lunes, 12 de octubre de 2009

Tiempo de espera

Esta semana se presenta como un tiempo de tránsito.
Me incomodan ese tipo de días donde uno espera recibir noticias, porque las sensaciones se aletargan y los suspiros se estiran como el queso mozzarella auspiciado por el calor del horno.
Os preguntaréis qué demonios espero. Bueno, soy un poco terco, así que sigo en mis trece, ya que estoy convencido de que la anterior entrada sobre la Feria de Frankfurt va a ser muy predictiva.
Mientras, echo la vista atrás y no dejo de sorprenderme con la gente buena que me he encontrado por el camino. En octubre hará un año desde que entré en Bibliotecas Virtuales y empecé a recibir prácticos consejos de compañeros y compañeras que estaban en una situación parecida a la mía.
A pesar de los reveses que da el mercado editorial, te topas con gente generosa que te brinda nuevas perspectivas y puntos de vista. Lo que más valor tiene, a mi entender, son sus propias experiencias porque hablan con conocimiento de causa.
Después de mi primer contacto, me abrí “al mundo literario”, visitando más asiduamente otros foros (Locus, Prosófagos...) y hallé, sin darme cuenta, el universo de los blogs. Fue otro gran paso porque mis contactos con gente estupenda aumentaron.
Cuando terminé el cuarto manuscrito y, mientras esperaba un mes para corregir, decidí crear el mío propio: “El alma impresa”. Me costó porque tengo un poco de respeto por todo lo informático. Pero sin duda, ha merecido la pena.
Esta entrada es para agradecer vuestra inestimable ayuda. Vuestras visitas, relatos, comentarios y opiniones. ¡¡Mil gracias!!
El siguiente pasito (aconsejado por Daniel de Cordova) ha sido crear una cuenta en Facebook. Jope, hay mucha gente ahí, ¿sabéis?

Y la guinda del pastel ha sido el mensaje de una compañera y amiga virtual de un foro muy conocido ofreciéndose a echarme una mano para detectar fallos en mi cuarto manuscrito. Le pasé unas pocas páginas y las ha comentado de forma brillante, haciendo un gran trabajo que no sé cómo corresponder, lo que me va a ayudar mucho para seguir puliendo. ¡Un millón de gracias!
Pero no acaba ahí. Otra amiga también se ha ofrecido para darme su visión profesional. Así que le he pasado las mismas páginas, de modo que tendré más comentarios.
Tener opiniones distintas y de gente de buen gusto es un lujo que no se puede pagar con dinero.
Recuerdo con una sonrisa a un compañero que me facilitó las direcciones de sendos escritores de mi región. Me presenté por email y les pedí ayuda para que leyeran unas pocas páginas de mis manuscritos: ¡¡salieron corriendo!! (Es un decir).
Aunque, por otro lado, le agradezco a ese amigo haberme hablado de una tertulia literaria que se celebra en Cartagena mensualmente (El escarabajo palabrero) de la que comentaré en otra ocasión.
Resumiendo: no pidas ayuda a ningún escritor, sobre todo si ya ha publicado, porque se alejará de tí a todo lo que den sus piernas. Es comprensible: tienen poco tiempo, y para ellos es oro, por lo que no van a perderlo con un desconocido. Pero eso no quita que haya gente maravillosa, que habita entre nosotros, y que te ofrecerá ayuda cuando menos te lo esperes (también de gente que ha publicado, pues acabo de recibir un mensaje de un notable escritor de mi región brindándome su ayuda). No las atosigues, ni presiones. Recuerda que lo que te ofrezcan es un regalo. Mientras, escribe, lee, escribe y lee. Comenta en los foros, en los blogs, infórmate y disfruta con lo que te gusta, ¿no amas la literatura?

Esa es mi conclusión:
A pesar de las distancias que nos separan, formamos una comunidad muy bonita. Un gran cuadro con matices variados de inexperiencia y sabiduría, que se complementan y crean, a su modo, una extraña y paradójica obra de arte. Porque, no podemos olvidarlo, la literatura es arte. Que en realidad viene a ser magia. Sí, magia pura. Pues la primera magia del mundo nació con la palabra y el pensamiento.
Y es la palabra, precisamente, la que forma ese hilo invisible que nos mantiene unidos.

53 comentarios:

Ithur dijo...

Me ha encantado la entrada, y es una lástima que pidas ayuda a escritores y estos huyan despavoridos, ¿tanto miedo tienen de la competencia?, seguramente sea cierto que tienen poco tiempo, pero no me parece excusa.
Y la espera..., siempre ahí, y te hace sentir como un marinero atrapado en las zonas de calma, sin saber qué hacer a la espera del viento.
En cuanto al blog, aunque te diese respeto la informática, te ha quedado superior.
Suerte, compañero.

oriafontan dijo...

Siempre que me hablan de espera me acuerdo de dos excelentes novelas:

Naufragio; de Logan es una breve novela que me impresionó. Un hombre sólo cae en un planeta dónde no hay vida y el suelo está recubierto de "tiras".

El desierto de los tártaros; otra novela sobre la espera de Dino Buzatti. Un sóldado es destinado a un lejano fuerte de la frontera. Todos, sin reconocerlo esperan un ataque.

Recomiendo las dos novelas porque son breves y tienen una magia increíble porque retratan la espera como ninguna otra obra que haya leído.

Deusvolt dijo...

Ithur, debo reconocer que una parte de culpa se debió a mi ingenuidad y a que no anduve muy fino. Tampoco es correcto avasallar (lo digo así, pero no fui tampoco un kamikaze ni nada de eso).
Pienso, tras esos errores, que a la gente hay que conocerla primero. Oye, no sé a tí, pero a mí me ha pasado algo parecido con desconidos. He recibido emails de gente pidiéndome ayuda y se la he dado. Esa misma gente ha estado pidiéndome consejos durante mucho tiempo: emails de contactos y demás, y luego ha desaparecido del firmamento sin decir un triste adiós.
Y cambiando de tercio: buff..qué mala es la espera, ¿verdad amigo?
Piensa en positivo: al menos tu ya has oteado tierra firme y tarde o tremprano correrás por la playa. Yo, desde el palo mayor, solo veo una niebla grisácea.
Un abrazo.

Oriafontan, te agradezco tus recomendaciones. Sabes que aprecio tu buen gusto. Las anoto (tengo ya tantas que voy a abrir una página excel para no olvidarlas, ja,ja..).
Por cierto, quería preguntarte acerca de tu amado Stefan Zweig: ¿cuál de sus libros me recomendarías?

Marta Abelló (martikka) dijo...

Qué bonita entrada. Coincidimos en lo de haber sido requeridos por algunos escritores (a mi me ha sucedido con tres de Latinoamérica) y les he ofrecido la que he podido. Cierto es que el tiempo es oro y no me sobra, pero no he sabido decir que no.
Comparto también ese sentimiento de comunidad que formamos los bloggers, esa ayuda desinteresada, ese compartir nuestros pensamientos, nuestros avances en este mundillo. Nunca pensé que sería tan productivo.

Suerte. La niebla no es eterna.

Maribel dijo...

Deusvolt, interesante entrada. Dices "Esta semana se presenta como un tiempo de tránsito. Me incomodan ese tipo de días donde uno espera recibir noticias,...". Te comprendo perfectamente, yo vivo en una constante espera y ya sabemos lo que desespera. Quizás éste haya sido uno de los motivos por los que apenas participo ya en certámenes literarios, porque vuelcas tanta ilusión y tienes tanta fe en tus posibilidades que estás deseando que se volatilicen los días y se produzca el fallo, y en ese lapso hay un consumo de tiempo mal aprovechado y dedicado únicamente a la espera.
Lo mismo, o parecido, ocurre cuando te diriges a un agente o editorial. Abres el e-mail cien veces por día, es una situación que genera un verdadero estrés.
Yo ahora me lo tomo con más calma. He de reconocer que no soy persona de suerte. La mayoría de agentes o editoriales a los que me he dirigido alguna vez ni siquiera me han contestado, los que me han contestado se disculpan porque no tienen tiempo, no pueden aceptar más autores, no pueden aceptar más manuscritos, etc. etc. y NI SIQUIERA HAN LEÍDO MI OBRA. ¿Y qué hacemos? Seguir insistiendo estoicamente, pero como somos imperfectos, a veces nos hundimos.
Menos mal que existen los blogs, los amigos, los compañeros de fatigas, con los que comentamos, aprendemos, nos desahogamos, compartimos y brindamos si es menester.
Gracias a ti por tus estupendas entradas y por pensar tanto en todos.
Un abrazo.

oriafontan dijo...

De Stefan Zweig me emocionó el relato "Ardiente secreto" y después de "Veinticuatro horas de la vida de una mujer"

De biografías "Curación por el espíritu".

El ensayo de Brasil me pareció muy interesante el comprobar que pese a estar escrito a principios del siglo XX mantenía mucho interés.

Destaco eso de su obra; Maria Estuardo, Novela de ajedrez, Carta de una mujer desconocida y otras tampoco están nada mal.

naTTs R dijo...

Suerte en esa espera, Deusvolt. No te aconsejo paciencia porque sé que es imposible mostrar una actitud parecida en estas circunstancias. Suerte, y confianza.

La verdad es que es todo un alivio descubrir que hay gente con las mismas inquietudes, dificultades y pasiones. El intercambio de ideas, tanto en blogger como en prosófagos, espanta un poco la soledad del escritor. Son pocos los que se conocen realmente, pero la ayuda llega y va, y eso es lo importante.

De nuevo: suerte en lo tuyo, y servidora para cualquier valoración o consejo que necesites.

Abrazos,

naTTs

Ithur dijo...

Deusvolt, estoy de acuerdo con Martikka:
La niebla no es eterna.
Por cierto, me encantan las islas, sobre todo desiertas, yo sería un naufrago felíz XD.
Saludos, y mantente en la cofa que pronto verás la costa.

Deusvolt dijo...

Gracias Martikka, ¡cuántas coincidencias! Esa es una de las cosas buenas "de abrirte al mundo". A veces, por la propia actitud del escritor, te quedas enclaustrado en tu mundo y no percibes todo lo que pueden aportarte los demás.
La ayuda desinteresada -como comentas- es una de las cosas más bonitas que puedes experimentar en el viaje por ser escritor. Por eso me encantó tu reciente entrada en Los manuscritos del caos (http://losmanuscritosdelcaos.blogspot.com/) cuando Truman Capote habla de que para ser escritor hay que beber de muchas fuentes, no solo de las literarias.´
Espero que la niebla se retira no solo para mi, si no para todos los que esperan encontrar esa isla maravillosa llamada Mundo Editorial. Un abrazo.

Maribel, también coincido contigo (jolines, ¡cuántas cosas en común!).
Yo apenas me presento a premios porque esa espera para que el jurado se pronuncie es esterna. Además, muchos premios te obligan a comprometer tus derechos de autor si ganas, por lo que no sería serio ir por ahí buscando editoriales y agencias, ya que si ganas, ¡¡no tendrías los derechos!! Podrías renunciar al premio pero es una mala carta de presentación, creo.
También yo ahora me tomo las cosas con más calma, prueba de ello es que mi último manuscrito todavía duerme en el cajón a la espera de más comentarios y mientras pongo manos a la obra con los apuntes que me ha facilitado una amiga. Antes no hubiera podido aguantar.
La verdad es que cuando te leo me recuerdas mucho a mí, querida Maribel. Por lo que veo a ambos nos han rechazado un buen puñado de veces. Pero al igual que tú, pocos son los rechazos con conocimiento de causa porque, casi ninguno ha leído nuestras obras. ¡¡Qué presión intentar conquistar la atención de alguien que no quiere prestar atención tan solo con unas líneas!!
Menos mal que nos tenemos unos a otros, y cuando unos se derrumba otros le ofrecen su brazo para que se apoye.
Un fuerte abrazo.

Deusvolt dijo...

Gracias Oriafontan por tus buenos consejos. Anoto esas obras de Zweig en mi tabla.
¡Qué bueno es tener alguien que te aconseje con conocimiento de causa! ¡la leche!

Deusvolt dijo...

naTTs, como sabes, lo malo de ser aspirante a escritor es la espera eterna y constante, ja,ja.. Me acabo de acordar de lo que comentó Maribel y lo de mirar el correo cada dos por tres, ¿tanto nos parecemos? Lo bonito es que intercambiando nuestras experiencias nos damos cuenta de que tampoco somos esos bichos raros que parecemos a veces, ¿no?
El intercambio de ideas, como dices, es una corriente que casi puede notarse, como una brisa que acaricia la piel.
Oye, muchas gracias por tu ofrecimiento, pues... tengo por ahí un par de dudillas que tal vez te comente. No son cosas extensas, pero estaría bien tener la opinión de otra persona que escribe. No sé, ya veremos cómo nos ponemos en contacto. Puedo buscarte por MP en Prosófagos, creo.
Un abrazo, y lo mismo digo: si necesitas algo ya sabes dónde estoy.

Ithur, granuja, tú también sabes que a mi me encantan las islas desiertas, tipo Lost, ja..ja.. bueno aunque esa no es precisamente una isla desierta porque hay un ajetreo de muy señor mío... Gracias por tus buenos deseos, amigo. Me mantendré en la cofa aunque se me congelen las cejas y pestañas.

Isis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvia dijo...

Deusvolt, yo estoy segura de que tarde o temprano conseguirás publicar, así que puedes perder la paciencia, jeje (porque es que los plazos son tremendamente largos) pero nunca pierdas la esperanza. Las entradas en tu blog refuerzan mi teoría: haces magia con las palabras. Yo personalmente te doy las gracias por tu blog, tanto por la información realmente buena que aportas en él ( reseñas sobre libros interesantes, datos sobre ferias de libros etc)como por los maravillosos relatos que compartes con nosotros. Adelante Deusvolt, hoy queda un día menos para publicar!!

Marcos Moreno dijo...

yo creo que la paciencia y no desesperar forma parte de la vida del escritor novel. No me cabe ninguna duda que o te armas de paciencia o te vuelves majara, así que cargados con nuestra esperanza, lo mejor que podemos hacer es acompañarla de bastante paciencia.

Yo hace tiempo que leo los foros, pero nunca había sido muy activo, incluso en bibliotecas virtuales a veces había mostrado mi sorpresa ante las "filosofadas" que algunos soltaban sobre el hecho de escribir, pero buceando por blogs y más foros, poco a poco he ido entendiendo que este intercambio de experiencias y las ayudas entre nosotros nos enriquecen a todos y nos ayudan a mejorar.

Un saludo a todos.

Isis dijo...

Hola amigo.
He suprimido mi entrada anterior por unas letras fuera de lugar :-)
PERDONA.
Pues te contaba, que la paciencia es nuestra aliada; yo estoy a la espera de comenzar a enseñar al personal compentente mis poemas, pero tengo un poco de yuyu.Y además, que haces unas entradas preciosas y me gustará leer que cuentas del escarabajo :-)
Y además que lleves mucho cuidado con los sitios llamados foros, en especial "Facebook", no es muy de fiar, parece un colsultorio sentimental. Me encanta tu blog...
Muchas gracias por tu visita al mio y tu comentario.
Y gracias por el ratillo del sábado.
Besicos de María.

Deusvolt dijo...

Ji,ji.. Silvia, ¡que me sacas los colores!! Ojalá pronto llegue el día, chica. Me alegro de que el blog os guste, espero que ayude a quien lo necesite y que entre todos podamos hacer que se cumplan nuestros sueños. "El alma impresa" está abierta a todo el mundo que tenga que aportar algo o que, simplemente, quiera sentarse en un rinconcito a escuchar a los demás. Estoy muy contento porque sois una gente estupenda.
Un fuerte beso, Silvia y gracias por los ánimos.

Marcos, todavía recuerdo cuando me dijiste que "filosofaba" demasiado sobre el arte de escribir.. ja..ja..ja.. pero, chico es algo inherente a mi persona. Si te fijas, cuando escribo suelto parrafadas enormes, y no es mi intención sermonear a nadie. Aunque estoy contigo en el hecho de que uno no debe quedarse obnubilado con el proceso de escribir, sobre todo si quiere ser escritor. Porque a escribir se aprende escribiendo. No obstante, comprender el proceso puede ayudarnos bastante. Técnica, tono, formas, puntualizaciones, ortografía, recursos varios que son las muletas para andar con seguridad por este páramo de letras, líneas y párrafos. Y, qué bueno es no hace ese camino solo, ¿verdad?

Isis, amiga, como verás he seguido tu consejo. Te doy la razón en lo del Facebook. Yo he entrado con tiento porque no me gustan los líos por Internet, aunque es un buen vínculo para estar en contacto con gente del sector literario o del que te interese. Es rápido e instantáneo.
Si necesitas ayuda con el tema de entrar en contacto con "gente profesional" me lo dices. Lo único que lamento es que en el tema de poesía no estoy muy ducho.
La tertulia del sábado me pareció algo precipitada. ¿No viste a Antonio un poco incómodo o fue impresión mía? Siento no haberme expresado muy bien respecto al libro, pero no era mi día, creo que no hablé con propiedad como se merecía el libro.
Muchas gracias por prestarme el libro, en cuanto acabe El legado de Blanca Miosi que tengo entre manos le hinco el diente, aunque por ahí está el de MArcos... Buff.. se me amontona el trabajo... ¡¡y los de la tertulia!! Menos mal que ya he leído el de Tokio Blues...je,je..
Un beso.

Daniel DC dijo...

Estimado amigo,

Me llena de satisfacción saber que mantienes gratitud.

Cuando emitimos bondad hacia el prójimo, la vida nos recompensa con la misma moneda.

Sigue los consejos de quienes te ayudan desinteresadamente y alcanzarás el éxito. Pero recuerda la norma de los que deciden incursionar en la profesión: “escribe como si supieras que mañana vas a morir. ¿Qué dejarás como legado a los demás?”

Lo difícil de la profesión: ser paciente—más para un novel—y mantenerse enfocado. Te doy la clave para las editoriales y agencias: no esperes ningún tipo de respuesta; así permanecerás sereno. Si lo practicas, comprobarás sus beneficios.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

Yo ando también por ahí con la pelea de la literatura. Espero que no desesperes.
En Locus no dudes en pedirme ayude u opinión sobre un texto.
Lástima que no disponga de tiempo para dejarte unos fragmentos de la obra en la que ando líado, se agota el plazo y ando todavía corriegiendo y corrigiendo.

Saludos desde la Discovery.

ALEJANDRO CASTROGUER dijo...

Oye, deusvolt, agrégame por fa en el Facebook, allí figuro como el mismo de aquí, Alejandro Castroguer, y mi nick es un ojo "alla" Hal9000.

Deusvolt dijo...

Gracias Daniel por tus aportes. Sin duda, escribir me ha aportado muchas cosas buenas: desprenderme del estrés diario, alejarme de los nubarrones... descubrir historias sorprendentes, que nunca creí que estuvieran allí. La contrapartida, por el lado editorial, es la paciencia. El encajar los golpes, el no decaer. Pero si miras las cosas negativas con óptica optimista hallas cualidades que, bien cultivadas, pueden hacerte mejor como escritor y como persona. He de estar agradecido a todos y todas los que me han ayudado, me ayudan y comparten sus experiencias. Es algo hermoso que hace sentirse bien y ser un poco más feliz. ¿Acaso no sois felices escribiendo? Claro que sí.
Memorizo tu norma, es buena,ja,ja... Algo parecido a lo que le ocurrió a Martín Eden, pero no cuento nada que fastidio la historia.

Alejandro, ya te he agregado en el Face. Por lo que veo andamos liados -todos- en algún proyecto. Ahora mismo todavía sigo arrastrando la corrección del último manuscrito pero tengo un ojo puesto en una idea, que aún es sólo una semilla. Para regarla necesito abundante documentación, pero, para mi desesperación, apenas encuentro nada, salvo la Santa Internet y el youtube. JE, ¡¡con lo que me gusta buscar información el libros!!!
Gracias por tu ofrecimiento, amigo.

Isis dijo...

Deusvolt yo de nuevo.

Yo ya pertenezco a Facebook, si tienes alguna forma de que yo pueda llegar a ese grupo de gente de las plumas y lápices, te lo agradezco.

En cuanto a tu participación en la tertulia, fuiste el mejor sin duda.
En cuanto Antonio, estaba cansado y era el comienzo, y encima del trabajo que hizo, no funcionó el trasto de Ana :-)
La próxima será mejor...esperemos.

PD. Eres un buen alumno, por lo del blog.

Un beso.

Deusvolt dijo...

Pues, Isis, búscame en el Facebook y hablamos, mi nombre completo (y ya de paso el que quiera que lo apunte, je,je..) es Sergio González Ros. Nos podemos comunicar sin problemas, miraremos si puedo echarte una mano en algo.
Gracias, profe, el próximo día te llevo una manzana, ¿te gustan? Ja,ja..
Un beso.

Isis dijo...

Las manzanas me encantan, lavadas y con piel.
Por si no te encuentro, mi nombre es.... María Nicolás Arteaga.
Eso también es para toda persona buena y amiga.

Besicos.

MiánRos dijo...

Amigo Deusvolt, ¿acaso se acaba el mundo por no publicar? Pues, NO.

No me gusta dar consejos, pero Daniel en uno de sus disciplinados comentarios te ha dado la clave, y no es otra que LA PACIENCIA. Si ésta se pierde... pierdes.

Un abrazo, compañero.

Jesús F. dijo...

¡Eso está bien, poder recibir impresiones menos subjetivas que las de familiares y amigos!
Ja,ja,ja, me ha hecho gracia lo de pedir ayuda a escritores, ¡menos mal que los nóveles estamos ahí, apoyándonos unos a otros!
sobre lo de esperar, pues qué decir...podríamos dar unas pautas al pobre Job sobre lo que es la paciencia.
Llegué al mundillo virtual hará cosa de año y medio y, al igual que tú, he encontrado muy buena gente de la que he aprendido gracias a sus consejos y experiencias. ¡Vamos, que si lo llego a saber me pongo dos años antes, je, je!
Un abrazo.

Deusvolt dijo...

Isis, ya estamos en ello.

MiánRos, sabes cuál es la respuesta: no se acaba la vida por publicar, evidentemente. Pero no podemos ser hipócritas ante el reto de todo escritor. Yo no pienso en publicar cuando escribo, cuando sueño y cuando imagino a mis personajes y les dejo hacer de las suyas. Me emociono con ellos y cuando acabo una obra, me siento triste porque no podré seguir con la misma intensidad a su lado.
Pero quiero publicar, claro que sí. Ese es mi reto. Lo de la paciencia lo llevo como puedo. Créeme cuando digo que sigo adelante y que no me desgarraré las vestiduras si vuelven a rechazarme de nuevo (llevo ya unos cuantos, muchos, pero mentiría si no dijera lo que nos contó Maribel unos comentarios más arriba: miro a menudo la bandeja de entrada para ver si hay algo nuevo de una editorial o agencia. Y no me avergüenzo de ello. Pero acepto consejos, seguiré trabajando, escribiendo, leyendo porque amo la literatura.
Solo quería decir eso: Mi camino no se termina si no publico pero publicar es la imagen que tengo en mi retina cuando miro al horizonte.
Un abrazo, y suerte a todos.

Deusvolt dijo...

Jesús, nuestros caminos van paralelos, ja,ja.. Lo mismo digo, si lo hubiera sabido habría entrado antes en este mundillo para aprender lo que todos aportan.
¿Qué decirte que no sepas?
Oye, ¿el santo job era escritor?
Ah, y a mí me encantan las opiniones subjetivas. Un abrazo.

MiánRos dijo...

Es evidente que todo escritor quiere ver su sueño culminado tras el escaparate de una tienda, claro que sí; yo también, y mentiría si dijera lo contrario. A lo que me refiero con la paciencia es intentar aislarse dentro de un nuevo proyecto, por ponerte un ejemplo. Lo demás (me refiero con lo ya escrito), es dejar que el tiempo pase y que las cosas se vayan encauzando a su debido tiempo. Yo llevo cuatro años en esto y me considero un novicio, la publicación no me preocupa ni la llego a considerar en exceso tras el término de una de mis obras, pues pienso que si el trabajo está bien hecho tarde o temprano se verán los frutos, y si no, habrá que mejorar y dedicar el tiempo a otra obra. No hay que desesperar y basar los días en una empresa que no sea otra que intentar meter la cabeza como sea en la edición de nuestra novela.

Bueno, Deusvolt, tal y como escribes estás cada vez más cerca de ser uno de los elegidos, te lo digo de corazón; y si la suerte se torna de tu lado, aprovéchala, tienes mucha condición con la que los lectores disfrutaran sin duda alguna.
Un fuerte abrazo, compañero.
Aquí tienes un seguidor que saborea la lectura y se involucra con las inquietudes que reseñas en tu blog, que son afines a las mías.

Armando Rodera dijo...

No veas como me siento identificado con tu magnífica entrada, Deusvolt. Te entiendo con lo del tiempo de espera, sin ni siquiera saber si han llegado a leer no nuestro manuscrito, si no tan sólo la carta de presentación.

Entiendo tus miedos, que son los de todos nosotros, a la hora de afrontar nuevos proyectos y comparto contigo la alegría de haber descubierto esta pequeña comunidad en la que todos aprendemos algo.

Estoy de acuerdo con Daniel, mejor no sentarnos a esperar, y seguir trabajando,creciendo, aprendiendo. Hay que ser pacientes y no desesperar. Yo lo he aprendido a base de palos, lo reconozco, pero no podemos hacer mucho más, aunque sea insufrible la espera.

Tu blog nos cuenta la forma que tienes de escribir, de narrar historias. Tus entradas son muy atractivas y lo puedes ver con el éxito de los comentarios aquí vertidos. Estás ya en la rampa de salida, ahora ves por donde hay que seguir y sólo te queda ir dando pequeños pasos en ese difícil camino. Seguro que al final conseguirás lo que te propongas. Hay que tener confianza en uno mismo y en sus posibilidades, pero nadie regala nada, ya lo sabes.

Gracias por compartir con todos nosotros tus desvelos, que son también los de muchos otros que sentimos un gran amor por las letras.

Un saludo.

Rafael Ayerbe dijo...

Interesante entrada, Deusvolt. Muy en tu línea: entretenida, bien narrada y siempre con algún mensaje útil que mandar.
Está bien tener a amigos escritores, que puedan darte consejos y crítica a tus escritos. Quién mejor sino ellos.
Con respecto a la espera, la cosa es tener entretenida a tu mente en otras cosas, otras aficiones...claro, lo malo es cuando una de las mayores es escribir...jaja
Te deseo suerte en las próximas respuestas de agencias/editoriales.

Saludos!

Lola Mariné dijo...

Esperando estamos más de un@, jajaja, y mientras esperamos mas vale que nos distraigamos escribiendo, que será lo mas productivo.
Comprendo que los escritores no esten demasiado disponibles para leer manuscritos, no por la competencia, como decia alguien, sino por falta de tiempo. Si tod@s andamos siempre apurados, imaginate si además tienes que escribir libros, articulos y montones de cosas mas que surgen en torno a un escritor cuando empieza a destacar un poco.
La verdad es que yo no me he atrevido nunca a pedirselo a nadie.

Esta posibilidad de comunicarnos y compartir supone una gran ayuda y un gran estimulo en nuestra "cruzada".
saludos.

Deusvolt dijo...

MiánRos, perdona si antes fui un poco brusco en mi respuesta. Agradezco de corazón tu amabilidad hacia mi persona, y quiero corresponderte de la misma manera. A veces olvido que somos muchos compartiendo los mismos sueños y que, como bien sabes, hacemos un camino parecido. Estamos en distintas etapas, y cada uno tiene que hacer su propio camino, nadie puede hacerlo por él. Eso sí, de cuando en cuando, nos cruzamos y marchamos juntos un trecho. Es un camino hermoso este de las letras, un bello sendero que inflama los corazones de tristeza, alegría, esperanza... y que a mí, como a vosotros, me sirve para distraerme del estrés diario, de las noticias desastrosas, de la rutina.. Reitero mi agradecimiento y te deseo lo mejor, compañero.
Coloco tu blog aquí por ser diferente e interesante, aunque ya está entre la lista de El alma impresa:
http://mianros.blogspot.com/

Armando, gracias a tí también. Una amiga me dijo el otro día que me paso casi todo el tiempo dando las gracias: perdonadme pero es lo que siento. Es hermoso saber que tenemos tantas cosas en común, tantas sensaciones semejantes. Me alegro de que te gusten las entradas del blog, y me anima mucho las cosas tan bonitas que decís sobre mi forma de escribir y lo que cuento. Una vez leí que un error grave de un escritor es mentir al lector, porque el lector no es tonto y detecta la falsedad. Con mejor o peor técnica, trato de ser honesto, como sé que lo sois vosotros. También tengo mis días: mejores, peores y desastrosos. Aunque sabéis, amigos, que de los días desastrosos, con el paso del tiempo, se pueden sacar grandes lecciones.
Armando quería decirte que tu blog también es excelente y no quiero dejar pasar la oportunidad de recomendarlo:
http://vivenciasdeunescritornovel.blogspot.com/
Un fuerte abrazo.

Deusvolt dijo...

Gracias Rafael, ¿cómo lo llevas? ¿Has hilado más tu historia? El otro día recordé una entrevista de H. Murakami donde decía que la diferencia entre una novela y un cuento es como plantar un bosque y un jardín. Una novela es un salto cuantitativo y cualitativo muy importante, sin despreciar en absoluto los relatos cortos. Pero "es un fregao" de cuidado. Creo que la tuya tiene toques científicos o documentales que te harán dudar e investigar. Es algo difícil y complicado para una primera novela, porque, a menudo, la información mal manejada puede "cortar" la inspiración, por contra, esa labor de documentación, bien llevado, puede darte técnica y seguridad. PEro no me hagas mucho caso, haz caso a tu corazón y a esa musa que te susurra por las noches y te tienta contra los apuntes de la universidad. Como diría Yoda: "Difícil el camino de la escritura es", je,je.. Un abrazo muy fuerte. Te deseo lo mejor para tu proyecto, amigo.

Sí, Lola, te doy toda la razón: lo mejor es dedicarse a algo productivo. Me temo que yo estoy fallando en eseo, desde luego. Lo que ocurre (y tal vez sea una excusa) es que me encuentro en que no quiero despegarme de la correción de mi último manuscrito porque sé que de saltar a la próxima idea que ronda mi cabeza, perdería completamente la conexión. No sé si a ti te pasa lo mismo, pero cuando me involucro en algo, lo hago con los cinco sentidos. Así que estoy en una cuerda floja, una zona entre tinieblas. De momento, hago tímidos intentos de buscar información para documentarme sobre mi nuevo proyecto. Tengo una imagen en mente: la de un hombre con un grave problema, un lugar muy concreto donde ese hombre tiene que ir. Por supuesto ese lugar va a traer más problemas. Así que nada, en esas estoy, pero para colorear el cuadro necesito documentación técnica que no encuentro. Así que estoy tirando de la Santa internet, y del youtube, aunque lo que aprendí con mi sengundo manuscrito (alias el mamotreto) es que no hay mejor fuentes que los libros.
Te doy toda la razón sobre los escritores. Si yo que soy "aspirante a escritor" estoy más liado que la pata de un romano, imagínate ellos con compromisos y demás historias.
No obstante, no se puede generalizar, también hay casos excepcionales como dije antes.
Hija: me estás haciendo pensar que tengo mucha cara. Bueno, tampoco tengo casi pelo, luego creo que sí puedo decir que tengo mucha cara ¡¡si metes la frente!! je,je..
Un beso guapa, seguro que triunfas en Frankfurt de la mano de cierta agencia que los que te seguimos sabemos es extraordinaria. Como tú.

MiánRos dijo...

No tienes que disculparte, Deusvolt. Ah, y gracias por abrir una pequeña ventana en tu blog recomendando el mío(yo hice lo propio).
Eres una persona excepcional.
Suerte.

oriafontan dijo...

Es la primera vez en mi vida que me gusta un escritor sin haber leído nada de él. Parece imposible pero:

La vida se explica por sus paradojas.

Deusvolt no soy un "pelota" más bien lo contrario pero o yo soy tonto o tú sabes escribir.

La razón es que nada que no tenga algo de autobiográfico (sigo a Oscar Wilde en esta opinión) tiene interés.

El interés de este blog para mí es superior al de Daniel (dicho con todos los respetos, ya que yo no tengo el sueño de escribir y soy un mero lector) porque la persecución del triunfo atrae mucho más que el éxito en sí.

La tristeza, el entusiasmo, el fracaso es bastante más atrayente, literariamente hablando que el éxito. Hay tienen una paradoja.

Deusvolt dijo...

De nada, MiánRos, tu blog lo merece. Un fuerte abrazo.

Oriafontan, muchas gracias de corazón por tus palabras. Sé que no eres dado a las adulaciones, y no veo en qué podría beneficiarte hacer "la pelota" a un aspirante a escritor, ja,ja.. Es lo que soy: "aspirante a escritor". Me siento halagado por tus sensaciones hacia mi forma de escribir, y lo agradezco, pero, ojo, desde la humildad: tengo muchas cosas que aprender, que leer, que conocer y que experimentar.
Entiendo tu punto de vista respecto a sentirse atraído "por el perdedor",ja,ja.. Eso es lo que hace que te pongas del lado de Rocky en vez del de Apollo, ja,ja.. En la vida, la gente suele ponerse de parte del más débil. Por eso fascina que el Alcoyano pueda ganarle al Real Madrid, y eso puede parecer más atractivo a priori este modesto blog y mi tortuoso camino hacia la publicación, ja,ja.. pero hay que puntualizar que el blog de Daniel es excelente y sus opiniones muy interesantes, además de provechosas para el que las examine con tesón.
Así que, resumiendo, no voy a entrar en comparaciones con nadie. Yo me siento bien recibido en los blogs que visito y me gusta aprender y compartir cosas con todo el mundo. Y recíprocamente, quien quiera puede acomodarse en este hueco del ciberespacio, y servirse una copa a nuestra salud. Por cierto, el ron se ha acabado, ¿Quién habrá tenido la culpa? ¡Hip!
Un abrazo, Oriafontan.

Sombras Chinescas dijo...

Aquí (imagino que como en muchos otros sitios) se escribe más que se lee, y los escritores que cuentan con el más ínfimo renombre están hartos de ver aparecer a un "pirado" con un manuscrito; además, saben por experiencia que lo que la mayoría buscamos no es una opinión sincera, sino halagos, por lo que no es de extrañar que huyan de los literatos en ciernes como si se trataran de un dolor de muelas.
Mi experiencia no es muy dilatada, pero debo confesar que las críticas de las que uno extrae más provecho son de aquellas peor intencionadas, por lo que no está de más participar en concursos donde los participantes se saquen las entrañas mutuamente, o intercambiar escritos con alguien que se halle en tu misma situación y hacerse críticas objetivas y despiadadas.
Saludos.

B. Miosi dijo...

Llego un poco tarde, Sergio, pero no quería dejar pasar esta entrada tan interesante, como todas las tuyas.
Pensándolo bien, hay varios blogs que siempre nos dejan buenos consejos, ideas y noticias relacionadas con el mundo literario, el de Armando es muy bueno, también el de Teo; el tuyo, por supuesto, y el de Daniel también hace muy buenos aportes.

No veo por qué un escritor que publica no pueda tener tiempo para otras cosas, aunque sea famoso. No me lo imagino las 24 horas del día yendo de un lado a otro firmando libros, presentándolos o dando conferencias. Creo que la clave es la organización y la buena voluntad.

Pero claro, si se dedica a ello a tiempo completo, es decir, si vive de ello, que son pocos los que pueden hacerlo, es comprensible que no dediquen mucho tiempo a leer a escritores en ciernes. En fin... hay de todo en la viña del Señor.

Tienes un rincón muy agradable y placentero, me gusta el formato, los colores claros, y sobre todo: la rapidez con que se carga tu página, pues no tiene tantos "periquitos".

Besos!
Blanca

Deusvolt dijo...

Hola, Juan Carlos: he pasado por tu blog "Sombras Chinescas".
Por lo que he leído en él, has participado en varios concursos, ganando algunos y siendo, nada menos, que finalista del Premio Planeta 2005. Te felicito sinceramente porque eso es digno de admiración.
Ahora bien, tu comentario, a mi entender, destila cierta "irritabilidad", o para ser más exacto: agresividad.
Básicamente, y para no extenderme demasiado, no estoy de acuerdo en tres puntos de lo que has dicho antes:
1. "Aquí -refiriéndote, supongo a este blog- se escribe más que se lee".
2. El concepto de críticas que tanto te gusta, y al que te refieres como: "peor intencionadas, por lo que no está de más participar en concursos donde los participantes se saquen las entrañas mutuamente".. "críticas objetivas y despiadadas."
3."un "pirado" con un manuscrito.."

No sé, quiero darte el beneficio de la duda. Así que no voy a comentar nada más. No es bueno juzgar a nadie, y por eso, me detengo en este punto. Porque todo el mundo puede equivocarse en el tono, o en lo que pretende decir, o en lo que ha interpretado. Yo el primero.
Te tiendo la mano y te invito a sentarte por aquí, entre amigos, a compartir nuestras experiencias.
Oye, aquí hay unos cuantos pirados. ¿Sabes? Yo he aprendido mucho de ellos.
Un saludo.

Deusvolt dijo...

Querida Blanca, nunca es tarde si la dicha es buena. Leerte siempre es un placer. Me alegro de que hayas pasado sabiendo lo ocupada que estás.
No puedo estar más de acuerdo: los blogs de Armando, Daniel, Teo, Lola, naTTs, MiánRos, Maribel, Elisabet, Jesús, Alejandro, Isis, Martikka,Rafael,Blas, Javier... son geniales. ¡¡Jolines, hay tantos!! ¡¡Y el tuyo!!
Seguro que me he dejado varios, perdonadme por el fallo.
Me alegro de que te guste este sitio, a mí también me gusta que os paséis por aquí, y hablemos un rato. Es agradable, una sensación maravillosa y placentera.
Eres genial, Blanca.
Para mí, una escritora de primera fila.
Un fuerte abrazo.
Sergio.

B. Miosi dijo...

¿Qué es un pirado?

Deusvolt dijo...

Ja,ja... Un loco.
Yo, lo confieso, estoy un poco loco.

Sombras Chinescas dijo...

Mi, sin duda, demasiado susceptible amigo:

Mi mensaje no destila cierta "irritabilidad", ni mucho menos “agresividad”, en todo caso amarga experiencia, y sin duda tu airada respuesta obedece a que no has entendido en absoluto mi comentario; quizás, no puedo negarlo, no me expresé con todo el detalle que debiera.

1 Aquí, se refiere a España. Y sí, es cierto que escribe más que se lee. Basta con examinar la lista anual de libros publicados y su cifra de ventas; y, por cada libro que se publica, llegan cientos a las mesas de los editores (y no cuento los que permanecen sepultados en un recoveco del disco duro).
2 No he afirmado que me gusten esa clase de críticas, sino que han sido de las que más provecho he extraído. Lo sostengo y no lo enmiendo.
3 Un servidor se engloba dentro de la categoría de los “pirados” con manuscrito. No soy de los que van a visitar a un escritor insigne, pues he tenido la suerte de leer lo que otros, que han pasado por la experiencia antes que yo, se han ofrecido a relatarnos, allanando el camino a los que venimos detrás.

Y el hecho de ser finalista del Planeta no es digno de admiración, sino de lástima, pues las ocho obra que acompañan a las que van a ser premiadas son elegidas por su calidad de nefastas y de no ser capaces de hacer sombra a las dos afortunadas.


Saludos.

Silvia dijo...

Hola, Deusvolt. Muy buena la explicación del por qué de tu nick , lo acabo de leer ahora mismo. Hoy he recibido un "no" de una editorial, con lo típico, el comité de lectura tal y cual, una menos en la lista jaja. A seguir intentándolo, claro que sí, que esto es como las cruzadas.
Un beso

Deusvolt dijo...

Juan Carlos, susceptibilidades aparte, está claro que hemos empezado con mal pie. Así que retomo el final de mi "airada" respuesta: "...Te tiendo la mano y te invito a sentarte por aquí, entre amigos, a compartir nuestras experiencias...". Por otro lado, no tengo ningún problema en pedir disculpas por lo que me toca: la mala interpretación. No obstante, reconoce que "aquí" no es muy específico.

Dicho esto, de tu último comentario (ojo, no va con ninguna mala inteción) me llama la atención lo que afirmas de los finalistas del Premio Planteta, quitando a los premiados: "...pues las ocho obras que acompañan a las que van a ser premiadas son elegidas por su calidad de nefastas y de no ser capaces de hacer sombra a las dos afortunadas.".
Yo, no tengo mucha experiencia, Juan Carlos, desde luego nunca he ganado ningún concurso literario, y ni siquiera he sido finalista. Me he presentado a media docena, a lo sumo. Pero hay una amiga nuestra que quedó finalista como tú del Planeta y he leído su libro, cuya reseña está en un enlace de este blog, por cierto. Te puedo garantizar que, en mi humilde opinión, esa novela no tiene qué envidiar de las que fueron premiadas, y que, en ningún caso, es nefasta, ni una patata, ni nada de nada, y que podría hacer sombra a la ganadora.
Sí es cierto que no voy a ponerme a defender al Planeta (¡¡ni mucho menos!!), que para abogados del Diablo ya hay mucha gente voluntaria.
Y por último, estimado amigo, de "amargas experiencias" también sé un poquito, je,je...
Un saludo.

Deusvolt dijo...

Silvia, mucho ánimo.
De rechazos también sé un poquito, amiga. Lo peor de ellos es su "impersonalidad", pero no te dejes vencer: sigue adelante. Lo del comité de lectura es un tópico más de la carta predeterimada que mandan por defecto (que comenté hace algunas entradas). Seguramente ni habrán leído tu manuscrito.Puede ser por muchas razones: el género de tu obra, la sinopsis que no les convence... o hasta la propia saturación que sufren por las hordas de escritores en ciernes, je,je...
Un abrazo. Me alegro de que te gustara la explicación del nick, je,je..
Y, desde luego, publicar es poco menos que una cruzada.

B. Miosi dijo...

Sé de dos personas que quedaron finalistas del Premio Planeta:

1. Martha Querol Benech, con El final del Ave Fénix.

2. Arlette Geneve, con El carcelero de Isbiliya.

Ambas han logrado publicar con editoriales regulares.

¿Malas novelas? No lo creo.

No es bueno generalizar. El que Sombras chinescas haya estado mal escrita, "plagada de errores" como dice Garrido, no quieres decir que las demás lo estén.

naTTs R dijo...

Dudo mucho que los Planeta den su premio a malas novelas. De hecho, no creo que cualquiera se presente. Quienes lo hagan llevarán lo mejor de sí, su mejor y más pulida obra. Además, siendo como es un premio tan sustancioso.. ¡Madre mía! Ayer leí las cifras y estoy muy lejos de pensar que le regalen semejante cantidad de dinero a una novela mediocre. ¡Son empresas! ¿Cómo van a vender algo que les perjudique?

No he leído la novela de Marta, pero hasta la fecha las críticas no han sido malas. Habrá excepciones, cómo no. Siempre las hay. Pero me cuesta creer que las excepciones empiecen a darse inmediatamente después del ganador.

He participado en concursos de relatos y he ganado premios. De novela, ni olerlos. Pero sé lo que se siente cuando alguien espera más de lo que recibe: rabia. La primera reacción es despotricar contra organizadores, jurado y ganadores. Luego ya una se olvida, y aparece otro concurso por el que apostar.

Pienso que es más productivo invertir la energía en correcciones y no en rabia. Al menos, un 75%, porque no somos de piedra. A la mierda el planeta, a la mierda el jurado... Esto, ¿qué me dices de este párrafo? Seguro que podría mejorarse.

Deusvolt dijo...

Estoy de acuerdo con vosotras, naTTS y Blanca: no es bueno generalizar.
Carezco de la experiencia suficiente, pero, salvo excepciones (que supongo las habrá), no creo que las novelas finalistas al Planeta sean malas. Es más, yo diría todo lo contrario: en determinados casos, algunas de las ocho finalistas, tal vez, sean más dignas merecedoras del premio que las ganadoras.
Sombras Chinescas, leí tu comentario acerca de cómo discurrió tu noche en la ceremonia del Planeta. No seré tampoco yo el que ponga en tela de juicio la opinión que tienes de tu propia novela, pero sé por una amiga que se ha mencionado aquí, que su obra también se presentó sin ser debidamente pulida. Digamos que con algunas erratas. Ahora bien, la esencia de la novela era la misma. En otros blogs (como "ocurrió en Febrero"), su generosa admnistadora, Maribel, ha tenido la amabilidad de contarnos su experiencia como jurado, señalando las cosas que más se valoran en certámenes. Si bien es cierto que un manuscrito plagado de faltas de ortografía o muy graves se descartará, es viable que un manuscrito con erratas pueda pasar el corte, pues contega otra serie de cualidades de más peso para un lector profesional: la historia, los personajes, la emoción que se transmite, y la técnica y la forma en que es trasnmitida.
Comparto, no obstante, tu desaliento, y sé, ahora sí por mi propia experiencia, lo arduo que es abrirse un hueco en el mercado editorial. Todos pasamos por baches largos y profundos, pero para eso estamos por aquí, para animarnos.
Así que: ¡¡mucho ánimo!!
Sergio.

Barbara dijo...

Desvoult te felicito por esta entrada. La visión que tienes de la literatura y el arte la comparto plenamente contigo. A mi me sucede que cuando escribo, y he escrito desde muy pequeña, no lo hacía ni lo hago pensando en ese momento en publicar. Con el tiempo me agradó la mirada ajena de lectura de mis obras, pero fue todo un proceso. Y es cierto que sí tienen peso en uno escritores consagradas lo que pueden valorar acerca de la obra inédita. Descreo en la falta de tiempo como argumento para no leer o rechazar in limine el manuscrito. Considero que depende de la persona que hay detrás del escritor consagrado. Todos contamos con poco tiempo. Creo que es una cuestión de actitud personal de como pararse frente al resto, en este caso ante los escritores noveles o poco conocidos. No podemos generalizar y creer que firman libros de feria en feria, de avión en avion sea tal vez una forma de querer justificarlos. Si alguien le teme a la competencia es parte de su personalidad, y por ende, no niego que no pueda haber escritores que le teman...
Espero que escritores que plasmen su humanidad en el papel, te cruzes en su camino.
Amigo, este sitio es muy grato. Y me dan ganas de hacer uno...
Cariños desde la primavera del Sur
Barbara

Deusvolt dijo...

Je,je...Bárbara qué alegría que te hayas pasado a comentar (aunque ya vi tu comentario en la entrada del árbol).
Oye, lo de crear tu propio blog es buena idea. Eso sí, debes organizarte un poquito porque esto crea adicción, ja,ja..
A mí, cuando hablamos de escritores consagrados, con renombre, etc. Me da la sensación de que olvidamos que son seres humanos. Me refiero a que, como muy bien has apuntado y también el resto de compañeras, en el fondo se trata de una actitud personal y, por tanto, humana. Entiendo la falta de tiempo, los compromisos... y no se debe juzgar a nadie, pero tampoco es cuestión de salir corriendo cuando alguien te menciona la palabra "manuscrito"...En fin, eso no podemos cambiarlo.
Ah, y para terminar, mina de la exhultante primavera, pues sí, ya he tenido suerte con mucha gente con la que me he topado, y que, por cierto, son escritores y escritoras de renombre.
Lo que afirma lo anterior. Hay gente muy buena por el mundo, y no todos son una especie de ogros que muerden a los niños...
¡¡Un beso!!

Sombras Chinescas dijo...

Deusvolt:

En la literatura, como en cualquier otra clase de arte, la forma es indisociable del contenido: un cuadro burdamente pergeñado, por más que represente un paisaje de singular belleza, es un mal cuadro.

Ningún escritor de los que gana un premio de prestigio, como el Herralde o el Felipe Trigo, se presentaría al Planeta a no ser que le garantizasen que va a ser uno de los dos agraciados. Con esto te quiero decir que entre los concurrentes no hay demasiado donde elegir, pero además me consta que tienen buen cuidado de que las obras que acompañan a las dos que se han de premiar no puedan hacerles sombra, no vaya a ser que a algún jurado le remuerda la conciencia.

Y yo no experimento desaliento, ya que asumo que estoy en la literatura para escribir, no para publicar o ganar premios, y para dejarme la vida, no para ganármela. bajo estas premisas, el mero placer de escribir es una recompensa que nadie me puede arrebatar.

Saludos.

Deusvolt dijo...

Sombras Chinescas, estoy totalmente de acuerdo contigo en la definición de escritura. De ahí el título de mi blog. Te felicito por esa visión, por supuesto.
En lo de las obras finalistas, ya te dije mi opinión, y que, por otro lado, carezco de la experiencia que tú has podido tener participando en concursos y premios, puesto que yo apenas lo he hecho.
Me alegra de que te pases por aquí, pues el hecho de que no compartamos opiniones, no quiere decir, en absoluto, que no podamos debatirlas y enriquecernos.
Es un placer tenerte.
Un saludo.