sábado, 4 de septiembre de 2010

Sobre la Crítica literaria: Anika Lillo.

Como os comenté en la anterior entrada, con motivo de la preparación del artículo “La crítica en la Red” para la revista Prosofagia, tuve el placer de pasar un cuestionario de preguntas a un buen puñado de amigas y amigos, amantes todos de la literatura. Ahora, quisiera recompensar en cierta medida la amabilidad que me dispensaron, publicando, cada cierto tiempo, las respuestas completas para que podáis conocerlos mejor.
Hoy le toca el turno a Anika Lillo, una pionera de la promoción literaria en la Red, incansable internauta, webmaster, creadora de revistas independientes y muchas cosas más… aunque, bueno, eso ya los sabéis porque es de sobra conocida por todos vosotros.
Os dejo con la entrevista.

Anika, ¿qué es para ti un crítico literario? ¿Qué cualidades debe tener?
Quizás deberíamos distinguir entre crítico literario profesional y lo que en realidad somos muchos, lectores que comentamos los libros de una manera profesional, pero sin hacer uso de la base y las normas que haría un crítico. En cualquier caso, tanto unos como otros, deberían ser honestos y educados, tener buen criterio, saber hacerse entender y por supuesto haber leído mucho.

¿Crees que la crítica literaria sigue estando mal vista?
Sólo está mal vista si se trata de crítica literaria realizada por profesionales que desmenuzan los libros para encontrar errores gracias a sus conocimientos como “único objetivo” del comentario. Y por supuesto sólo está mal vista por el escritor al que le destrozan el libro porque en ocasiones se ve inquina por parte del crítico o cierto deseo de demostrar su propia cultura y verborrea escrita en contraposición a la del autor criticado. Como mucho estará mal vista en términos generales si se habla de un libro por hablar, sin conocimiento y sin argumentación: eso no es una crítica y lo puede hacer cualquiera, de hecho hay cierto tipo de personas que antes de que salga un libro ya están hablando mal de él. A esos no se les puede tomar en serio.

¿Ves algún problema en que un escritor pueda ser crítico literario?
Se pueden contar con los dedos de la mano los escritores que te dicen todo lo que piensan firmando con su propio nombre cuando se convierten en críticos. Los más honestos suelen firmar con pseudónimo sus críticas, y los que lo hacen con su nombre, al margen de algunas excepciones, son muy comedidos. Problema no, pero no me creo del todo al escritor que habla de un compañero por varias razones: 1) he leído a uno decir que existe una norma “no escrita” en la que el escritor no debe jamás hablar mal del libro de un compañero; 2) el que empieza diciendo toda la verdad, cuando publica su propio libro se transforma al escribir críticas de otros convirtiéndose en un amiguete; 3) la mayoría no sabe separar su opinión de lector de su profesión de escritor, y eso les condiciona. Por suerte conozco escritores que sí hablan honestamente de otros libros, pero es porque no tienen miedo al qué dirán.

¿Qué opinas del tópico que dice: crítico igual escritor frustrado, hay algo de cierto en él?
Puede haberlo pero no es la regla. Casi todo el mundo escribe y lee pero no por ello son profesionales ni lo tienen como meta.

¿Puede ser la crítica literaria en sí misma constructiva o tiene que ser a la fuerza negativa?
Siempre debe ser constructiva. Hay un error en la creencia de que una crítica donde se dejan ver los errores de la obra es per se negativa: se trata de evitar que el autor cometa los mismos errores en sus próximas obras, ayudarle a mejorar y conseguir mejores trabajos si tiene la capacidad de hacerlo. Otra cosa es cómo lo digas: la educación es esencial a la hora de hablar de estos temas, y el escritor que de verdad quiere mejorar siempre acepta de buen grado estos comentarios. De hecho son muchos los escritores que me dicen que no entienden que hablen de reseñas cuando lo único que exponen en los blogs son sinopsis de sus libros; ellos esperan más implicación del lector a la hora de hacer el análisis de su obra. Lo que no me parece correcto es el crítico que se guía por sus gustos y cohíbe al autor en su inventiva. La creación debe ser libre, por lo tanto no se debe criticar la imaginación.

¿Por qué piensas que han proliferado en la Red tantos blogs, webs y foros dedicados a la crítica literaria?
Personalmente llevo haciendo esto desde 1996, siendo una de las pioneras en la red, y he visto crecer en Internet este tipo de blogs igual que los demás pero con más asombro. No todos duran y no todos son leídos, pero sí sé por qué están ahí: todos quieren que les lean, todos quieren opinar. Algunos están capacitadísimos, otros lo intentan sin éxito, y otros solo cuentan lo que quieren leer los demás, pero el fin es el mismo: yo también leo, existo y tengo opinión. Antes se participaba en webs como la mía o en foros, y ahora todos tienen su propio blog, y muchos de los que colaboraron en webs importantes quieren la suya propia así que lo intentan también por su cuenta.

¿Crees que las editoriales los tienen en cuenta?
Las editoriales sólo tienen en cuenta a algunos medios, los que consideran más importantes que son, al fin y al cabo, los más profesionales o más populares. Aunque a la hora de señalar dónde han salido sus críticas les vale casi cualquiera que haya hablado bien de sus libros porque hablamos de un negocio, una empresa que necesita publicidad positiva de sus productos. Ahora bien, el lector sabe en quién se puede confiar y las editoriales también, por eso a la larga no todos los blogs o webs son válidas. Una buena crítica de un buen medio es mejor que diez buenas de un blog que habla así por sistema: el mérito se reconoce en la primera y eso lo sabe el lector, el escritor y el editor.

¿En qué medida piensas que influyen en el público?
No hace mucho hice un tanteo al respecto y saqué buenas conclusiones: se confía en aquel que tiene criterio pero sobre todo en el que coincide con tus gustos. Cada persona es un mundo, si los gustos coinciden y se tiene fe en el criterio del crítico o lector, esa opinión influirá. Yo he visto cómo reseñaba títulos con verdadera pasión de libros que consideraba excelentes y que a continuación se han vendido, y me alegro, no ya por la venta, si no porque el libro lo merecía. Aun así otras webs me han dicho que no creen que influyan en la venta de un libro porque no han visto los mismos resultados.

¿Cómo se llama el tuyo y qué te impulsó a crearlo? ¿Colaboras con alguno?
Yo no tengo blog, tengo una web, una revista de libros y literatura que comencé en 1996. Se llama ANIKA ENTRE LIBROS y nació por mi pasión por los libros y la necesidad de compartir opiniones. No suelo colaborar en otros por falta de tiempo y soy muy selectiva si hago algo al margen, aunque sí colaboro de forma profesional con algunas de las entrevistas que hago para la revista MÁS ALLÁ DE LA CIENCIA.
¿Qué debe tener una reseña literaria para que te llame la atención?
Honestidad, capacidad para señalar lo positivo y lo negativo que pueda haber, un buen análisis, argumentación y, sobre todo, no sentirme estafada. Si tiene algo malo, aunque pueda leerse pasándose este detalle por alto cuando lo lees, quiero que me lo digan. No me gusta que me vendan cobre por oro. Prefiero leer un libro sabiendo que puedo encontrar fallos a que me digan que es maravilloso y luego encontrarme con un producto mal acabado. Me lo leeré con sus fallos y me lo creeré más que si me dicen que es el mejor libro del año a menos que confíe de antemano en el lector o crítico. También agradeceré más aquella que sepa hacerme ver cosas que a mí se me escaparían y creo que una reseña, a ser posible, debe llevar este trabajo añadido.

Y por último: ¿qué objetivos piensas que persigue la crítica literaria?
Yo diría que son dos:
1) LECTOR: Aconsejar la lectura de un libro con sus pros y sus contras si los hay, jamás engañar al lector y tener en cuenta que existen todo tipo de lectores. Esto último es importantísimo y es lo que lleva a la solución final: aconsejar el libro. Lo que tienes que saber es a qué tipo de lector o a qué estado anímico le será más apropiado la lectura del libro.
2) AUTOR: Animar a seguir por la misma línea al que ya lo hace estupendamente, o tratar de aportarle algo al autor para que mejore en el caso de que se vea necesario confiando en su capacidad de superarse.
Muchas gracias, Anika, ha sido un placer entrevistarte.
...Para saber más:

Anika Lillo, Anika Entre Libros:
http://www.libros2.ciberanika.com/

Anika Lillo es Directora y Webmaster REVISTAS ONLINE de Literatura, Cine y Terror:
http://www.ciberanika.com/
libros@ciberanika.com

Anika Entre Libros - Anika Cine Magazine / Vinilo - La Casa de Kruela
BLOG: http://ciberanika.blogspot.com/

Anika está en Facebook
¡Facebookéla! Podrás encontrarla como Anika Entre Libros
Responsable Comunidad Valenciana de REMES
(Red Mundial de Escritores en Español)
http://www.redescritoresespa.com/

16 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Una entrevista estupenda, Sergio.
Desde luego Anika parece que lo tiene muy claro.
Saludos.

Arlette dijo...

Me ha gustado mucho sus respuestas, honestas y sinceras. Gracias Sergio.

Javier Pellicer dijo...

La experiencia es un grado, sin duda.

Raquel Cruz dijo...

Muy acertadas las preguntas Sergio y muy interesantes las respuestas. Felicidades

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, Lola, por la parte que me toca. Como bien dices, la profusión de las respuestas y la calidad de las mismas indican que Anika lo tiene muy clarito ,je,je.. un beso.

Arlette, me alegra mucho que te haya gustado, gracias por comentar, amiga.

Ja,ja... y tanto, Javier, y tanto..

Gracias, Raquel, un besito, amiga.

B. Miosi dijo...

Creo que toda opinión es respetable.

Besos,
Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Una entrevista muy ilustrativa, a veces por lo que se lee en prensa o se contempla en la televisión, parece que ser crítico es ser boxeador con guantes de terciopelo, y Anika lo tiene muy claro: no lo es.

Por mi parte, espero críticas que me ayuden a mejorar.

Un abrazo

oriafontan dijo...

Yo no creo que la tarea de un crítico sea recomendar un libro. Eso lo puede hacer cualquiera sin necesidad de ser un crítico.

Ni siquiera juzgar si ese libro puede gustar a ciertos lectores o no porque eso es cosa de la editorial.

Un crítico se le presume una vasta experiencia, olfato, gusto y demás sentidos muy desarrollados para detectar (cual tiburón) si el escritor u obra aportan algo.

En la Biblioteca de Alejandría (cuentan) concedían un galardon a unos versos y todo el Jurado voto para darle el reconocimiento a cierot poeta. El que más sabia empero, callaba y enseñando un viejo y olvidado legajo demostró el plagio.

Pero no sólo para detectar plagios algo de por sí difícil si no que el crítico debe detectar algo más.

Para ser crítico es imprescindible ser respetado. Tu opinión debe contar porque ha sido ha prueba como la de un catador de vinos.

Un crítico de verdad es algo excepcionalmente raro como un tiburón blanco.

MiánRos dijo...

Creo que Anika habla con bastante sentido.
Ha sido un placer, Sergio.
Abrazos,
Mián Ros

Lecturalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lecturalia dijo...

Es muy importante lo que hace Anika. Ya nos gustaría que estuviera en el equipo de Lecturalia.com.

Y totalmente de acuerdo con MiánRos como con Oriafontan. Muy buena la entrevista.

Armando Rodera dijo...

Interesante entrevista, Sergio. El mundo de la crítica literaria es muy complejo y siempre viene bien conocer estos puntos de vista.

Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

EStoy de acuerdo contigo, Blanca: cualquier opinión es respetable. Un abrazo, amiga.

Sí, Blas,ser crítico es en sí mismo algo criticable según el punto de vista con el que se opinie. Ojalá recibas muy buenas críticas, seguro que sí, XD.
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Joer, Oriafontan, tu comentario, para enmarcar...;) Muy bueno. Estoy contigo en que ser un crítico realmente bueno, es algo excepcional... ¡Ah!¡ Y me llegaste al alma con eso del tiburón blanco!
Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Gracias, MiánRos, me alegra que te haya gustado! ;)

AH, Lecturalia, es que Anika lleva tiempo en esto, desde luego! Un abrazo y gracias por comentar en el blog.

Gracias, Armando, en verdad el mundo de la crítica literaria es complejo. Un abrazo.

Tessa dijo...

Hola Sergio!!!!!!!!!!!!!!

Tienes una SUPER sorpresa en mi blog.

Besos,
Tessa