sábado, 17 de julio de 2010

Objetivo cumplido, revisión terminada.


Hola, amigos.
Como habréis podido comprobar llevo un tiempo alejado del ciberespacio. El motivo ha sido la revisión de mi último manuscrito, “Su nombre empezaba por E”, al que para abreviar llamaré SNEE, costumbre que tomo prestada de Blas Malo, escritor y bloguero conocido por todos vosotros, cuyas peripecias podéis seguir en el excelente blog A Hemigway le negaron 27, y que en septiembre publicará su primera novela: El esclavo de la Alhamra, Ediciones B (título al que se refiere habitualmente con la abreviatura de EEDLA).
La verdad es que he quedado satisfecho con esta nueva revisión de SNEE. ¿Y qué diferencia tiene esta nueva revisión con las anteriores que hice? Pues destacaría varias, pero por encima de todo, una reducción de un 15% del número de páginas, lo que ha permitido la eliminación de subtramas románticas con personajes secundarios que en cierta forma lastraban el aspecto de thriller de la novela. En definitiva, me parece que ha quedado más limpia, más despejada. Obviamente, lo más difícil ha sido saber qué cortar y qué dejar, fue lo que más tiempo me llevó. Pero ahora, con el trabajo terminado, creo que ha merecido la pena.
¿Y ahora qué? Bueno, mientras las musas de la inspiración deciden visitarme, voy a dedicarme a leer un poco, pues tengo un buen puñado de libros pendientes. Me parece que no hay mejor forma para despejar la mente, y de paso aprender lo mucho que me queda por mejorar.
Ah, la imagen de cabecera no quiere decir nada, solo es una foto que hice en un barrio de mi ciudad porque me llamó mucho la atención. Los españoles no tenemos término medio: lo mismo encontramos calles sin un paso de cebra, y en cambio, esta callecita secundaria los tiene a docenas.
Un abrazo y buena (y calurosa) semana.

37 comentarios:

Martikka dijo...

Pues felicidades por esa corrección y ahora a descansar un poquito, que te lo mereces!!!

María Arteaga dijo...

Hola amigo.
Me alegro de que tu objetivo se cumpla. Espero que todo sea bonito en estos días de verano calurosos de abanico y playa.
Ya decia yo que estabas muy callado.
Besicos

Montse dijo...

Bueno , ahora te toca descansar un poco para volver a reponer las pilas..La foto curiosa.

Maribel dijo...

Pues te felicito, yo no puedo decir lo mismo porque ni siquiera he comenzado con la corrección de mi última novela, y tengo que ir contrarreloj, ya que la voy a presentar a un certamen cuyo plazo de presentación finaliza el 1 de septiembre. A ver si la próxima semana me animo y le meto mano.
Oye, lo de la foto tiene guasa, la verdad.
Ánimo y a descansar un poquito.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Martikka, trataremos de descansar un poquito, sí, je,je.. un beso.

Hola, María, estamos estupendamente, aquí aguantando el calor gracias al bendito aire acondicionado. Te deseo lo mismo, que estés bien y consigas todo aquello que te propones. Besitos.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, Montse, descanseremos..la foto es en verdad curiosa, por cierto, voy a cambiarla y poner la original, en color, porque al pasarla al otro formato he visto que perdió algo de calidad. Besos y gracias por comentar.

Hola, Maribel.. pues así estaba yo, que no me decidía con la revisión, me costó horrores ponerme manos a la obra, pero cuando finalmente lo hice no he podido parar hasta terminarla. A ti también te llegará y cumplirás el plazo. SEguro. Besos y ánimo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, después de ese gran esfuerzo, toca relajarse. La foto lo dice todo: calles desiertas y el sol, amo y señor. A refrescarse y a esperar nuevas ideas.

Un abrazo

Tessa dijo...

Hola Sergio:
Me alegro que por fin hayas terminado la corrección del libro, pienso que es más pesado corregir que escribir.
Yo ahora que he terminado por un par de meses las grabaciones de la radio y los proyectos que quedaban en el tintero. Voy a ver si termino de hacer la corrección a un libro que hace dos semanas acabe.

Besos,
Tessa

RECOMENZAR dijo...

Tu blog es muy interesante vale la pena leerlo
:)

Sergio G.Ros dijo...

Claro, Blas, toca descansar y refrescarse, que el sol no perdona, je,je... un abrazo, amigo.

Es cierto, Tessa, la revisión es una parte dura e ingrata, pero cuando la terminas te sientes mucho mejor. Te deseo que esa revisión tuya llegue a buen puerto cuanto antes, muchos ánimos, amiga.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Recomenzar, lo mismo digo del tuyo, he saltado el charco y lo he ojeado un poco y veo que tienes un buen montón de seguidores, eso dice mucho de ti. Un beso y gracias por pasarte, ah, y espero que vengas más veces.

RECOMENZAR dijo...

Sunset skies and the summer's rain
A gentle drizzle on a sunny day,
A loving kiss when I feel the pain
And a hand to hold, while I walk my way.

Sergio G.Ros dijo...

Je,je.. un beso también para ti, Recomenzar.

Lola Mariné dijo...

Pues me alegro de que hayas terminado esa revisión y te sientas satisfecho.
Ahora a seguir invocando a las musas.
Besos.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Lola... eso haremos, descansar y leer, y esperar que las musas regresen. Cuando ellas quieran. Besos.

Alejandro Laurenza dijo...

Bien por esa Revisión, Sergio. Acabo de hacer lo mismo con mi novela, :-).

Un saludo,
Alejandro.

Malube dijo...

Enhorabuena, primo. Me has sacado dos cuerpos de ventaja. Yo sigo con la mía y pensando en darle una vuelta más :-(.
Suena muy bien lo que cuentas respecto a los cambios. A ver si por fin pegas el salto.

Armando Rodera dijo...

Felicidades, Sergio!! Conozco bien esa sensación e imagino que al terminar, aparte de un poco exhausto, te quedas satisfecho por el duro trabajo realizado.

Esperemos que ese esfuerzo tenga pronto recompensa. De momento, ya sabes, habrá que seguir caminando por ese agreste sendero.

Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Estoy segura de que las musas siempre te están rondando, Sergio, así que no creo que tengas mucho tiempo para descansar... Ahora, que leer es una magnífica idea, siempre ayuda a deslastrarse de lo último que hayas escrito.

Un abrazo y felicitaciones por la revisión!!
Blanca

MiánRos dijo...

Hola, Sergio,
Haber quitado peso a tu obra, ya tiene mérito, y si encima has quedado complacido con el resultado, mucho mejor. Ahora toca presentarla o pasearla por ahí a los amigos para ver que tal ha quedado ¿no? Si te animas a enviarla a editores o agentes, te deseo lo mejor, amigo. No sé, siento que se acerca tu momento, me da algo así en lontananza.
Un fuerte abrazo,
Mián Ros

Sergio G.Ros dijo...

Ja,ja.. Alejandro, pues entonces ya somos dos, felicidades por la parte que te toca a ti también, un abrazo y que haya suerte.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, prima. Pues me costó arrancar como bien sabes, lo cierto es que estuve dándole muchas vueltas, trabajando sobre todo qué cortar y qué dejar, una vez que lo tuve decidido la reescritura y la revisión fue muy rápida en comparación. Pero me costó, no creas...Respecto al salto, digo yo que algún día tocará, ¿no? Además, ¿quién iba a pensar hasta hace dos telediarios que íbamos a ser campeones del mundo?, ¿España, campeona del mundo? ¡Tú sueñas! Ea, pues sí, yo sueño, je,je... un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Claro, Armando, ya lo hemos comentado otras veces, nuestros senderos discurren de forma paralela, amigo.. Así que no dudo que conoces perfectamente la sensación; ahora toca relajarse, leer y esperar a las musas, pero sin prisas... que todavía estoy tocado con la última novela, XD. Un abrazo y suerte para ti también.

Sergio G.Ros dijo...

Muchas gracias, Blanca,je,je.. respecto a las musas, quién sabe, tú mejor que nadie sabes lo caprichosas que son.. lo mismo te tienen en barbecho un montón de tiempo y luego, cuando estás a mitad de una novela te asaltan con media docena de ideas, je,je... pero nada, creo que leer es, como dices, una buena forma de soltar lastre, que se necesita por otro lado, un beso amiga.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, MiánRos, pues sí, al principio pensé que no podría conseguir reducir tantas páginas, aunque mi objetivo, incluso, era reducir más aún, pero bueno, hice lo que pude, tratando de ser coherente conmigo mismo, con la historia y los personajes. El resultado creo que ha mejorado la revisón anterior, pero bueno, otros deberán juzgarlo.
Trataré de presentarlo a agentes y editoriales, pero son malas fechas ahora mismo, ¿no te parece?
Un abrazo amigo, y respecto a tu presentimiento sobre mi futuro literario quisiera preguntarte: ¿Sueles acertar mucho? ¡Mira que si aciertas te voy a llamar el pulpo MiánRos, eh? Je,je.. un abrazo, amigo y gracias por la confianza.

Proyecto de Escritora dijo...

Siempre me ha parecido más difícil disminuir un escrito que estirarlo, así que tiene mucho mérito. Lo importante también es que estés satisfecho con el trabajo. Y por qué querías reducirlo, simplemente es porque querías quitar esos detalles o los has quitado por el tamaño de la novela?

Un beso y a disfrutar con tus lecturas.

Julia dijo...

Sergio, creo que la costumbre de abreviar en siglas los títulos de las novelas es algo ya viejo, vaya yo hace años que lo hago. En cuanto a tu revisión, me alegro de que te haya ayudado a despejar dudas y a ver la idea más clara; no soy partidaria de cortar si no es necesario, pero veo que tú lo tenías muy claro. Lo complicado viene para determinar o priorizar qué se deber cortar antes o después o no cortar en absoluto. Es bueno sentirse satisfecho con el trabajo hecho. Y en cuanto a las ideas, deja que te invadan; las buenas permanecen y no te dejan en paz, las malas acaban por desaparecer tarde o temprano. Y ahora que has acabado la revisión, ¿qué vas a hacer?

Sergio G.Ros dijo...

Hola, Elena. Pues quería reducirlo porque una importante agencia me dijo que le había gustado pero que en su opinión, sugería que tenía que perfilar más la trama principal y disminuir el número de páginas. Y es lo que he intentado hacer.
Y sí, estoy contigo: es mucho más difícil disminuir que estirar, y creo que si algo es difícil es porque merece la pena, porque lo bueno no es fácil, ¿no?
Un beso.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, Julia. Yo tampoco soy partidario de quitar nada, por lo menos hasta hace poco, pero estoy viendo el otro lado... y me viene a la memoria una cita de S. King, en su libro Mientras escribo, donde menciona que el primer consejo útil y personalizado que le dio un editor, tras ser rechazado un montón de veces fue: "segunda revisión= primera revisión-10%" Según este editor la segunda revisión debía abreviar por defecto la primera, y quizá tenga razón. SE trata de cortar ramas innecesarias y despejar el bosque, de quitar explicaciones inútiles y dejar que el lector piense por sí mismo, aunque claro, yo soy un principiante y me queda mucho por aprender, amiga.
Y respecto a las ideas, de momento, estoy viendo documentales de un tema que me atrae y leyendo, no sé si de eso saldrá algo, o me quedaré en barbecho algún tiempo, quién sabe, pero hay que tener paciencia... por cierto, tu consejo sobre cómo distinguir ideas buenas de malas me parece genial.
Un beso, amiga.

Marien dijo...

Felicidades por esa revisión que te he llenado de satisfacción y ahora a descansar de este caluroso verano en las playicas que tienes cerca.
Besos

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Mariem... pero este verano no podré disfrutar de playicas por razones que no vienen al caso, y se echa mucho de menos, la verdad... aunque en parte lo agradezco porque me he puesto fondoncillo y me ahorro traumas psicológicos, je,je... un besico y gracias por pasarte.

oriafontan dijo...

Antiguamente los trovadores de algunos lugares como Escandinavia competían por la habilidad de hablar en verso. Aprendían a improvisar; a versificar "sobre la marcha", algo que muy pocos podrían hacer hoy.

Con este sistema es fácil enteder que rápidamente se detectaba quien estaba dotado y quien no.

No podemos improvisar como esos trovadores pero tampoco debemos olvidar la importancia de la improvisación. Oscar Wilde no estaría nada de acuerdo; qué complicada es la Literatura.

El teatro o la posía oral enseña a improvisar.

La poesía a templar y sublimar.

La narrativa a templar todo lo anterior.

La Literatura es un todo quizá esa sea la Enseñanza; no podemos amputar ningún miebro.

Beren dijo...

Felicidades Sergio, ya has hecho lo más "rollo" para mí, que son las correcciones. Ahora a publicar.
Por cierto, a ver cuánto tarda un coche que respete todos los pasos de cebra en atravesar la calle con peatones...

Anónimo dijo...

Descansa, pero no te duermas en los laureles, heee.
Te felicito por el trabajo terminado, y si ha quedado como querías, la satisfacción es doble.
Un beso.

P.D. No sé que pasa que tengo que dejar el mensaje como anónimo, ¿alguien sabe darme un consejo para solucionarlo?

Arlette.

Arlette dijo...

Continúo intentándolo..;)

Sergio G.Ros dijo...

Oriafontan, buena disertación, lo hemos comentado otras veces: en literatura, en arte, es muy importante la improvisación, la intuición... cosas que no pueden medirse, ni siguen reglas, que están "vivas" y que salen en el instante. Claro que sí, pero también es importante revisar con la cabeza, y pulir un poco. Sin pasarse, claro. Muchas gracias por tu comentario, amigo. Muy interesante.

Sí, Beren, en esa calle los coches lo tendrían complicado. Gracias por tus buenos deseos, amigo. Y sí, coincido contigo: revisar es lo que menos me gusta.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Arlette, ¡por fin lo conseguiste! Trataré de no dormirme en los laureles, amiga, descansaré un poquito, pero solo un poquito, ¿vale?
Besos.