domingo, 29 de mayo de 2011

Hecatombe editorial

El otro día, una conocida librera de mi ciudad me contaba pesarosa la difícil situación por la que está atravesando el mundo del libro. “Abrir la caja registradora esta mañana, para cobrar un solo libro, ha sido un milagro”. La cosa ha llegado a tal punto que en la librería tienen que devolver libros el mismo día de recepcionarlos (de ese modo no dejan pasar los 60 días en los que se ejecuta la factura por el importe). “Devolvemos los libros que sabemos que nadie va a comprar”…. ¿Y cómo sabes cuáles no va a comprar nadie? No obtuve respuesta. Estaba profundamente decepcionada: “ahora mismo lo notamos incluso en las presentaciones”, “apenas viene público a los actos de los autores superconocidos”. “La gente tiene cosas más importantes en las que gastar el dinero: bienes de primera necesidad, y los libros no lo son… además, en España, están antes las tapas y las cañas”.

Ufff…. ¿hemos tocado fondo?



Lo cierto es que durante este año he estado siguiendo algunas noticias en los periódicos que ya anunciaban esta hecatombe. Os voy a poner 3 ejemplos:
1) Un enlace de noviembre 2011, justo antes de Navidad, donde se anunciaba algo tan malo como histórico: Las devoluciones de obras no vendidas alcanzan cifras "históricas" - Entre las razones: caídas en las ventas de hasta el 34%, la piratería y la ausencia de 'best sellers'
2) Otra noticia, de marzo de este mismo año: Cae en un 28 por ciento el número de libros editados:
"La crisis se ceba con el sector: la producción alcanzó el pasado año los 132,1 millones de ejemplares frente a los 183,9 millones en 2009, pese a que en 2010 se publicó el 2,3% más de títulos"
De este artículo destacaría esto:
Literatura, en primera posición
Por categorías, más de la cuarta parte de los títulos editados (el 29,2%) y casi la mitad de ejemplares impresos (el 42,4%) correspondieron a la categoría de Literatura. La tirada media descendió el 29,7 %, situándose en los 1.734 ejemplares por título, precisa el informe del Instituto Nacional de Estadística. Menos de la mitad de los títulos publicados, el 44,2 %, tuvieron una tirada de entre 1.000 y 1.999 ejemplares y sólo el 3,7% alcanzaron tiradas superiores a los 5.000 ejemplares.

3) Y por último y para no ser sólo negativos, os dejo este enlace, una entrevista a Peter Mayer ( que fue presidente de Penguin y le dio la vuelta a esta editorial clásica de los libros de bolsillo). Lo interesante de este enlace, para mí, es que abre una puerta a la esperanza, porque apunta a la ficción como el tema en alza para el futuro.

¿Qué me pensáis vosotros?
Un abrazo,
Sergio.

25 comentarios:

Maribel dijo...

Lo que pensamos es que es para echarse a llorar, Sergio. Qué panorama.
Ahora en serio, hay que tener muy clara cuál es la situación actual, no pretender lo que no se puede tal y como está la economía, aguantar el tipo, seguir trabajando y esperar tiempos mejores. Y además con mucha paciencia. ¿Seremos capaces?

Feliz domingo.

Un abrazo.

Jecobe dijo...

Cómo dice Maribel, es para echarse a llorar. Pero todas las tormentas terminan, y esta no va a ser una excepción. No obstante, tambien es cierto que el mundo editorial y el del lector se encuentran en una fase de adaptación a los nuevos tiempos y aunque las opiniones son diversas, no sabemos si la lectura digital se impondrá, con la piratería de las obras que esto conlleva (todos sabemos cómo funciona la red). Pero en fín, la paciencia es una virtud que hay que trabajar porque al final dá sus frutos.

Un saludo.

J.J.Hernández dijo...

Hay que estar, ahora con las vacas flacas, más que nunca. El sector para por malos momentos, pero todos pasamos malos momentos, no sólo el sector de la literatura.
Confío en que sea algo transitorio.
Saludos.

Jorge Drake dijo...

Se cumple el viejo adagio: "Primero comer que ser cristiano", pero el asunto no es así de sencillo. Es obvio que si alguien metió las manos en nuestro bolsillo, lo poco que queda se reserva a lo más prioritario y no esencial.

Hace algunos años yo aunciaba el cambio inminente en el paradigma literario y de tecnologías de lectura. Y todo mundo se rasgaba las vestiduras diciendo que eso no iba a pasar con ellos en el corto lapso, que pasarían aún muchos años antes de que eso sucediera porque no era lo mismo un libro de papel a una pantalla. Hace unos días la empresa vendedora más grande de libros en el mundo (aunque no lo crean es Amazon)anunció que la venta de ebooks por primea vez ya superaba a los libros de papel y que se estaban triplicando las ventas anualmente de ebooks. Aqui la nota: http://www.laprovincia.es/tecnologia/2011/05/23/ventas-e-books-superan-papel-amazon/374032.html

Por otro lado hay otras causas, al menos con las nuevas generaciones que antes se agregaban a las filas de consumidores de libros, ahora con los medios audiovisuales sofisticados e internet, ya no tienen tanta necesidad de comprar libros. Muchos pequeños y jovenes prefieren comprar la película que el libro, porque el timing de la vida es ya muy acelerado, los libros de aventuras y de roles, ya han quedado obsoletos con los videojuegos en simulacion 3D e incluso usando interfases sensoriales.

Por otro lado ya son muchos lustros en que las librerías privilegiaron los libros utilitarios (de autoayuda) o best sellers casi siempre apoyados en montajes publicitarios, o respaldadas por alguna película de moda. Aunque esta idea pudo haberles funcionado al principio, generaron una industria focalizada en solo unos cuantos temas, y asi teniamos a legiones de escritores escribiendo sobre sociedades secretas, anillos mágicos, batallas épicas, imperios familiares (tipo falcón crest o Dallas) etc. Todo este espacio dedicado a estos libros "chuleteros" (para sobrevivir) le quitaron un espacio a la buena literatura (que es la que leen los más fieles y asiduos compradores) Y que conste que aqui no me refiero a los clásicos o libros "de intelectuales", sino a los más creativos o vanguardistas que fueron arrojados a la penumbra o de plano desaparecidos.

Es una pena, y lo digo sinceramente. Pero el libro de papel será nostalgia dentro de no mucho tiempo. Como aquellos videos VHS o Beta, O los discos de Vinil (que aún hay quienes los hacen)o las cámaras de 8mm. Siempre habrá quien quiera seguir haciendo libros de papel, pero ya no será la tendencia dominante. Las librerís que no se adapten a las ventas en linea y formatos digitales, van a parir sandías... y mientras sigan culpando a la piratería y sigan sacándole la vuelta a vender ebooks, más dura será su subsistencia.

Los precios altos de la madera, y por otro lado el combustible que hace que los fletes(envios por mensajeria) a veces cuesten más que los libros, será un impulso muy marcado para los ebook, que tendrán un precio justo y se podrán difrutar inmediatamente.

Siguiendo la tendencia previa adoptada, creo que las librerías deberán emigrar a un nivel aún más bajo para subsitir: vender revistas y periódicos junto a unos cuantos bestsellers y libros de autoayuda. Lo que hacen las tiendas departamentales...

José Antonio López Rastoll dijo...

La verdad, Sergio, no me extraña.
Las editoriales han controlado el cotarro durante mucho tiempo, pagando cuatro duros a sus escritores, representándolos de forma bastante deficiente.

No tardaremos mucho en descargarnos la obra de nuestro autor preferido por internet, directamente de su página web.

Quizás un día alguna tuya.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Ahora vuelvo, que tengo que ir un momento a cortarme las venas...

Vicsabelle dijo...

Leo esta entrada y me asusta terriblemente. Tengo un nudo en el estomago que no se me bajarà ni con Malox, Pepto-Bismol o Sal andrews o algo parecido. Es para tirar la toalla y dedicarse a otra cosa. Pero respiro y me digo que despues de esta tormenta llegarà la calma y algo bueno habrà para los que soñamos tanto. Puedo ser cruel, y pensar que los autores conocidos y bestseller de hoy desapareceran un dia y daràn oportunidad a las nuevas voces y que el internet seguirá revolucionando a nuestro favor y que se crearàn nuevas tecnologias y herramientas que en lugar de derrumbarnos nos ayudaràn mas.. bueno es que estoy soñando demasiado, perdona Sergio, pero no intento no perder las esperanzas
Un gran saludo

Pat Casalà dijo...

Hola, acabo de entrar en tu blog por primera vez y he leído algunas entradas muy interesantes. ¡La verdad es que el panorama que pintas es desolador! ¡Y más si eres novel! A ver si realmente algún día las cosas cambian,...

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, hay quienes opinan que el sector pasará unos meses malos y luego remontará, pero me parece a mí que esto va a durar unos años. Algunas editoriales desaparecerán, otras se fusionarán. Dejará de existir esa desorbitante demanda de hace unos años. Y es que un libro no se come (a menos que sea uno una carcoma). Yo por eso veo semajanzas con el colapso de la construcción.

Se suponía que el mundo editorial español era muy fuerte, ¿no lo era?¿Ha dejado de serlo?

Un abrazo

Alena Collar dijo...

Bien, el sector agoniza. Pero sucede que cuando publicas en una editorial pequeña y se quiere distribuir a los libreros éstos tienen los best seller esos que decís odiar tanto en primera fila, te miran con carita de asco y te dicen que "eso no vende", y miren ustedes: si no lo enseñan es cuando desde luego no vende. No se si me explico. Si ni siquiera dan la oportunidad de que se vea, ya me contarán cómo lo van a vender.

Perdonen el tono, pero es que ya lo he vivido: " no se han vendido ejemplares", va el editor a recogerlos y resulta que esos ejemplares que "no se han vendido" están donosamente colocados en el mas oscuro estante de la librería.
De verdad que siento el tono, pero ¿nunca han pensado que además de tener a quienes van a vender seguro, el resto podríamos merecer una pequeña oportunidad?...
Gracias y disculpas.

Anxana dijo...

Es deprimente, y una verdadera pena. Por desgracia coincido con Blas, esto tiene pinta de durar mucho.
Y para mi, la pregunta sería: ¿ Y qué hacemos?
Un beso, Sergio.

Armando Rodera dijo...

Madre mía, Sergio, sólo con el título de la entrada ya da miedo. Y después de leer el contenido, ni te cuento.

Está la cosa muy malita y parece que hemos coincidido varios blogueros para hablar de la crisis y sus consecuencias. Y como afirman algunos compañeros, esto tiene pinta de durar bastante.

Habrá que adaptarse y no rendirse, seguir luchando por lo que creemos. Aunque las perspectivas no son las mejores. Esperemos que mejore algo con el paso del tiempo.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Ya se venia venir, con la crisis, la gente compra lo de primera necesidad. En el hipermercado donde voy a comprar, en la entrada hay una trampa (para vender), de libros, desde los mas cutres desde 5 euros, hasta los mejores (o al menos dan ese aspecto) que van a 20 euros, la gente mira y pasa de largo, luego viene la segunda trampa música a 3, 5 o euros, ocurre lo mismo, la gente pasa de largo, igual que en ropa, zapatos… La gente esta en las ofertas de 4 latas de tomate 1 euro o tres kilos de macarrones 2 euros, productos de primera necesidad.
Y hablando de la piratería, a mi si me gusta un libro, un escritor, un disco, un dvd y esta a buen precio y me lo puedo permitir, me lo compro. Suspiro, pero yo soy de las que miran y no compran, como la gente que esta viviendo en sus vidas la crisis. Hasta que esta no pase y tenga lo que tenga que pasar… señores aprieten bien los cinturones por lo que pueda venir.
Yo sigo escribiendo para mi y mis poquitos fans, no necesito publicar para ser feliz.
Por cierto, soy Betali, xd.

oriafontan dijo...

Me viene a la mente la famosísima rima de Béquer...

Mientras la humanidad siempre avanzando
No sepa a dó camina;
Mientras haya un misterio para el hombre,
¡Habrá poesía!


Veo más dramático que en los colegios se reduzca a polvo las Humanidades y que todo se reduzca a aprender inglés e informática. Nunca han sido tan nesarios los escritores, de verdad lo siento.

El Escritor debería ser el Indignado porque en los colegios sólo se primen conocimientos "útiles" El Escritor debe ser la Voz de los conocimientos de Latín, literatura, ciencias sociales... Y su Voz es MUY NECESARIA y si no se quiere recompensar esa magnífica labor siempre habrá el LECTOR FIEL que si le de el homenaje que merece.

José Antonio Castro dijo...

Mientras haya sol, hay esperanza.

Sergio G.Ros dijo...

Bueno, pues no nos queda otra, Maribel!! La paciencia es una virtud, y en el caso de los escritores o aspirantes a serlos, digamos que es más que una virtud... raya la santidad!


Es cierto lo que dices, Jecobe: ahora mismo tampoco sabemos el impacto real que tendrán las nuevas tecnologías. Tras la tormenta vendrá la calma, y entonces podremos valorar todo como es debido. Vamos, digo yo. Gracias por comentar, un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, JJ. confiemos que esto sea solo transitorio y pase pronto.. mientras tanto, no queda otra que esperar.

Buen análisis, Jorge... lo que dices sobre los costes del papel es un punto a tener en cuenta.. ahora bien, los chips, las baterías, etc... de los ordenadores, procesadores, etc... no salen del aire. Creo que "la tecnología" nos traerá una sorpresa en un futuro.. quizá, dentro d unos siglos, hubiéramos preferido seguir consumiendo papel...aunque no me hagas mucho caso.

Sergio G.Ros dijo...

Sí, José Antonio, como en todo, los que tienen la sartén por el mango han abusado un poco más de la cuenta. Creo que al final la tendencia será hacia buscar algo más de equilibrio.. ¿Se logrará?

Ja,ja.. Ánimo, Lola, que tú, con la que está cayendo, vas viento en popa! Eso dice mucho!

Sergio G.Ros dijo...

No pierdas la esperanza Vicsabelle: una cosa no quita la otra. En principio, nuestra ilusión por escribir no debe verse resentida. ¡Mucho ánimo!

Je,je.-. gracias Pat.. sí, el panorama no parece muy bueno.. pero no pasa nada, la vida sigue, y la escritura también.

Sergio G.Ros dijo...

Blas, creo que aunque con sus diferencias, lo de la Construcción que argumentas tiene su sentido. Esto va a cambiar, se huele en el aire. Quizá sea el momento definitivo de la calidad.

Alena, no tienes por qué disculparte: eso que cuentas lo he visto muchas veces. A menudo, para encontrar los libros de mis amigos tengo que buscar en los rincones más oscuros, y a menudo, ni siquiera allí, los encuentro. Es como un bucle del que es difícil salir.. ASí que ánimo.

Sergio G.Ros dijo...

Humm... Anxana:calidad y disfrutar a tope de lo que amas... total, no hay garantías de nada. Salvo de tu amor por lo que haces.

JE,je... me ha hecho graciaa tu comentario, Armando... aunque tú mejor que nadie, tras haber participado en tertulias con escritores lo malito que está el mercado.
Sí, son tiempos difíciles. Un abrazo

B. Miosi dijo...

Excelente artículo, muy ilustrativo, Sergio, la crisis no es solo del sector editorial, pero se nota más en España porque es un punto de referencia importante. Cuando el hambre acosa y hay tantos parados, lo importante es sobrevivir, y los libros quedan en último plano. Creo que la solución la tienen las mismas editoriales con el libro digital, abaratan costos y todo el mundo se beneficia. La ambición desmedida está pagando sus frutos.

Un abrazo,
Blanca

Sergio G.Ros dijo...

Pues creo que tu conclusión es de lo más acertada, Betali. Hay que seguir escribiendo para uno mismo. Un beso.

ME ha gustado tu comentario, ORiafontan. ¿Qué sería del escritor sin el lector, y viceversa? Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Je,je. José Antonio..sí,hay que mantener la esperanza. Un abrazo.

Blanca, esa solución que apuntas es una de ellas, aunque en España también tendemos a llegar tarde a las soluciones... pero llegamos. Un besote, amiga.

Beren dijo...

La verdad es que no sé si echarme a las venas o cortarme a llorar...¿o es al revés? Me has dejao tocao, compadre. En fin Sergio, que no me sorprende nada de lo que nos anuncias, pero no por ello deja de ser un artículo de lo más interesante, como todos los que pones.
En estos momentos lo que nos queda a los que todavía no hemos publicado es paciencia, perseverancia y seguir escribiendo porque nos gusta. Y punto.
Un abrazo