jueves, 1 de julio de 2010

Datos del sector editorial español 2009


El otro día me topé con un interesante artículo publicado en El País sobre el estado de nuestro sector editorial.
Me llamaron la atención varios detalles:
  1. Que la ficción ha subido en ventas, desmarcándose del resto del sector, lo que a mi parecer es una buena señal dentro de tanto pesimismo.
  2. Salen muchos títulos nuevos al mercado (más de la mitad del global son novedades, aunque con tiradas menores), lo que también, a priori, puede ser bueno para los que buscamos hacernos un hueco.
  3. Un dato extraño: el libro de bolsillo pierde fuelle frente a la tapa dura. Eso no me cuadra mucho en una época de crisis, y personalmente, a la hora de leer, prefiero el libro de bolsillo: es más cómodo, barato y práctico. Eso sí, la tapa dura viste más y tiene más calidad de impresión.

Bueno, dicho esto, os dejo el artículo completo (clicad aquí) para que le echéis un vistazo si os apetece y así podáis opinar con conocimiento de causa. Buen fin de semana a todos.


La venta de libros sigue bajando.


El sector editorial español facturó en 2009 un 2,4% menos que el año anterior. El libro digital supone el 1,6% de la facturación total
JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS - Madrid - 01/07/2010

"Con la que está cayendo, el sector aguanta". Lo dijo esta mañana Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) durante la presentación del informe sobre el comercio del libro en España en 2009. La que está cayendo, según Ávila, tiene un nombre (crisis) y dos caras: por un lado, la "atonía de los mercados, es decir, el miedo de los consumidores"; por otro, la "política errática" del Gobierno central y de los diversos gobiernos autonómicos respecto a las bibliotecas publicas y, sobre todo, respecto a los libros de texto. He aquí algunas claves del informe, patrocinado por el Ministerio de Cultura y CEDRO .

Menos libros vendidos. Concretamente cuatro millones de libros menos (236 millones de ejemplares en 2009 frente a los 240 de 2008 y los 250 de 2007).

La revolución de los derechos. El sector editorial español facturó en 2009 3.110 millones de euros frente a los 3.185 del año anterior, es decir, un 2,4% menos. Esa facturación, no obstante, alcanza la cifra de 3.250 millones de euros si se le suma la venta de derechos de autor (a otros países, a otras editoriales), con lo que la caída del 2,4% se transformaría en una subida del 0,9%. ¿Qué ha pasado? Ha pasado que el sector sufrió una pequeña revolución en ese capítulo: en 2009 ingresó por ese concepto 139 millones de euros; en 2008 no había ingresado más que 33 millones. El único "problema" es que sectores todavía clave en el sector editorial como los libreros y distribuidores no intervienen en el floreciente comercio de los derechos.

Más títulos, menos ejemplares. Los que piensan que en España se edita demasiado tienen un motivo más para pensarlo. En 2009 se publicaron 76.200 títulos, de los que el 55% fueron novedades. El año anterior la cifra fue de 73.000 títulos. Eso sí, el miedo a las devoluciones hizo que los editores fueron algo más cautos en cuanto a las tiradas: la media se redujo a 4.300 ejemplares por título frente a los 5.000 de 2008. Así, el número total de ejemplares bajó alrededor de un 10%. Las editoriales siguen sacando novedades en busca de un título de éxito pero el riesgo en menor cuando éste no llega.

A comprar al hipermercado. Las librerías y las cadenas de librerías siguen siendo el punto de compra de libros preferidos por los lectores españoles (bajan levísimamente en cuanto a la facturación), pero la gran revolución se ha producido en los hipermercados, que suben un 10%. Por otro lado, canales como la venta de las editoriales por Internet (las librerías quedan aparte) y la venta por correo, por teléfono o a crédito (es decir, el reino de las enciclopedias) se desploman. Su caía se mueve entre el 20 y el 48 %.

La ficción sube. Suben la literatura infantil y juvenil (un 4,5%) y la narrativa (un 3,2%). Los problemas para el sector editorial no deberían, pues, venir ni de los lectores del futuro ni de los presentes amantes de la ficción.

El libro de texto baja. El libro de texto no universitario, que supone el 27% del mercado interior, baja un 6% en su facturación. Según la FGEE, debido a una política más dirigida por la economía que por la pedagogía: frente al "razonable" cheque libro de algunas comunidades autónoma, el "poco pedagógico" sistema de préstamo y reutilización de otras. Para 2010, Antonio María Ávila anunció una "grave crisis" en el libro de texto.

El otro subsector son "problemas notables" según la FGEE es el de los libros científico-técnicos (caen un 2%) y, sobre todo, el de ciencias sociales y humanidades (cae un 10%). ¿El motivo? Dos según Ávila: "La alergia de la universidad española al libro" y la "piratería digital ejercida por los profesores" a través de las webs de las propias facultades.

Casos aparte son el cómic, que baja un 19%, y la poesía y el teatro, que se desploman: caen un 38%. Malos tiempos para la lírica.

A la crisis no le gusta el bolsillo. Muchos pensaron al anunciarse la desaceleración-recesión-crisis económica que el libro de bolsillo (7 euros de precio medio, la mitad aproximadamente que su hermano mayor) sería un buen refugio para los lectores. No ha sido así. En 2009 se vendió un 10% que el año anterior.

El tran-tran del libro electrónico. El libro digital, que aparece por primera vez en el informa anual de la FGEE, facturó en 2009 51 millones de euros, es decir, el 1,6% del total. En ese mismo año se comercializaron en formato digital 10.500 títulos. Es muy posible que todos esos datos sean ya prehistoria: sólo la plataforma Libranda tiene previsto comercializar ese mismo número de títulos a finales de 2010.

¿Un 4% para 2010? Con todas las prevenciones pero con la tendencia que se vio en Sant Jordi y en las distintas ferias del libro y ante la evidencia de que vivimos en el segundo año completo de crisis, Antonio María Ávila aventuró una cifra para la caída del sector editorial español durante este año: 4%. La respuesta, en 365 días.

23 comentarios:

Montse dijo...

Soy socia de Circulo y suelo comprar bastantes libros, normalmente las ultimas novedades, aunque ultimamente, no tengo tiempo para leer , y se me aglomeran en las estanterias,. Espero que el libro digital, no quite de en medio al libro de siemppre.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, interesante artículo, era de esperar un descenso en las ventas, pero no me parece una bajada excesiva. Un 4% casi me parece ridículo; virgencita, virgencita, que se quede así para el 2010.

Un abrazo

María Arteaga dijo...

Hola amigo.
Como dice Blas: virgencica que me quede así.
Las ventas bajan un poco, pero las bibliotecas funcionan bien y los lectores utilizamos sus servicios muchas veces, más cada día.

Tres besicos Sergio.

Espero que todo siga su ritmo, ya falta menos :-)

Lola Mariné dijo...

Un articulo muy interesante, Sergio.
El sector del libro no ha sido uno de los más afectados con la crisis.Esperemos que siga asi, ahora que llego yo, jeje.
Saludos.

Natalia Rubio dijo...

Anda!! Cuántos cambios en la cara del blog! Lo has puesto muy guapo. Interesante el artículo, me sorprenden especialmente los datos sobre el libro de bolsilo... quién lo habría dicho.

Un abrazo!!

B. Miosi dijo...

Sergio, este artículo habría quedado estupendo en la revista Prosofagia, coincidimos en que las ventas han bajado, pero menos de lo que algunos informan.

Los libros de tapa dura son incómodos a la hora de leer, pero mucho más atractivos, eso sí. La edición de bolsillo es una buena manera de hacerse de libros que de otra manera estarían fuera del alcance del lector.

Me gusta la nueva plantilla, un poco ancha para mi pantalla del taller, pero muy clara y bonita!

Besos,
Blanca

Maribel dijo...

Snif, Snif, qué panorama más desolador, Sergio. Es cierto que la crisis está causando estragos en todos los sectores, aunque en algunos de ellos sea por simpatía.
Mal momento hemos elegido para despegar. Un escritor de los consagrados me comentó que, hasta donde él conocía, las editoriales eran reticentes a tomar manuscritos por culpa de la crisis, conque imáginate tú a editarlos. Pero también me aconsejó que no dejara de trabajar, porque cuando esto pase es interesante tener trabajo hecho en el cajón y destrezas aprendidas. Te transmito el consejo.
Un abrazo.

Antonia J. Corrales dijo...

Como de costumbre una entrada muy interesante.
besos

Sergio G.Ros dijo...

Esperemos, esperemos, Montse... y es que los libros tienen algo, ¿verdad? Yo también soy un asiduo comprador y tengo las estanterías repletas, je,je... Un abrazo, amiga.

Yo tampoco lo veo un descenso tan malo, viendo cómo está el resto del panorama, Blas. Esperemos que para los que buscamos un hueco, haya algún resquicio por el que entrar... PEro no es momento de rasgarse las vestiduras, es momento de trabajar como tú lo has hecho, amigo. Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, ya falta menos amiga, todo va bien gracias a Dios, ya te contaré...je,je.. Hace tiempo que no voy por la biblioteca, pero es un sitio que me chifla, que me encanta. Besos también para ti y que vaya todo muy bien, murcianica.

Es verdad, Lola. El sector editorial puede llorar por un ojo, porque de momento se mantiene, y ojalá siga así mucho tiempo. Para todos será mejor, ¿verdad? Ánimo que ya queda menos para que salga tu libro.
Besos.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, naTTs, gracias... me topé con las nuevas plantillas de blogger y decidí probar, sé que es un poco difícil cuando uno se acostumbra a lo anterior, pero me alegra de que te guste.
Sí, a mí también me sorprende lo del libro de bolsillo por las razones que te dije antes. Espero que todo te vaya muy bien, amiga. Besos.

Sergio G.Ros dijo...

Hola Blanca: no sabes cómo me hubiera gustado poner un artículo en el estupendo número que habéis publicado. No obstante éste no habría podido ser pues tiene recién dos días de vida, ja,ja.. ¿Ancha? Humm... sí, al poner el nuevo diseño corrí el riesto de que fuera más ancha para repartir enlaces y demás cosillas en dos columnas, espero que no sea un inconveniente importante.
Un beso, amiga y gracias por tu comentario. Besos.

Sergio G.Ros dijo...

Excelente consejo, Maribel. Y duro, claro. Yo también he tenido la oportunidad de hablar con varios escritores y debo decir que muchos tienen miedo, que van con mucho tiento y que no quieren ni oír hablar de cambiar a otra editorial aunque ésta sea mejor para no correr riesgos. El panorama está feo para los que ya publican, por tanto, es casi imposible para el resto. Y, puesto que somos unos luchadores, lo único que podemos hacer es seguir escribiendo y rellenando el cajón, que por otro lado nos podrá ayudar en un futuro.
Un beso amiga, y mucho ánimo.

Sergio G.Ros dijo...

¡Hola, Antonia! Gracias por pasarte por este rinconcito del ciberespacio, je,je.. muchas gracias por tus palabras, amiga. Un abrazo grande para ti.

MiánRos dijo...

Hola, Sergio,

Recojo todos los datos que aportas y además todos los comentarios de los compañeros y, desde luego, no tengo casi palabras para expresar la zona gris que estamos atravesando y creo aún perdurará un año más como mínimo... bufff.
Bueno, crucemos los dedos para que todo esta pantalla de crisis pase y, mientras tanto, sigamos escribiendo para lo que tenga que venir... y que esta vez sea bueno, bueno...

Estupenda aportación, gracias.

Saluditos, amigo.
Mián Ros

Tessa dijo...

Hola Sergio:
En estos momentos el poblema es la crisis que nos obliga a comprar menos libros de los que nos gustaria.
Un bajada de un 4% tampoco es excesiva.
Como bien dicen seguiremos trabajando para cuando suene la campana estemos preparados.

Besos
Tessa

Armando Rodera dijo...

Interesante entrada, Sergio. Como bien dices, viendo la crisis galopante de otros sectores nos tendremos que dar con un canto en los dientes. Esperemos que el 2010 no sea mucho peor...

Yo también he hablado del tema con varios escritores y es cierto que la cosa está muy malita, incluso para gente que ya tiene libros publicados: reticencias a publicar, problemas en la edición e incluso cancelación de contratos con el adelanto entregado. Y nosotros intentando entrar en ese mercado...Si hubieramos conocido los entresijos literarios hace tres o cuatro años otro gallo nos hubiera cantado, seguro.

Pero como dice Maribel hay que seguir trabajando. Puede que alguna agencia o editorial se interese por nuestro trabajo en un futuro próximo y si ya tenemos tres o cuatro buenos trabajos acabados o perfilados, luego podemos entrar en una buena dinámica.

Me gusta el nuevo formato del blog, muy claro y luminoso. Tengo cierta reticencia a cambiar el mío, aunque ni siquiera he mirado las nuevas plantillas. Quizás un día de estos.

Un abrazo y feliz semana.

Sergio G.Ros dijo...

Hola, MiánRos, sí, la situación está chunga, la verdad, para qué engañarnos. Que nos cogieran en una situación sería prácticamente un milagro, pero ¿quién dijo que los milagros no existen? De momento, a trabajar de forma incansable, a leer, a aprender, a coger oficio... ya sabes, amigo. A luchar.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, Tessa, un 4% no parece tanto si se compara con otros sectores, pero no deja de ser negativa para los que ya de por sí invertían poco en gente novel. No obstante, como dije, hay datos que invitan a ser un poco más optimistas, como el hecho de que la ficción haya subido en ventas, y la ficción es el terreno donde nos movemos, ¿no?
Pues ea!, a mantener la esperanza,
Besos.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, Armando, lo curioso es que trabajando como estoy intensamente con mi último manuscrito creo que los demás que tengo apenas son piedras en "bruto", no sé si me explico, je,je.. vamos que cada día que pasa me veo más en pañales, ¿por qué será?
También es cierto, que autores que ya han publicado bastante están acojonadillos y no se atreven ni a rechistar, por lo que cuentan, las editoriales, si se mosquean, no les cogen ni el teléfono ni les vuelven a mirar a la cara... cosa de locos!!!
En fin, seguiremos, ¿Qué podemos perder?
Un abrazo.

Proyecto de Escritora dijo...

Tienes razón, que no se vendan mas libros de bolsillo no tiene lógica. Es cierto que para llevarlos en el bolso y por ejemplo leerlos en el metro es más práctico porque además pensan menos, pero claro, queda bastante más bonito con tapa dura y yo creo que ahora se vende mucho las ilustracciones del libro.
Por otro lado tampoco debería ser muy lógico que se saquen más títulos, porque cuando no te puedes comprar muchos libros tiendes a ir sobre seguro y no a compras autores nuevos. No sé.
sigo pensando que la crisis no es crisis, sino otra cosa...
Muy interesante sergio.

besos!!

oriafontan dijo...

Es lamentable el olvido al teatro la poesía y el comic.

Es curioso como la piratería se ceba en estos tres ramas por la facilidad que supone su copia.

Pero más allá de eso, se suel obviar principlamente el teatro; algo asombroso. Cervantes empezó con entremeses y obras de teatro como entrenamiento par sus futuras narrativas.

Hoy se salta la mejor escuela,
se igonara y los escritores dramaturgos sufren un preocupante olivido.

Hasta Shakespeare es más recordado por películas que por sus propias y portentosas obras.

Buscar librerías especializadas o webs que dediquen algo al teatro escrito también es difícil.

¡Viva el teatro!

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Elena, tu comentario es muy interesante...esto de la crisis,,..quizá tengas razón y sea todo...otra cosa.

Gracias, Orifontan, tus comentarios son siempre muy aclarativos.. y es cierto, grandes géneros literarios parecen estar defenestrados. Un abrazo.