lunes, 21 de marzo de 2011

In memoriam: Japón.


La vida y la muerte es el agua.
Es rápida y lenta, es oscura y es clara.
De la Naturaleza, la más grácil y fuerte.
Es alegría de los corazones sedientos, de los campos marchitos.
Y también dolor desgarrado, de negras olas, que ahoga los gritos en medio del caos.
Y cuando se aleja, entre los escombros, quejidos y llantos.
"La abuela y el niño", lo viejo y lo nuevo.
Una llama de esperanza en el lejano Japón.

Sergio G.Ros

Sumi Abe de 80 años habla con los bomberos tras su rescate

7 comentarios:

María dijo...

Hola amigo.

Preciosos versos en memoria del desastre y la pena ante la impotencia de lo inesperado.
Un beso de tristeza por los fallecidos, por los que lloran y por los que seguirán haciendolo mucho tiempo.

María

José Antonio López Rastoll dijo...

A todos los que admiramos la cultura y la gastronomía japonesas, estos días hemos aprendido una lección. Que contra el corazón humano no hay tsunamis que valgan.

Un abrazo.

Vicsabelle dijo...

Hermosas palabras para describir la magnitud de un desastre. Desde aquí elevamos una oración por los que se fueron, por los desaparecidos y por los que quedan para enfrentarse a lo que les resta vivir.

Saludos cordiales

oriafontan dijo...

A mí me resulta inevitable pensar que Haití fue olvidado como probablemente lo sería Japón de no ser por el escape nuclear.

La ingente cantidad de energía que usamos nos obliga a utilizar centrales nucleares que más tarde o temprano reclaman su precio.

Siempre he estado y estaré en contra de la energía nuclear.

Maribel dijo...

El agua, vida y muerte. Qué paradoja.
Bonito homenaje a Japón y su tristeza. Me uno al dolor.

Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Sergio, no te conocía esta faceta. Expresas bien el sentimiento de desolación que se siente al pensar en ese pueblo tan trabajador y sufrido. Saldrán adelante, estoy segura, como de tantas otras desgracias.

Un abrazo, amigo,
Blanca

Sergio G.Ros dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios... creo que es realmente repugnante que las portadas de los periódicos estén centradas en la Guerra de Libia, y en la central nuclear... cuando hay más de 260.000 personas que lo han perdido todo, 10.000 muertos y 17.000 desaparecidos.... y nosotros preocupados por los 110 kilómetos por hora... en fin..