, nadie sabré de quién se trata.
Un buen paso al frente, Sergio. Respecto al paro y la crisis, mejor no digo nada. En Venezuela es para ponerse a llorar, así que mejor me despido deseándote mucho éxito en esta nueva etapa de tu vida blogera.
Abrazos!
Blanca

Maribel dijo...

Estupendo cambio, Sergio, así nos vemos las caras, jeje.
Estarás de bajón pero te has marcado una buena reflexión. Efectivamente hay muchas familias pasándolo muy mal, con verdaderas necesidades. Tenemos el gran problema de acomodarnos a lo que nos echen, y estamos tan desengañados que sabemos que ni huelga ni nada, esto no tiene remedio como no se produzca un cambio económico importante (es dramático, de verdad).
Esperemos que todo mejore en 2010.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, prima, me alegro de que sirva al menos (el cambio digo) para evitar confusiones; ése ya es un gran paso, ¿no crees?
Oye mis felicitaciones por la reedición de tu novela El final del Ave Fénix, esta vez con la editorial Aladena. ¡Es una grandísima noticia! Un beso.

Es verdad, Danny, en América latina las condiciones (por lo que nos llega) son mucho peores; lo cierto es que el trabajo es algo muy importante en la vida de las personas. Me alegra de que te guste el cambio, amiga.
Un beso.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Jesús, tampoco tu reflexión anda desencaminada: circo y pan para el pueblo son dos armas que lo mantienen entretenido sin darse cuenta de que todo se desmorona a su alrededor. Precisamente el consumismo vacuo y el capitalismo salvaje han demostrado en los últimos tiempos que su falsa ideología sólo puede conducirnos a un precipio.
Un abrazo, amigo y gracias por tu reflexión.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Guillem. Tu reflexión también es interesante, lo que ocurre es que en España hemos estado acostumbrados históricamente a convocar huelgas, y precisamente los que suelen liderarlas son los sindicalistas. Lo curioso es que éstos no mueven ficha con la que está cayendo, cuando en otras épocas, se movían por mucho menos. ¿Por qué tienen la boca tapada? Umm... no huele bien, ¿verdad? No olvidemos que los sindicalistas que tú y yo podemos conocer (quizá me equivoque) son meros peones que tienen que obedecer las directrices de sus líderes centrales, y que éstos se reunen con el poder. Esos líderes son los que habitualmente salen en la tele, y son los que ahora no hacen nada de nada.... En fin, es lo que tenemos.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, Marta; tienes razón: no podré evitar que a veces me llamen Deusvolt, lo cual no me importa, pero creo que el cambio era necesario y adecuado, porque a veces, despista.
Ojalá encuentres un puesto remunerado pronto, amiga. La verdad es que no está fácil para nadie, pero tu comentario también me parece muy interesante, por cuanto, los objetivos que fijan un pleno empleo con un 10% de paro son a todas luces insuficientes, mediocres y frustrantes.
Un beso y suerte, amiga.

Gracias, Cristina. Opino como tú: me gusta también mucho Deusvolt. PEro bueno, no deja de ser mi pseudónimo. Aunque mis manuscritos están firmados con mi nombre, y por eso es mejor darme a conocer con él, ¿no te parece? En fin, que gracias por los ánimos, amiga, se agradecen, de verdad.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, Édgar me alegro de verte por aquí, espero que tu blog vaya poco a poco hacia arriba, los principios son lentos amigo, pongamos su dirección para darle un poco de viento:
http://paseocongatos.blogspot.com/
Un abrazo.

MiánRos, mi avatar, es una ampliación de una portada que diseñé para El valle del demonio, aunque nunca la presenté así para las agencias y editoriales.
Tus reflexiones amigo, son siempre dignas de ser "reflexionadas", estás hecho un filósofo y un excelente escritor. Ánimo y suerte a ti también, esperemos que este sea nuestro año.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues, Elena, me alegro entonces de haber despejado las dudas sobre mi persona, je,je.. Un placer, de nuevo, amiga.

Gracias, Lola. Lo cierto es que me di cuenta de que los demás escritores rara vez usan pseudónimos o nicks en sus páginas. Lo lógico es escribir con tu nombre para darte a conocer. Y eso es lo que hecho, amiga.
Trataré de no tirar la toalla, amiga, pero a veces se le pasa a uno por la cabeza.
Seguiremos luchando.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues son grandes noticias, Fran. Sorprendentes pero buenas noticias al fin y al cabo. Tu comentario no tiene desperdicio, creo que has comenzado con un montón de cambios que te encumbrarán en una nueva vida de escritor (a lo que aspiramos todos). Es, sin duda, algo muy bueno, amigo. Lo celebro.
Eso sí, te vas un pelín lejos, je,je...
Ah, y lo de publicar dos novelas en poco tiempo es una pasada, y Nicea en inglés, jolines, qué bien.
Me alegro, ya nos contarás cosillas y nos mantendremos en contacto.
Un abrazo, mucha suerte y mucho éxito.

Sergio G.Ros dijo...

Oriafontan, tus comentarios siempre son diferentes, y me alegra leerlos. En fin, tienes una forma particular de ver la vida, y por lo que parece no te va nada mal, de lo que se deduce que tu enfoque, por tanto, no es malo.
El programa de Mota estuvo genial, sobre todo la escena en la que le dice el empresario al empleado "que no lo ha suspendido de empleo y sueldo, sólo de sueldo, que de trabajar podía trabajar todo lo que quisiera en la empresa, eso sí, sin ver un duro",ja,ja..
Un abrazo, amigo.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Blanca por tus buenos deseos; como comentamos antes, en Sudamérica lo cosa está para echarse a llorar; ¡qué mal anda el mundo, amiga!
Por eso es bueno escribir y leer: nos permite salir por un ratito de al rutina.
Un besote.

Me alegro de que te guste el cambio: es verdad así nos vemos las caras, je,je.. Pues sí, amiga, a ver si la cosa mejora y levantamos el vuelo. Sobre todo por todos aquellos que sufren.
Un beso.

Armando Rodera dijo...

Pues felicidades por el cambio!! Yo sí te tenía ubicado, gracias al facebook y demás, aunque reconozco que al escribir aquí se me escapaba tu nombre antes de escribir, Deusvolt. Así que bienvenido, Sergio!!

Es cierto que como escritor que pretendes sacar tus obras adelante es mejor que te conozcan por tu nombre verdadero o el psudónimo que eligieras para publicar tus novelas. Así que mucho mejor así.

Sobre el tema del paro, poco que añadir. Nuestro país ya sabemos que es diferente y nos preocupamos más de otras chorradas, en vez de lo verdaderamente importante. Por eso en otros sitios ya están saliendo de la crisis y aquí nos costará horrores. Vamos, que dan ganas de hacer como Francisco Gijón y desaparecer de aquí...

Un saludo y feliz fin de semana!!

Sergio G.Ros dijo...

De momento, nosotros nos quedamos aquí, ¿verdad, Armando?
Parece pues que lo de dar a conocer mi verdadero nombre es un acierto: ¡me alegro!
Gracias por tu comentario, amigo.

Daniel DC dijo...

Hola Sergio,

Me alegra que utilices tu verdadero nombre para el ámbito profesional; esa medida te garantizará mayor reconocimiento por parte del público lector.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Nuria dijo...

Hola Sergio:
Me alegro mucho de saber que estas mas animado. Seguro que acabas siendo un gran escritor super reconocido.
El paro nos afecta a todos, ya que la construcción es una cadena que desgraciadamente arrastra muchas otras profesiones.

Un fuerte abrazo,
Nuria.

(Esta bien que conserves el nombre de Deusvolt, yo en mis trabajos acabados utilizo el nombre de mi abuela materna, quizas porque aparte de ser la persona que mas he querido, al vivir con ella siempre me inculco que sin trabajo no hay gloria).

Francisco Gijón dijo...

Hola de nuevo

Pues sí, Armando. Es que DAN GANAS DE SALIR DE AQUI. Te voy a dar varias razones por mi experiencia del último año:

1 BUSQUEDA DE AGENTE:

- Dentro de España dificilísimo y contratos leoninos (no menciono nombres). Se quedan con una media del 45% de los beneficios (los que me han contestado a mí positivamente)

- Fuera de España tres respuestas (USA, Irlanda y Gran Bretaña respectivamente) en menos de 60 dias. Se quedan con el 10% o bien le cobran a la editorial a la que le venden el manuscrito una cantidad fija por la obra.

2. PUBLICACION DENTRO DE ESPAÑA:

- Editoriales serias: tiempo de respuesta, de 4 a 8 meses. Contratos rocambolescos (algunas incluyen tu obligación de hacer "de negro" de cuando en cuando)

- Editoriales mediocres: tiempo de respuesta 2 a 3 meses (o no responden). Cuando lo hacen afirmativamente te pueden pasar tres cosas: TU PONES DINERO Y LUEGO VAS AL 14%, TE DAN UN ADELANTO DE 300 A 1.500 EUROS o NO TE ADELANTAN NADA PERO TE OFRECEN EL 15% DE BENEFICIOS

DIFERENCIA ENTRE AMBAS: con las primeras puedes controlar las ventas, con las segundas opacidad absoluta (aunque hay resortes para clarificar las verdaderas ventas - no penséis en CEDRO, no vale pues se basa en lo que declaran los editores - pero el truco no lo puedo decir aquí que tiro piedras contra mi tejado. Más adelante quizás...).

3. PUBLICACION FUERA DE ESPAÑA

Tienes que invertir unos 3.000 a 7.000 euros en que un BUEN TRADUCTOR tarde un par de meses en hacerte el trabajo (hablo del idioma inglés)

Una vez lo has hecho tienes, sólo en Estados Unidos, más de 700 editoriales esperando (con tiradas tan grandes como grande es su país)

Y SI QUIERES TRABAJAR DE NEGRO, LO PUEDES HACER PERO SIN CONTRAPRESTACIONES, SINO COMO "AYUDA ECONÓMICA" O PARA SACARLE RENDIMIENTO A MANUSCRITOS QUE NO VAN EN LA LÍNEA QUE TU TE QUIERES MARCAR

¿Qué queréis que os diga?. Yo ya he hecho mi elección.

Tengo agente (fuera de España)
Tengo contratos firmados (fuera de España)
Tengo editor (en España). Pero por el momento esto último lo hago más por inercia y porque lo intenté aquí antes que fuera (aunque me contestaron de fuera antes que de aquí)

CONCLUSIÓN: fuera podemos vivir perfectísimamente de escribir. Dentro lo único que hacemos es mantener a otros con nuestro esfuerzo y encima tener que aguantar alguna que otra memez, fruto de su mediocridad en unos casos o de su excesivo poder en otros. Es como - y perdonadme la expresión - te abriesen un paraguas en la uretra.

Yo ya llevo 2 novelas vendidas después del NICEA y por encargo la tercera, que es en la que estoy currando ahora.

Así que me voy a Dublín, que por lo que vale un billete del AVE en clase CLUB puedo venir un par de veces al mes a ver a la familia y amigos (por no hablar de la vida cultural)

Abrazos (y el resto, Deusvolt, ya para el café)

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Daniel, me alegro que lo consideres un acierto. Bienvenido de nuevo a la rutina diaria. Un abrazo.

Gracias por tus buenos deseos, Nuria. Como bien señalas, el haber vertebrado nuestro tejido industrial, apoyándolo demasiado en una sola pata, y en este caso: la construcción, ha traído funestas consecuencias.
Te deseo mucha suerte a ti también, amiga.
Un beso.

Sergio G.Ros dijo...

Jolines, pues felicidades otra vez, Fran. Tu experiencia es para enmarcarla, si además, como parece acaba en una carrera de la que puedes vivir. ¡Pones los dientes largos!
En fin, un abrazo y nos vemos en el café.

naTTs R dijo...

Voy a extrañar a Deusvolt, pero Sergio es aún más bienvenido.

¡Un abrazo!
(Regreso con más tiempo)

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, naTTs, de todas formas Deusvolt siempre estará ahí, digamos que es mi sombra, ¿eh?
Un abrazo.

Arlette dijo...

¡Felicidades por el cambio! Año nuevo, proyectos nuevos.
Me gusta tu nombre, y creo que es una decisión acertada y que resultará positiva.

Con respecto a la crisis, España es diferente. Tenemos lo que nos merecemos, pero la realidad es mucho más triste, ¡no aprendemos!

Saludos.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Arlette, me alegro de que te guste mi nombre (espero que algún día resuene, ojo, pero que sea para bien, ja,ja..).
Un abrazo, amiga.