miércoles, 23 de diciembre de 2009

Soy leyenda, de Richard Matheson


Desde hace tiempo, me encontré con que mucha gente hablaba de este libro. Grandes escritores y lectores, lo aconsejan como uno de los mejores de su género. En realidad, es una novela corta, casi un cuento largo. De hecho, yo la leí en apenas una tarde, y sobre todo, después de salir de Madame Bovary, cuyos párrafos son densos, y repletos de pausas.
Así que hoy, en esta entrada, voy a echarme un poco de tierra encima.
Sinceramente, me he quedado decepcionado, al menos, un poco. Tal vez, la culpa no es del libro, tal vez, sea mía.
Reconozco que soy un lector bastante ecléctico. Antes de hacer esta reflexión, como digo, tal vez equivocada, he procurado leer algunas reseñas. Todas hablan de la obsesión de Matheson por la soledad, y otro punto que resaltan es la justificación científica que intenta darle objetividad a sus argumentos.
Ni lo uno ni lo otro me han convencido. Reconozco la originalidad del texto, pero no me ha emocionado, como lo ha hecho, por ejemplo, “La carretera”. La opresión que sentí con el libro de McCarthy fue mucho mayor, como lo fue la sensación de angustia, de miedo, de zozobra… Si los comparamos ―aunque las comparaciones pueden ser odiosas― existen muchos puntos en común entre ambos libros: un mundo apocalíptico, sin esperanza, personajes solitarios rodeados de seres que tratan de comérselos, un mundo gris. Pero además, en el caso de “La carretera”, se añade el problema del hambre de los protagonistas. Sea como fuere, creo que el personaje de Matheson no conecta conmigo del todo, no me llega, porque no me lo creo, porque le falta profundidad, le falta verdad. Los vampiros se quedan a dos aguas, tienen reacciones humanas (hablan, provocan sexualmente) y otras que no lo son tanto, pues no se relacionan entre ellos, no piensan con lógica. No me cuadran del todo, ni tampoco el intentar desmontar las leyendas, aunque se justifique, porque luego las vías interesantes que se abren en el texto se diluyen en el mismo como humo. De hecho, se habla de dos tipos de contagio, el tradicional y “otro”. Se intenta teorizar científicamente y por ahí, tal vez, para mí, la historia ―aunque no me guste― se habría salvado si, el personaje, por ejemplo, se hubiera interesado más por la ciencia y tratase de buscar un solución, como parece que en principio va a hacer. Ese punto, bien desarrollado, habría dado más juego, como ocurre, en la película de Lorenzo´s Oil, donde unos padres normales empiezan a investigar sobre enzimas y biología desde la base. Eso sí resultaría interesante.
La narración, defendida por muchos por su brevedad, me parece también, demasiado breve. El tópico de si breve, dos veces bueno, es para mí, un tópico. Cada historia tiene que tener su número de páginas, no digo que ésta debiera tener seiscientas, pero sí algunas más, para desarrollar más al personaje, su motivación psicológica, a los vampiros. Evidentemente, se juega con la dualidad: bien-mal, normal-anormal… Pero no es tan profunda como otras obras, a mí, como digo, me da sensación de que la radiografía que hace Matheson del alma humana se queda escasa.
Es, a pesar de todo, un libro muy aconsejable, con momentos muy buenos, y no digo que sea un mal libro, pero no es lo que yo llamaría una obra maestra.
Algunos podrían achacar que esta reflexión mía, tal vez, se deba a que al acabar de leer Madame Bovary, me encuentro con un libro de párrafos cortos, y lenguaje sencillo con una gran historia y que el salto es muy grande. Lo que sí os puedo decir es que lo cogí con muchas ganas, con verdaderas ganas de que me gustara. Quizá lo lea dentro de unos años y tenga que recapitular, tenga que cambiar mi opinión, y será bueno, porque el tiempo pone las cosas en su sitio. Pero nada más acabar de leer “Soy leyenda” empecé “Por quién doblan las campanas” de Ernest Hemingway, con un lenguaje también sencillo, y ¡joder! ¡Hemingway sí sabe radiografiar el alma humana!
No sé, perdonad aquellos que consideréis “Soy leyenda” una obra maestra, y me alegro que os haya impactado tanto. Lo respeto, porque es vuestra opinión.
A mí, me dejó tibio.
P.D. ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

36 comentarios:

oriafontan dijo...

Para soledad dos (para mí) grandes libros:

El desierto de los tártaros.

Y la obra de ciencia ficción, Naufragio de Logan.

Ya les he nombrado en alguna ocasión pero veo difícil que esta de Yo soy leyenda (no la he leído) o cualquier otra supere a esas dos.

Cuando ví la peli yo también pensé eso de... oye por un lado parecen tontos de bote los vampiros (dan cabezazos en vez de coger un palo o piedra) pero por otro preparan trampas. A eso lo llamo yo incoherencia.

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

Este es uno de esos clásicos de la SciFi que todo el mundo debería leer, muy superior a las películas.

Ya os digo que Hollywood no le ha hecho justicia a este gran libro. Muy ameno, de lectura fácil y final diferente al que tenemos en mente.

Muy recomendable, si señor Segio.

Feliz Navidad a ti y a Oriafontan.

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

Que no suene a reproche, sino a confronntación de ideas.
La comparación con la Carretera de McCarthy es odiosa, simplemente, es como comparar los efectos especiales de películas como "La humanidad en peligro" o "Los ladrones de cuerpos" con los ultramodernos de "Avatar".
Hay que saber, eso opino, leer y ver siempre en función del contexto histórico. Y éste fue y sigue siendo un clásico de mediados de los años 50.

Un saludo.

Deusvolt dijo...

Oriafontan, es verdad que has recomendado esos dos libros anteriormente: los vuelvo a anotar, gracias.
Bueno, la peli se parece como un huevo a una castaña al libro. De hecho, nada ocurre como en el libro, salvo la premisa de que Neville parece estar solo en la Tierra. Poco más.
Pero básicamente me reafirmo en las contradicciones del libro. Donde todo el mundo ve puertas abiertas de genialidad, yo veo eso, contradicciones que se diluyen-. Las ideas me parecen originales y están bien, pero no termina de cerrar el círculo, de rematarlas.
En fin, es sólo una opinión.
¡Felices Fiestas!

Deusvolt dijo...

Umm... Alejandro, evidentemente, tú eres un especialista en el género, y por tanto, tu opinión, creo, debe ser más válida que la mía en muchos aspectos. Ya comenté en mi reflexión que muchos grandes escritores y lectores valoran el libro como uno de los grandes de la ciencia ficción.
Respecto a las comparaciones, estoy contigo en que siempre son odiosas, pero intercambiando opiniones, creo que la época y el contexto, no han influido para comparar ambos libros. Fíjate que vengo de leer un clásico del XIX y ahora ando con uno de Hemingway de 1940, y te digo que la descripción humana, del pensamiento, las reflexiones no tienen nada que ver con MAtheson.
Oye, que Matheson será un grandioso escritor y yo no habré sabido captarlo, de acuerdo. Pero en mi óptica, no considero este libro una obra maestra, y, repito, poco importa, para mí, el año en el que fue escrito. Fíjate que no hablo de que sus razonamientos científicos sean o no válidos hoy en día, si no que no me termina de convencer el personaje, que lo veo poco trabajado, poco profundizado, y que, la supuesta angustia que debe transmitir un hombre rodeado de vampiros, solo en el mundo, no me cala lo suficiente, no me ha emocionado lo que pienso que debería haberme emocionado.
¿Seré de piedra?
En fin, que como dije, igual lo leo dentro de unos años y me arrepiento de lo que digo.
Que de sabios es rectificar.
Un saludo, amigo y Felices Fiestas.

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

Tanto como un grandioso escritor... tampoco no nos pasemos. A mí me gustó mucho, quizá porque las películas son bastante más flojas.

Creo que debía haberle sacado más partido al perro, creo que el libro es algo corto, creo que podría haber profundizado más en sus pasado. Aún así, me parece un buen libro.

Lo mejor para mí es el final. Saludos.

Maribel dijo...

Querido amigo, paso con prisas a dejarte un gran abrazo navideño. ¡Feliz Navidad!

Lola Mariné dijo...

Si va de vampiros ya no me interesa demasiado, y si no te ha gustado, todavía menos.
Feliz navidad.

Marta Abelló dijo...

Yo vi la película y no tengo claro si es fiel al libro o no, pero lo cierto es que a mí me gustó (la peli). Lo de retratar el alma humana sólo pocos lo saben hacer, y en especial los autores rusos son los maestros, así que después de Mdm Bovary, no me extraña que hayas notado ese cambio más acusado.

Un abrazo y Feliz Navidad.

Deusvolt dijo...

Bueno, Alejandro, si no recuerdo mal Bradbury califica a Matheson como uno de los mejores escritores del siglo XX, y S.King sólo tiene elogios para él. Digo yo que algo tendrá el tío.
Coincido con tu análisis también.
Un abrazo y felices fiestas, amigo.

Diario de nuestros pensamientos dijo...

no se hizo una peli con el mismo titulo?

Deusvolt dijo...

Gracias, Maribel: FELIZ NAVIDAD!! También para ti y los tuyos.

Pues vaya, Lola, no sabía que no te agradaban los temas de vampiros (entonces a lo mejor nunca lees algún libro mío, ji,ji.... Pero el libro no está mal del todo, sólo digo que yo me esperaba más, y tiene puntos a su favor, como dijo, Alejandro: es fluido y se lee rápido, además aporta otros mensajes como el tema de la soledad o lo que es normal o no.
Un abrazo y FEliz Navidad.

Deusvolt dijo...

Martikka, a mí la peli tampoco me resultó tan mala, tiene sus momentos buenos, pero los seguidores de Matheson se quejan, y con razón de que no es fiel al libro, vamos, pero ni de coña, ja,ja.. Y, sí, te concedo eso que dices del gran salto de uno a otro, pero bueno, ¡para eso está la lectura! Feliz navidad, amiga. Un beso.

Diario... Sí, se hizo una peli con Will Smith, que fue anunciada a bombo y a platillo y que está entretenida y pasas algún susto que otro.
Un beso y Feliz Navidad.

Nuria dijo...

Hola deusvolt,
Felices fiestas tambien para ti y tu familia.
Me he estado leyendo el articulo de la Carretera y estoy de acuerdo contigo, a mi aparte de imprecionarme no pude dejar el libro hasta acabar de leerlo.

Me gustaria que me aconsejaras sobre el libro de Saramago: "ensayo de una ceguera" .

Saludos,
Nuria

Ithur dijo...

Bueno, el libro no lo he leído, pero la peli sí que la he visto y merece la pena (desde mi punto de vista). Aunque se me hace raro ver a Will haciendo papeles serios XD.
Si decís que la película no es fiel al libro, recordad que rara vez lo son, normalmente al pasarlo a la gran pantalla siempre hay grandes cambios, como en "Parque Jurásico", un ejemplo de cómo un libro y una película no se parecen en absolutamente nada.
Bueno, felices fiestas a todos, un abrazo.

Deusvolt dijo...

Hola, Nuria, Felices Fiestas a ti también.
Me alegro que te gustara "LA carretera".
REspecto a "Ensayo sobre la ceguera" estuve a punto de hacer una reseña, pero como suele decirse, "se pasó el arroz".
Es un libro muy, muy recomendable. Al principio empecé a leerlo y lo dejé porque me costaba acostumbrarme al estilo. Saramago, no pone los diálogos como estamos acostumbrados, es decir, separados por punto y aparte y encabezados con rayas. El texto es todo, todo seguido, sólo con comas. Por lo que a uno le cuesta meterse un poco y acostumbrarse a este estilo.
Tiene otras muchas particularidades: no utiliza ningún nombre propio, ni de personas ni de ciudades o países, por lo tanto, podría decirse que este libro es una especie de alegoría.
Y, ante todo, ensayo sobre la ceguera es un mensaje desolador de lo poco que ha evolucionado el ser humano, de la escasa cultura, orden y moralidad que tenemos, de lo poco resistente y firme que es, en definitiva, es un mensaje que nos hace valorar lo que tenemos, y nos explica, con una tremenda crudeza lo poco que valemos, y lo endeble que es la situación que vivimos.
Un libro que pone los pelos de punta. Una pequeña joya de la literatura contemporánea en mi opinión.
Saludos.

Deusvolt dijo...

Sí, Ithur, te doy la razón: rara vez las pelis son fieles a los libros, pero en este caso, apenas sí puedes reconocer lo del libro en la peli. Eso sí, lo más importante: la soledad del hombre en un mundo de vampiros.
Aunque me haya dejado tibio, repito, el libro merece la pena.
Un abrazo y Felices Fiestas, amigo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Feliz Navidad, amigo Sergio

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

A todo los que lo habéis preguntado: Ni la película de Charlton Heston ni la de Will Smith se parecen al libro. Sólo en el escenario, en el personaje solitario, en los infectados. Punto. Nada más.

El final de este libro es más interesante que las 2 películas. Y por favor, esta obra no es un "librito" para adolescentes sobre vampiros. No nos confundamos.

Que mira que la gente etiqueta enseguida y se pierden una buena lectura.

En fin, que buenos días y Feliz Navidad.

MiánRos dijo...

El libro no lo he leído; la peli me gustó.
Feliz Navidad, Sergio.

Que el año que viene sea el nacimiento de un gran escritor; lo deseo de todo corazón, amigo (ya toca).

Deusvolt dijo...

Feliz Navidad, querido Francisco Javier.

Ja,ja..Alejandro, tampoco te cabrees. Aunque no sea una obra maestra -para mí- este libro no deja de ser un buen libro e invitar a muchas reflexiones. Y es mejor no etiquetar porque lo que no me guste a mí no quiere decir que no te guste a ti.
Un abrazo y Feliz Navidad.

Deusvolt dijo...

Muchas gracias por tus buenos deseos, MiánRos.
Ojalá este año sea bueno para ambos, amigo.
Un abrazo y Feliz Navidad.

Jesús F. dijo...

Hola compañero,
pues yo el libro no lo he leído, y la peli en cuanto supe que era el Smith el protagonista ni se me pasó por la cabeza verla.
Eso sí, te recomiendo de Richard Matheson "La Casa infernal", el mejor libro de casas embrujadas que he leído (bueno, si no contamos con el querido hotel Outlook de Mr. King).
Un abrazo.

Isis dijo...

Hola amigo.
Ya sabes que no a todos nos gusta la misma literatura, afortunadamente.
A mí, se me han atragantado libros que para otros, son obras maestras.

Besos lectores.

Deusvolt dijo...

Gracias, Jesús por la recomendación. Como he comentado, Matheson es muy apreciado por grandes escritores como S. King, lo que indica su aportación a la literatura del género, y por tanto, hay que leerlo con atención.
Un abrazo.

Es muy cierto eso que dices, Isis. Por eso, cuando hablo "mal" de un libro tengo mis reservas. No es la primera vez que al releerlo descubro que esta equivocado. No todos coincidimos en gustos, eso es evidente,
Un beso para ti también, amiga.

B. Miosi dijo...

Deusvolt:

No he leído el libro, y me parece poco probable que vaya a hacerlo, no por tu comentario, sino por el tema. Los vampiros no me atraen, por lo menos en novelas, ja, ja,

Todos tenemos diferentes puntos de vista. El que no te haya llenado no significa que ocurra lo mismo con otros, somos diversos, sentimos diferente, amamos diferente, en suma, somos seres individuales. No te sientas culpable por decir lo que piensas de un libro. Para evitarme problemas, porque también soy dada a sentirme culpable, evito calificar. Prefiero hablar del autor, de su vida, sus motivaciones, y si la obra en realidad me ha impresionado lo digo con toda sinceridad.

Me ha gustado tu manera de diseccionar la novela, estás convirtiéndote en un magnífico comentarista.

Un abrazo!
Blanca

Deusvolt dijo...

Pues muchas gracias, Blanca. Es cierto, me siento un poco culpable cuando no me gusta una novela, es como si pensara que yo, como lector, hubiera podido hacer más por comprender, por intentar responder a la mano que me tiende el escritor.
Qué pena que no te gusten los vampiros, ni tampoco a Lola. Quiere decir que ninguna de las dos hubiérais leído mi tercer manuscrito: ¡cachis!
En fin, cada uno tiene sus gustos.
Un beso, amiga.

Esther dijo...

No creo, tampoco, que "Soy leyenda" sea una obra maestra, ni de la ciencia ficción ni de la literatura en general, pero sí me parece muy buena. Es cierto que podría haberse desarrollado más el personaje, sí. En lo que no acuerdo, Desuvolt, es en la apreciación de que los vampiros siguen siendo demasiado humanos; digo, como que esto sea un error. Al contrario, por el planteamiento del libro, es esperable que sigan siendo bastante humanos; es difícil (biológicamente) pensar que "cualquier cosa real" que altere a un ser vivo (y no lo mate) lo transforme en una entidad completamente diferente a la anterior.
Para mí, el mayor valor de la novela no está en el personaje, sino más bien en la idea que sustenta la historia, y que se despliega con toda potencia en el final; como decís, no es una historia de vampiros para adolescentes.
No ví películas derivadas de esta novela. No me extraña que no tenga nada que ver con el libro. Rara vez lo hacen. Sospecho que cambiaron el final para que sea heroico, feliz y esperanzador para la Humanidad. Mmm.. ¿es así?

Abrazos,
Esther

Deusvolt dijo...

Sospecha totalmente cierta, amiga ESther. Buena reflexión la tuya sobre los vampiros de la historia, pero siguen sin cuadrarme. Tienes toda la razón en que no pueden seguir siendo enteramente humanos tras la infección, pero es que se dan cosas contradictorias entre ellos, no adoptan una misma forma: se comportan como insectos, y a veces como humanos, pero no interaccionan entre ellos, lo cual, dicho sea de paso no es lógico, dentro de la fantasía, porque Matheson trata de desmontar la teoría vampírica probando aquellas cosas que sabe sobre la leyenda: los espejos, el ajo, el miedo a la cruz---: En ningún sitio se dice que los vampiros no hablen entre ellos, o no sean inteligentes: creo que unas tablas no iban a salvar al protagonista.
En fin, que estoy contigo en que la novela no es una novela de vampiros para adolescentes y me gusta mucho tu idea de que lo que vale es la historia más que el personajes, o que está montada de esa manera.
Como siempre aportas una reflexión digna de elogio, amiga.
Besos.

Javier D. dijo...

Hola, he seguido tu blog por unas semanas y me parece excelente. Es cierto que existen lecturas que son "un punto de no retorno", luego de pasar por ciertos autores ya no podemos digerir otros o encontramos costuras y fallas que antes no veíamos. A mi me pasó con Bolaño, luego de leerlo ya no pude leer otros que apreciaba en mi adoslescencia.
Soy leyenda la leí ya de adulto, y ciertamente no es un hito de la literatura, quizás ni de la ciencia-ficción, pero si es un libro importante del género. Coincido en que el protagonista pudo dársele mayor profundidad. Sin embargo un tema importante en la novela de Matheson es nuestra incapacidad para aceptar o al menos comprender la otredad. La soledad del personaje, su encierro, su miedo a los otros son una metáfora de la sicosis colectiva de los Estados Unidos de los 50, cuando los "otros" (los gobiernos comunistas) eran percibidos como extraños y peligrosos.
Y lo más interensante es cuando el personaje descubre la visión del otro, y cómo éstos le temían, cuando descubre que el verdadero sanguinario de la historia era él, la única amenaza para una posible tregua fue siempre él mismo.
Matheson quería mostrar que en un mundo polarizado sólo cabe la ley del más fuerte y cualquier día puede tocarnos el convertirnos en el otro, el extraño.

Deusvolt dijo...

¡Hola, Javier! Me hace mucha ilusión que te guste el blog: ¡gracias por tus palabras!
Umm... La reflexión que haces sobre la novela me parece muy, muy interesante. Viene al hilo de lo que dijo el compañero Alejandro Castroguer, respecto a que hay que leerla siguiendo el contexto en el que se escribió. Desde ese punto de vista, me quito el sombrero ante tu apreciación, muy coherente, y muy buena, por cierto.
¡Jope, ahora me siento mal!, ¡me hiciste pensar, amigo!
Genial, muy buen comentario.
Un abrazo.

Javier D. dijo...

No te preocupes Deusvolt, eso es lo bueno de los foros. Por cierto aquí va un link de un cuento de Mathesson "botón, botón" en el que está basado otra película reciente: La caja. http://www.ucm.es/info/especulo/numero41/botonmat.html

Un abrazo y feliz año nuevo.

Deusvolt dijo...

Gracias, Javier D. ¡Me lo apunto! ¡aunque no sé si lo sabes, pero ando loco con las lecturas! De todas formas la peli me llamó la atención por la historia en sí, debo confesarlo, aunque no he ido a verla:
Lo mismo digo, ¡Feliz Año Nuevo!

Zanbar dijo...

Jolín, pues yo aún no he podido echarle el guante a este libro entre unas cosas y otras, pero tenía pensado leerlo porque hasta ahora veía que todo el mundo hablaba muy bien de él. De hecho, Matheson es una de las referencias de escritores como Stephen King. En fin, si algún día lo leo te cuento.

Zanbar dijo...

Por cierto, mucha gente nombra la peli de Will Smith y olvida que hay otras dos que antiguas que son mucho mejores para mi gusto: Seres de las sombras, con Vincent Price, y El último hombre vivo, con Charlton Heston.

Deusvolt dijo...

Es verdad, Zanbar, por eso dije que me había decepcionado un poco, y que, también, hacía mi reseña un poco con mal sabor de boca, pues pensaba que, tal vez, no estuviera muy acertada, más si cabe si el tito King valora tanto a Matheson.
Pues las pelis que dices me suenan, pero no recuerdo a Charlon Heston luchando contra vampiros... umm... haré memoria.
Un saludo.